Enfermedades Gatunas

Tema en 'Mascotas y Animales' iniciado por Nicolazz, 14 Jun 2009.

  1. Nicolazz

    Nicolazz New Member

    http://www.mundogatos.com/images/gato-enfermo.jpg

    ENFERMEDADES DENTALES:

    El Sarro
    La saliva del gato contiene sales minerales. El sarro es una acumulación de esas sales minerales en la placa dental. Están adheridas a ella. Al acumularse el sarro, se inflama la encía y los tejidos que unen la pieza con el alveolo dental.
    Es frecuente que el diente afectado se caiga.


    La Resorción Dental
    Enfermedad que sufren un 60% de los gatos, aproximadamente. Las posibilidades de que el gato la padezca aumentan con la edad.
    La resorción dental consiste en la aparición de una inflamación de los tejidos adyacentes al diente. Esta hinchazón hace que poco a poco vaya haciéndose más frágil hasta romperse. La raíz se destruye, y puede dar lugar a trastornos de gravedad.
    Los síntomas que puede presentar tu gato si la padece es un babear constante. También se pueden negar a comer o bien se muestran hambrientos ante su plato, aunque no llegan a comer.

    Se desconoce la causa que origina esta enfermedad.

    La Gingivitis
    Es una inflamación de las encías. El primer síntoma que podemos observar es la aparición de una zona roja alrededor del diente.
    Las causas de esta enfermedad son varias: raíces de dientes que han quedado alojadas dentro de la encía, depósitos de sarro, una alimentación inadecuada, infecciones, trastornos del metabolismo...
    La gingivitis favorece el sangrado y dolor de las encías. Puede provocar incluso la perdida de piezas dentales.
    La enfermedad debe ser tratada inmediatamente, pues de no ser tratada puede derivar en una infección general, en una miocarditis bacteriana (infección del tejido muscular cardíaco) o malas digestiones.

    TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN DE LAS ENFERMEDADES DENTALES
    El tratamiento se basa en la eliminación de la placa dental y saneamiento del periodontio, y en tratamientos antibióticos que controlen la infección bacteriana y disminuyan la gingivitis. Este tratamiento consiste en realizar al gato una limpieza bucal, que el veterinario efectuará mediante una suave anestesia.
    Mucha gente utiliza tratamientos caseros, aunque no suelen dar resultado y pueden ser hasta peligrosos. Así que en estos casos no te dejes aconsejar por amigos o familiares y acude a tu veterinario. Si la enfermedad se encuentra en sus comienzos, bastará con la administración de antibióticos.
    No te retrases en acudir pues en los casos más graves, puede ser necesaria la extracción de algunas piezas.

    La prevención es esencial y consiste en lo siguiente:
    El cepillado de dientes se debe realizar con una pasta adecuada y, en un principio, de forma semanal.
    Evita dietas blandas (latas) y especialmente las comidas caseras, restos de nuestra comida o golosinas con mayor contenido en azúcares, ya que tienes que alimentar al gato con alimentos secos, que incorporen en su fórmula pirofosfatos.
    Acude al veterinario para que realice a tu gato revisiones dentales periódicamente.

    OBESIDAD:

    http://www.mundogatos.com/images/gato-gordo.JPG

    La obesidad consiste en la acumulación excesiva de grasa corporal lo que conlleva un exceso de peso de más de un 15-20% del peso ideal.
    Es una enfermedad muy común. Se estima que alrededor de un 20% de los gatos que acuden al veterinario son obesos, y generalmente este no es el motivo de consulta, lo que hace pensar que probablemente este porcentaje sea mayor.
    ¿Y cómo saber si mi gato está obeso?

    El método más adecuado será acudir al veterinario si pensamos que está obeso nuestro gato. Un veterinario le puede ayudar a determinar el peso exacto que debe tener el gato.
    Aunque existe un método practico: es "tocar" las costillas. Entre las costillas y la piel debe haber muy poca grasa subcutánea. Si las costillas no se palpan con facilidad su perro o gato tiene posibilidad de sufrir sobrepeso.

