Estás en:

¿Cuál es el rendimiento requerido para una inversión?

¿Cuál es el rendimiento requerido para una inversión? A todos nos preocupa saber si estamos ganando lo que debemos Cuando se invierte, es natural buscar tener la mayor ganancia posible. Sin embargo, es muy importante hacer una distinción entre la ganancia en efectivo que nos otorga una inversión y su ganancia real o rendimiento. ¿Qué es el rendimiento? El rendimiento es el ingreso real que nos aporta una inversión, una vez que se han descontado todos los costos. Las dos preguntas que debemos hacernos para poder calcular el rendimiento de una inversión son: ¿Cuánto gané? ¿En cuánto tiempo? Para responder
12/10/10 11:51 hs
@ Rucuca
1 ¿Cuál es el rendimiento requerido para una inversión?
¿Cuál es el rendimiento requerido para una inversión?
A todos nos preocupa saber si estamos ganando lo que debemos


Cuando se invierte, es natural buscar tener la mayor ganancia posible. Sin embargo, es muy importante hacer una distinción entre la ganancia en efectivo que nos otorga una inversión y su ganancia real o rendimiento.
¿Qué es el rendimiento?
El rendimiento es el ingreso real que nos aporta una inversión, una vez que se han descontado todos los costos.
Las dos preguntas que debemos hacernos para poder calcular el rendimiento de una inversión son:
¿Cuánto gané?
¿En cuánto tiempo?
Para responder la primera pregunta es necesario tomar en cuenta todo lo que gastamos para realizar la inversión. Aquí debemos incluir comisiones que pagamos a la institución financiera que maneja nuestra inversión, montos pagados por apertura de cuenta, movimientos y/o renta mensual o anual de la cuenta.
¿Cómo se mide el rendimiento?
La primera unidad de medida de tiempo para las inversiones es el mes. Lo primero es saber cuánto dinero ganamos en un mes, para después expresarlo en términos anuales.
Si con una inversión de $1,000 pesos, al cabo de un mes tenemos $1,100 (descontando todos los gastos adicionales), esto quiere decir que obtuvimos una ganancia neta de 10% durante un mes, entonces la ganancia anual de esa inversión es de 120%.
Sin embargo, no es conveniente realizar el cálculo con sólo un mes de inversión, puesto que puede pasar que el siguiente mes la ganancia varíe y la medición sea inexacta, a menos que se trate de una inversión con intereses fijos.
Lo mejor es realizar promedios de las ganancias de todos los meses para obtener el resultado de lo que realmente se gana al cabo de un año.
¿Cómo se si el rendimiento es bueno?
Saber calcular el rendimiento es importante, pero es distinto a discernir si esa ganancia es suficiente como para considerar que la inversión es valiosa.
Algunos podrán pensar que una inversión cuyo rendimiento es del 13% anual no es conveniente, mientras que otros pueden considerar que el 5% de rendimiento es suficiente. Esta clase de valoración tiende a ser inexacta cuando no se tiene un parámetro para comparar.
Para evitar juzgar las inversiones desde visiones subjetivas, es importante tomar en cuenta un factor crucial: la tasa de inflación del país.
La inflación es el índice que marca el porcentaje en que se eleva el precio de los bienes y servicios. Este indicador nos dice qué tanto más tenderá a subir el costo de las cosas y qué tanto disminuirá, en consecuencia, el valor de nuestro dinero.
Cuando la inflación es muy elevada, el dinero que se tiene ahorrado tiende a depreciarse, puesto que con el mismo dinero se compran menos cosas que antes.
Así, cuando se invierte dinero es importante contrastar la tasa de rendimiento anual con la tasa de inflación esperada para ese año.
Para que una inversión sea buena, su rendimiento tiene que ser mayor a la inflación que experimentan los precios de bienes y servicios.
Mientras más inflación haya, mayor deberá ser el rendimiento. Por ejemplo, si una inversión ofrece una tasa de rendimiento anual de 8%, y la inflación para ese año es de 5%, entonces se trata de una buena ganancia; pero si la inflación fuera del 8%, sólo se mantendría el valor del dinero.
De esta forma, tenemos que el buen o mal rendimiento de una acción es siempre relativo al poder adquisitivo que se tiene en ese momento.
Finalmente, es necesario recordar que antes de tomar cualquier decisión financiera es indispensable estar bien informado y acudir a un experto si fuera el caso.
Fuentes:
Aguer, Mario y Manuel Ahijado (editores) Diccionario de economía general y empresa. Madrid: Pirámide, 2003.
www.bmv.com.mx/
Responder este tema


¿Te gusta este tema? Compartí ahora!

©2014 nocturnar.com