La clave: combinación y constancia

Tema en 'Gimnasio' iniciado por Marcelo, 8 Sep 2005.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Marcelo

    Marcelo cansado

    Para lograr un buen estado físico se deben combinar diferentes disciplinas y mantener un nivel continuo de ejercitación

    Quienes comienzan a ir al gimnasio creen que “si duele, sirve” y que por eso “hay que ejercitar 3 horas seguidas para ver resultados”. Ese mito, tan arraigado entre los atletas amateurs, está muy lejos de la realidad. Para estar en forma no sirve subirse a la bicicleta y pedalear hasta que no puedas caminar, o hacer una ejercitación intensiva durante dos semanas y abandonar.
    La claves es mucho más sencilla: combinar diferentes ejercitaciones y, sobre todo, ser constantes en el ejercicio.

    Laura Vitagliano es cardióloga especialista en medicina deportiva y trabaja junto con Patricia Sangenis en el centro Deporte y Salud. Su trabajo consiste en asesorar tanto a deportistas de alto nivel como a cualquier persona que desea mejorar su estado físico o simplemente mantenerse activa algunas horas semanales.

    “Para cualquier tipo de disciplina que se quiera realizar, es importante recordar que no sirve internarse en el gimnasio seis días a la semana durante un mes y luego olvidarse”, advierte Vitagliano.

    Ciertamente no todos los ejercicios son integrales. Para adecuarse a las necesidades y deseos de los deportistas, las disciplinas varían según el objetivo buscado. Algunas apuntan a ser divertidas y tonificar, otras a mejorar la potencia y respuesta del cuerpo y las más nuevas combinan el yoga con los movimientos lentos para relajar y ejercitar al mismo tiempo.

    Por ello la deportóloga subraya que “nunca se debe hacer un solo tipo de ejercicio. El paciente debe comprender que el mejor resultado se obtiene a través de la combinación adecuada de ejercicios”. Los ejercicios de potencia, como el Cardio Attack, no sirven sin una actividad complementaria aeróbica que mantenga un buen estado físico.

    Todos las disciplinas son buenas pero cada una persigue un objetivo distinto. Es por eso que lo ideal es dejarse asesorar por un profesional. “No todos los gimnasios cuentan con un equipo de especialistas. Por eso, antes de comenzar, lo ideal es preguntarle a nuestro médico de cabecera sobre nuestra salud y luego hablar con un deportólogo que recomiende una rutina de ejercicios. Claro que, si se puede, la mejor opción es tener un personal trainer que cuida de todos los detalles por vos: conoce tus limitaciones, tus gustos, objetivos, y hace un seguimiento minucioso de tu actividad física, logrando así una combinación personalizada de ejercicios”, recomienda la médica.


    Dime cómo eres y te diré qué hacer

    Comprobá tu estado físico

    “Cuando uno comienza una actividad física, hay que tener en cuenta primero cuál es el estado físico de la persona. El que no hace nada y quiere empezar debe realizarse estudios médicos que lo declaren apto para comenzar a ejercitarse”, aclara Vitagliano como primera medida fundamental.

    En el caso de los más jóvenes, su estado físico suele permitirles realizar todo tipo de actividades, pero aún así debe prestarse suma atención a lesiones anteriores y sobre todo al estado de las articulaciones para evitar generar una lesión crónica.

    “Luego ver si tiene o no sobrepeso. Si tiene, lo ideal es recomendarle una actividad aeróbica como la caminata, trotar o hacer bicicleta”, puntualiza la deportóloga. Este tipo de ejercicio permite mejorar el estado físico general, tonificar y quemar grasas: “No conviene que realice ejercicios de alto impacto. Por ejemplo Pilates es ideal porque trabaja tonificación, ayuda a aumentar la masa muscular y trabaja la mente porque requiere concentración en los movimientos. Es perfecto para la gente mayor y los que recién comienzan y tienen sobrepeso”.

    Otra alternativa para los sedentarios, los excedidos de peso o para los que sufren problemas en las articulaciones son las actividades en el agua, como el PowerPool o la natación y gimnasia acuática.

    Buscá lo que te gusta hacer

    El paso siguiente consiste en encontrar el ejercicio que no te aburra para que puedas prolongarlo en el tiempo. Aquellas disciplinas de alto impacto sirven para quienes tienen un cuerpo que responde, los jóvenes o aquellas personas medianamente entrenadas.
    “Si se trata de una persona que le gustan las artes, es tranquilo, lee mucho y goza del silencio, debería buscar disciplinas sin música fuerte. Pilates, Yoga, Power Flex, Tai Chi Pan y Body Balance son buenas opciones”, puntualiza Vitagliano.

    Las actividades de alta exigencia cardíaca, como el Cardio Attack, Spinning, Body Attack y Tae Bo, sirven para mejorar la potencia y la respuesta inmediata del cuerpo. Llevar los latidos del corazón en un escaso período de tiempo al doble de su ritmo normal sirve para deportes de alta exigencia de respuesta, como el tenis de alto nivel, el fútbol, etc.

    Hay otros deportistas que se aburren enseguida, que detestan las rutinas y odian encasillarse en movimientos rígidos. Para ellos existe la variante de ejercitar bailando. Tal es el caso del Jazzercise y el Body Jam.

    Visualizá tus objetivos

    “Si la persona no tiene limitaciones físicas y le gusta hacer de todo, la mejor manera de seleccionar el ejercicio es relacionarlo con sus aspiraciones”, amplía la doctora. Sin olvidar que siempre se debe trabajar la capacidad aeróbica y tonificar, la disciplina seleccionada será en función de lo que busque.

    “Si es maratonista lo ideal es que realice ejercicios que mantengan sus latidos cardíacos entre 70 y 90, estables para mejorar la resistencia, mientras que para niveles de mayor exigencia, para mejorar las potencias cortas lo ideal es el CardioAttack, que lleva el corazón a 160 latidos en poco tiempo”.

    Para los que busquen aumentar la masa muscular, pueden lograrlo utilizando barra de peso y distintos aparatos con la disciplina Body Pump; los que quieran mejorar la agilidad deben inclinarse por el Body Combat; quienes deseen tonificar las piernas pueden realizar Body Step y quienes quieran realizar ejercicios aeróbicos de alta intensidad pueden optar por el Body Attack o Fight Do.

    “La gran variedad de disciplinas combinadas permite que todos encuentren una rutina de ejercicios a su medida. La idea fundamental es buscar el sistema que este más acorde a cada persona, a su edad y a su estado físico, sin lesionarse”, concluye Vitagliano.


    María Eugenia Halbide
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página