    Causas de la obesidad
    El sobrepeso podríamos asociarlo con diversos factores: disminución o pérdida de la actividad física, periodos más largos de sueño, gatos que habitan en apartamentos, el sexo del animal (más común en hembras que en), si están o no esterilizados (no se debe a un desequilibrio hormonal sino a una falta de la actividad física), edad del gato, así como factores ambientales, sociales y de comportamiento.

    Riesgos para la salud
    La obesidad reduce el tiempo y la calidad de vida del animal.
    Puede favorecer a problemas articulares, alteraciones respiratorias, problemas cardíacos por incremento del trabajo que debe efectuar el corazón, problemas hepáticos como resultado de un hígado graso, dificultades durante el parto, diabetes, problemas dermatológicos, etc.

    Cómo prevenir la enfermedad
    Como sucede con cualquier situación, la prevención es la mayor solución para evitar un problema. En la obesidad sucede lo mismo: Es mucho más difícil que la mascota pierda peso después de haber ganado unos kilos de más. Para prevenir esta anomalía se deben aplicar alguna de los siguientes pasos:
    Reducir la cantidad de alimento que se le está suministrando. Es mejor medir la cantidad de alimento que el animal recibe. Esto ayuda a ser consistentes con la cantidad de alimento y previene la tendencia natural de colocar un poco más en la bandeja.
    Cambiar la dieta por una baja en calorías. Estos productos tienen un menor contenido de grasa y un mayor contenido de fibra.
    Aumentar la cantidad de ejercicio que hace el gato. Podemos incrementar su actividad jugando más con él, haciendo que se mueva y se esfuerce.
    No comer entre horas. Al igual que ocurre con las personas, el exceso de comida y comer entre los horarios de comida son la causa fundamental del exceso de peso
    Y todo esto se puede conseguir más fácilmente si ofrecemos una educación alimenticia al gato desde cachorro. La buena educación alimenticia comienza cuando el animal es cachorro.

    Tratamiento de la enfermedad
    Además de utilizar algunas de las soluciones comentadas anteriormente, el problema también puede resolverse por medio de la clínica veterinaria.
    Si su gato tiene sobrepeso el veterinario puede diseñar un programa de reducción de peso para la mascota de manera individual y puede ayudar a identificar el problema específico y sugerir alternativas. Puede ser útil pesar la mascota periódicamente para ver el progreso.

    ENFERMEDADES OCULARES:

    http://www.infomascota.com/articulos/veterinaria/gatos/2005/5/17/ojos_gatos/ojos_gato.jpg

    Las heridas o infecciones en los ojos de los gatos son fácilmente detectables y se curan, en general, con antibióticos. De todas maneras, es mejor que consultes al veterinario para administrarle a tu mascota el tratamiento más correcto.
    Las siguientes son tres enfermedades más comunes que puedes aprender a detectar en casa:

    Glaucoma
    La córnea se enturbia y el globo ocular se agranda. Es síntoma de aumento de presión en el interior del globo ocular y exige tratamiento inmediato.


    Cataratas
    Opacidad del cristalino, la cual puede deberse a un problema congénito. Generalmente se presenta en gatos viejitos o diabéticos.

    Conjuntivitis
    Enrojecimiento de la conjuntiva, legañas verdes, blancas o amarillentas. Lagrimeo... La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, es decir de la membrana mucosa que cubre la cara interna del párpado superior e inferior. Los síntomas dados pueden ser signo de otras patologías más graves como ser , “glaucoma”, por lo tanto aunque nuestra mascota tenga enrojecimiento ocular, puede ser conjuntivitis u otra enfermedad, que si no se trata puede llegar a poner en peligro la visión del animal.

