Entrene con vibraciones

Tema en 'Gimnasio' iniciado por Laurita, 4 Sep 2005.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Laurita

    Laurita nocturnar.com

    En estas líneas descubrirá como mejorar su elasticidad y flexibilidad muscular a la vez que incrementa su potencia y quema calorías de un modo totalmente original y entretenido.

    Actualmente el entrenamiento por vibración es muy utilizado en deportistas de alto rendimiento o en centros de rehabilitación, pero este tipo de ejercitación al ser muy eficaz puede ser utilizado por cualquier atleta o deportista amateur que simplemente desee estar en buena forma física.

    De qué se trata

    este entrenamiento Los músculos poseen tendones que detectan de qué modo se realizan el estiramiento y cuál es el grado de velocidad con que se efectúan los movimientos. Cuando los movimientos son bruscos o muy rápidos se envía una señal al sistema nervioso central que devuelve un impulso, generando una contracción involuntaria como si fuera de defensa para evitar una lesión. Cuando se multiplica el número de estiramientos también se multiplica la cantidad de contracciones obteniendo un gran trabajo muscular.

    Este tipo de trabajo llamado entrenamiento por vibración se efectúa sobre una plataforma que genera estímulos mecánicos que luego son transmitidos al cuerpo formando ciertas respuestas reflejo. La frecuencia de las vibraciones puede programarse y, de acuerdo a la programación, se producirán de 30 a 60 estiramientos por segundo desarrollando una continua contracción muscular.

    Este trabajo origina lo que se conoce como súper compensación: el movimiento ininterrumpido cansa al cuerpo; luego se realiza un descanso que favorece la recuperación para finalmente continuar con las repeticiones y lograr que el cuerpo se adapte y consiga un aumento en el rendimiento.

    A través de los reflejos de estiramiento inconscientes se consiguen mejores resultados que con el trabajo muscular convencional debido a que se contraen el 100% de las fibras musculares y la fuerza se incrementa entre un 20 y un 30 % más en un período menor de tiempo (85 % menos) y sin pesos adicionales.

    Lo ideal no es dejar de lado todo el entrenamiento regular que se hace diariamente sino agregar a la rutina este tipo de trabajo físico no sólo para variar sino también para cumplir mejor los objetivos deseados. Si combina los dos tipos de entrenamiento es mejor realizar primero el que es por vibraciones para producir hormonas como la HG, la testosterona, serotonina, IGF1 y precalentar articulaciones y músculos. Y luego llevar a cabo el entrenamiento con carga.

    Ventajas y beneficios

    El ejercicio por vibraciones estimula las fibras musculares rápidas. El trabajo realizado con este sistema se puede practicar rápidamente para conseguir un entrenamiento deportivo o lentamente para realizar una rehabilitación de lesiones.

    Cuando el estiramiento se lleva a cabo en la plataforma, recibiendo una frecuencia de vibraciones menor, los músculos se contraen suavemente, se retraen las fibras y el estiramiento influye en los tendones. Este ejercicio en caso de lesiones tendinosas permite una recuperación mayor. Las vibraciones ayudan a mejorar elasticidad, flexibilidad y movilidad de músculos.

    Otra gran ventaja es el aumento de densidad ósea, por esta causa es altamente beneficioso para las mujeres a la hora de combatir la osteoporosis. Lo mismo sucede con atrofias musculares.

    Produce incremento de flexibilidad, movilidad, mejoramiento de la circulación sanguínea, así como también drenaje capilar y linfático. Además favorece una mayor producción de hormonas necesarias para los procesos cognitivos y de regeneración.

    Estimula la eliminación de celulitis. El efecto de vibración sobre las piernas favorece la circulación y el movimiento suave ayuda a disminuir las imperfecciones celulíticas.

    En los casos de rehabilitación este trabajo puede realizarse sin inconvenientes debido a que posee muchísimas posibilidades de variación postural, así como también se puede trabajar de manera estática o dinámica y mejorar loas limitaciones articulares o musculares.

    Contraindicaciones
    Aquellas personas con algún elemento ortopédico o suplemento de tipo metálico colocado en hueso o articulaciones, como clavos, tornillos, placas, o prótesis no deben utilizar este aparato debido a que la vibración podría ocasionar lesiones al hueso.

    En la etapa de embarazo las mujeres tampoco deben realizar este entrenamiento.
    Las personas con problemas cardíacos, enfermedades cardiovasculares, arteriosclerosis o cardiopatías también forman parte del grupo de riesgo.

    Quienes sufren de diabetes graves también deben ser precavidos porque las contracciones pueden agotar las reservas de glucosa en los músculos y provocar hipoglucemia.
    En casos de operaciones recientes, heridas o problemas de cadera, rodilla o infecciones lo mejor es consultar al médico.

    Si usted tiene en cuenta las explicaciones ofrecidas podrá concretar un nuevo tipo de entrenamiento sumamente beneficioso y original. De todos modos siempre es bueno consultar al médico ante cualquier duda y a un entrenador físico para que le asesore acerca de este sistema de ejercitación.

    Fuente: Revista Health & Fitness
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página