El aguila coronada

Tema en 'Mascotas y Animales' iniciado por Caperucito, 13 Mar 2010.

  1. Caperucito

    Caperucito New Member

    Nombre Científico: Stephanoaetus coronatus (Aguila Coronada)

    Familia: Accipítridos.

    Orden: Falconiformes.

    Clase: Aves.

    Identificación: Alas cortas, anchas redondeadas y cola larga; hembra mayor que el macho y cresta voluminosa en ambos sexos.

    Tamaño: Longitud: 80-90 cm; envergadura: 163 m (macho) y 180 cm (hembra).

    Peso: Macho; 2,7-4 kg; hembra: 3,2-3,8 kg.

    Distribución: Africa tropical y austral.

    Hábitat: Bosques y terrenos arbolados, desde pluvisilvas de tierras bajas hasta bosque de galería y pequeños bosque de montaña; raramente se adentra en sabanas abiertas para alimentarse.

    Alimentación: Se compone sobre todo de mamíferos (especialmente monos, pequeños antílopes, damanes y vivérridos), pero también incluye gallináceas, palomas y grandes sauriso.

    Reproducción: Suele poner dos huevos (más rara vez uno) y la incubación dura unos 50 días; el único pollo que sobrevive n o empieza a utilizar sus alas hasta los 90-115 días.


    http://www.region.com.ar/productos/semanario/archivo/733/imagenes/aves_aguila_coronada_aicas.jpg

    Denominada “leopardo del aire” por su plumaje moteado y por su habilidad para maniobrar entre la espesura, el águila coronada posiblemente es la rapaz más potente y vigorosa de la fauna africana, capaz de matar presas cinco veces más pesadas que ella. Como la arpía mayor y otras águilas de los bosques tropicales, las crías del águila coronada continúan dependiendo de sus padres mucho tiempo después de adquirir su primer plumaje; a menudo, esta dependencia se prolonga de nueve a once meses, lo que puede que contribuya a afinar la inteligencia de una rapaz que ha dado repetidas muestras de comportamientos en los que la memoria y la capacidad de resolver nuevos problemas predominan sobre el instinto.


    ANATOMIA DEL AGUILA CORONADA


    La rapaz más poderosa de la fauna africana

    Perfectamente adaptada para maniobrar entre la densa espesura, el águila coronada se caracteriza por una cola larga y unas alas cortas, muy anchas y redondeadas. Por lo demás, esta poderosa rapaz tiene un pico afilado y arqueado, así como unos pies provistos de garras curvas y afiladas.

    Cresta

    Voluminosa y dividida (recuerda a una corona y de ahí el nombre vulgar del animal), contribuye probablemente a enmascarar la imagen de la cabeza mientras el ave vigila entre el follaje.
    Como en tantos otros accipítridos crestados, la cresta podría señalar su disposición hacia otras aves o indicar simplemente que el águila está hambrienta.

    Cola

    Larga, como sucede habitualmente en las rapaces forestales, que no sólo le permite maniobrar con destreza entre los árboles, sino también cambiar el ángulo de planeo cuando el águila desciende después de encumbrarse.

    Tarsos

    Completamente recubiertos de plumas como en todas las águilas verdaderas, están profusamente barrados de oscuro, como el resto del plumaje de las partes inferiores.

    Ojos

    El iris es de color amarillo pálido, a veces casi blanco. Su enorme tamaño contribuye a la agudeza visual (que, como en todas las rapaces accipítridas, es extraordinariamente elevada), pero no es su única causa. Con su cristalino curvado y situado bastante tejos de la retina, el ojo semitubular del águila funciona de un modo muy similar a un telescopio: la gran longitud focal produce una imagen agrandada, tanto que el ave puede distinguir a su presa al doble o quizás a triple de la distancia a la cual un ser humano sería capaz de detectarla. También mucho mayor que el humano, el poder de resolución del ojo del águila se ve reforzado por los músculos oculares, la elevada densidad de conos en las dos fóveas de la retina, la abertura de las pupilas y los finos movimientos oculares.

    Escudo Supraorbital

    A modo de ceja ósea, este escudo es probable que proteja el ojo cuando el águila se precipita tras una presa entre la densa vegetación.

    Pico

    Grueso, ganchudo y provisto de filos cortantes como el de casi todas las rapaces, es muy poderoso.

    Tibias

    Están dotadas de tendones flexibles (la que acciona las garras, transformándolas en auténticos cepos letales) cuyo volumen casi iguala al de un antebrazo humano y le supera en fuerza.

    Garras

    Gruesas y muy potentes, permiten capturar presas hasta cinco veces mayores que el águila, matándolas de un rápido zarpazo o utilizando, si es necesario, la larga uña posterior, que es tan gruesa como el meñique de un hombre.

    Alas

    Son cortas y muy anchas, lo que permite maniobrar con extraordinaria destreza entre los troncos y las ramas de los árboles, caer en picado desde el aire para posarse suavemente sobre una rama e incluso volar casi verticalmente donde el suelo hasta la rama e incluso volar casi verticalmente desde el suelo hasta la rama. Pese a su gran peso corporal, esta águila es perfectamente capaz de encumbrarse, cobrando primero gran altura para descender luego sobre otra parte de su área de campeo. Sus ancha alas no sólo le permiten remontar las térmica con facilidad y soltura, sino también descender en un vuelo planeador que a menudo termina con un rápido picado. Para cambiar el ángulo de planeo; el águila levanta o baja la cola al tiempo que pliega o extiende las alas.
     

Compartir esta página