    OTITIS:

    La Otitis externa es la inflamación del conducto auditivo externo, que es la parte que se localiza entre el pabellón auricular y el tímpano. En algunos casos también se afecta el pabellón auricular.
    Es un trastorno frecuente, afecta a perros y gatos de todas las edades y razas; sin embargo los perros entre 5 y 8 años y los gatos entre 1 y 2 años son los afectados con más frecuencia.

    Los gatos suelen estar al aire libre tienen mas riesgo de padecer enfermedades auriculares, por lo que es importante un control de los conductos auditivos externos periódicamente.
    Durante el baño del animal también debemos tener mucha atención, debemos evitar la entrada de jabón, agua, shampoo o soluciones antiparasitarias externas ya que la entrada de estas sustancias pueden predisponer a la aparición o recaída de una otitis. Para prevenir que estas sustancias entren en el oído del gato, coloca un tapón de algodón impregnado en vaselina liquida para obturar temporalmente el conducto.
    Está demostrado que los casos de otitis externa se incrementan hacia primavera y verano al parecer por la mayor temperatura y humedad en el ambiente.

    ¿¿Cómo saber si mi gato tiene otitis??

    Síntomas
    Sacudidas de la cabeza.
    Se rasca la zona afectada
    Se frota las orejas.
    Ladeo de la cabeza hacia el lado afectado.
    Presencia de exudado, mal olor e, incluso pérdida de audición.

    Tratamiento
    Como ya hemos en varias categorías de mundogatos.com lo primero que debemos hacer cuando nuestro gato esté enfermo es acudir a nuestro veterinario de cabecera. Él se ocupará de nuestro gato de la mejor forma posible y hará todo lo necesario para acabar con la enfermedad.
    De todas las formas, las soluciones que puede darnos el veterinario pueden ir desde Extracción del pelo o la limpieza del oído con agentes ceruminolíticos hasta tratamiento quirúrgico: resección lateral del canal auditivo, ablación de la porción vertical o ablación completa del mismo. Se utiliza en determinados casos para facilitar el tratamiento: estrechamiento grave por hiperplasia y si hay tumores o pólipos.
    Y recuerda, cuando antes atajes la enfermedad más posibilidades de que el problema sea leve. Por ello la importancia de las revisiones mensuales.


    TOXOPLASMOSIS:

    http://www.mundogatos.com/images/toxoplasmosis.jpg

    La Toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria que afecta a casi todas las especies de sangre caliente, (incluso al hombre).
    Los gatos y otros felinos son los únicos huéspedes definitivos del Toxoplasma gondi.
    La Toxoplasmosis es una de las más importantes zoonosis en el mundo, pero a pesar de ser extremadamente común, raramente produce enfermedad clínica significativa.
    Desarrollo de la enfermedad
    El gato se infecta al ingerir parásitos enquistados presentes en los tejidos de los huéspedes intermediarios (carne mal cocida, roedores, aves).
    Tras la ingestión, los organismos parasitarios se reproducen en el intestino del gato y los huevos se eliminan por materia fecal. De todas maneras, los huevos recién eliminados no son trasmisores de la enfermedad. Necesitan un tiempo de 1 a 3 días para serlo.
    Los huéspedes intermediarios, incluido el hombre, que han estado expuestos en algún momento al parásito, poseen defensas, y ya no van a volver a contagiarse otra vez.
    Los únicos grupos de riesgo serian las personas inmunosuprimidas (por ejemplo enfermos de HIV) o mujeres embarazadas que tuvieran contacto por primera vez durante la gestación. Las madres que ya estaban infectadas antes de la concepción estarán inmunizadas o protegidas.

    ¿Cómo saber si el gato está infectado?
    Es extremadamente difícil hacer un diagnostico en el gato.
    Un análisis de materia fecal no resulta específico, la técnica es dificultosa y considerando que sólo eliminan el parásito durante 2 semanas en toda su vida, sin presentar síntomas clínicos, es casi imposible de detectar.
    Una determinación de anticuerpos en sangre podría resultar más beneficiosa.

    ¿Cómo prevenir la enfermedad?
    Cambiar la caja de arena de los gatos todos los días, ya que por lo menos se necesitan 24 horas para que los huevos se hagan peligrosos. La mujer embarazada debe hacerlo con guantes.


    Cocinar bien la carne, evitar manipular la carne cruda, de hacerlo, lavarse bien las manos.
    Evitar que los gatos cacen y se coman los productos de su cacería.
    Higienizar las bandejas sanitarias con agua hirviendo.
    Lavar bien las verduras
    Modos de infección humana
    Sólo existen dos:
    Por transmisión congénita transplacentaria al feto en mujeres que adquirieron la enfermedad por primera vez durante el embarazo o por…
    Ingestión de alimentos contaminados con huevos infectados (por ejemplo verduras mal lavadas, contaminación de las manos de las personas que preparan la comida) o de carne cruda infectada mal cocida
    El tener contacto directo con ellos no significa tener mayor riesgo de contagio.

    ESTERILIZACIÓN DE GATOS:

    El número de abandonos de gatos y perros en un año es enorme. Y éste aumenta año tras año. La cause es el exceso de animales nacidos por descuido. La esterilización de los animales forma parte del control de animales abandonados y es un intento de reducir las eutanasias. Las protectoras de animales están llenas, no tienen más capacidad para acoger más animales. Muchos otros terminan en las perreras municipales dónde serán sacrificados. Pero muchos otros animales no tienen la “suerte” de sufrir esta muerte digna y mueren en carreteras atropellados por coches, en bosques o descampados muertos de hambre mientras sus cuerpos se descomponen y pudren al sol. Para prevenir esto la esterilización es la mejor solución.
    Cada vez son más los gatos que son sometidos a la esterilización con la función de evitar la sobrepoblación de animales y los graves problemas que ello conlleva. Con todo lo visto vamos a hacer un resumen del objetivo de la esterilización.

    En qué consiste la operación
    La esterilización es una operación cuyo objetivo es eliminar definitivamente el celo y la reproducción del animal. Todas estas intervenciones quirúrgicas se realizan con anestesia general y el riesgo es mínimo. No precisan hospitalización. La recuperación total del animal se produce en dos o tres días. El proceso de la operación es diferente dependiendo de si se realiza a un macho o a una hembra. Dentro de cada uno de ellos también existen diferentes métodos de esterilización.

    En los gatos las operaciones más comunes son:
    Vasectomía: ligación de los conductos seminíferos.
    En estos casos conviene efectuar la esterilización entre los seis y ocho meses de edad.
    Castración: La extirpación de los testículos es la medida más extendida en la U.E. para evitar la reproducción del macho. Elimina la producción de espermatozoides y de la hormona sexual masculina, causa de algunas conductas negativas.

    En el las gatas las tres cirugías generalmente practicadas son:
    Ovario histerectomía: Extracción de ovarios y útero. Elimina la producción de óvulos, de la hormona femenina y la aparición de ciclos de reproducción.
    Ligadura de trompas: es más fácil de hacer pero involucra riesgos, con esta operación la hembra sigue produciendo óvulos, aunque se impide que los espermatozoides de los machos se unan al óvulo y lo fecunden.
    Ovarioectomía: consiste en la extracción de los ovarios.

    Objetivos de la esterilización
    Esta operación busca diferentes fines. Entre ellos:
    Evitar la sobrepoblación animal y, con ello, eliminar el problema del abandono de perros y gatos no deseados.
    Es la forma de disminuir el número de animales que se encuentran en la calle viviendo en malas condiciones y que son fuente de numerosas infecciones y enfermedades capaces de afectar al hombre.
    Evita molestias que sufre el felino en los periodos de celo, como que se escape o se pelee con otros gatos.
    Hay estudios que aseguran que la esterilización evita que el animal contraiga ciertas enfermedades relacionadas con el proceso de reproducción y con el parto, en el caso de las hembras.

    wikipedia
     

Compartir esta página