Estás en:

Que Fue De La Vida De Los Actores Del Chavo

Corría el año 1970 y un canal de la televisión mexicano estrenaba el nuevo programa cómico, llamado Chespirito, que incluía los segmentos de El chómpiras, El Chapulín colorado y El Chavo del 8. Su creador era el genial escritor Roberto Gómez Bolaños, un talentoso actor recibido de ingeniero, profesión que nunca ejerció La proyección de El Chavo del 8 adquiere en 1973 un éxito tan grande en todo el mundo que Roberto Gómez Bolaños (conocido como Chespirito por su afición a la escritura y en cómica alusión al sonido español del diminutivo de Shakespeare) decide ampliar el espacio para convertirlo
01/12/09 08:27 hs
1 Que Fue De La Vida De Los Actores Del Chavo
1200693270 vecindario chavo

Corría el año 1970 y un canal de la televisión mexicano estrenaba el nuevo programa cómico, llamado Chespirito, que incluía los segmentos de El chómpiras, El Chapulín colorado y El Chavo del 8. Su creador era el genial escritor Roberto Gómez Bolaños, un talentoso actor recibido de ingeniero, profesión que nunca ejerció

chompiras 2el chapulin colorado 2955 428x600

La proyección de El Chavo del 8 adquiere en 1973 un éxito tan grande en todo el mundo que Roberto Gómez Bolaños (conocido como Chespirito por su afición a la escritura y en cómica alusión al sonido español del diminutivo de Shakespeare) decide ampliar el espacio para convertirlo en una serie humorística.
La historia de El Chavo del 8 (el número ocho se debe al canal por el que se emitía) era muy simple: recorrer a través del humor los problemas cotidianos de las diferentes clases sociales de un barrio pobre de América Latina. Sus personajes cálidos, llenos de inocencia y ternura llegan a transformarse en una suerte de grupo familiar.
La popularidad de la serie fue creciendo, al igual que sus personajes, y con ello los primeros problemas entre los actores. A pesar de sufrir varias modificaciones, la tira cómica continuó grabándose hasta 1992, momento en que deciden dar por finalizado más de 25 años de emisión. A partir de ese momento, cada uno decidió seguir su camino.

Pero…¿Qué fue de la vida de los comediantes luego de abandonar la vecindad?

rgb

Roberto Gómez Bolaños, El Chavo, produjo, actuó y dirigió varias películas (El Chanfle, Música de viento, Que vivan los muertos y Charrito entre otras).
Escribió diversos libros como Y también poemas y El diario del Chavo del ocho, los cuales tuvieron gran aceptación por parte del público. También protagonizó en México, una obra teatral de su autoría titulada 11 y 12, producción que permaneció en cartelera siete años convirtiéndose en la más exitosa de ese país con 2800 funciones realizadas. Se casó hace apenas doce meses con Florinda Meza, después de 27 años de noviazgo.
En 2000, Televisa le da un homenaje titulado "¡No contaban con mi astucia!", commemorando los 30 años de aniversario del programa El Chavo del Ocho.[3]
El 12 de noviembre de 2009, Chespirito fue internado de emergencia en un hospital de la Ciudad de México. Según declaraciones de su hijo Roberto Goméz Fernández; Chespirito tuvo una complicación de la próstata, por lo cual le hicieron una intervención quirúrgica sencilla.

Kiko

Carlos Quico Villagrán, ex fotógrafo de un diario, abandonó el ciclo en 1978 para realizar por su cuenta distintas presentaciones alrededor del mundo.
Declaraciones posteriores de Villagrán, de sus fanáticos e incluso una parte de la prensa, lo atribuyen a celos profesionales de Roberto Gómez, en virtud de que el personaje de Quico era el más popular y divertido de la serie. Era frecuente que las conferencias de prensa se enfocaran en Carlos Villagrán y que lo invitaran a grabar discos y publicidad con su papel habitual.
Además, rumores nunca confirmados involucran a Villagrán en un triángulo amoroso con Florinda Meza, que a su vez mantenía una relación sentimental de varios años con Chespirito.
Según la versión de Gómez Bolaños, fueron simplemente diferencias profesionales irreconciliables, y que él en ningún momento pretendió ser el centro de atención del programa. De hecho hubo episodios en los que su personaje de El Chavo era más bien secundario. Nunca se refirió a problemas de otra índole que causaran escándalo y siempre afirmó que más bien fue Carlos el que renunció a seguir.
Villagrán fue vetado por el uso del nombre y el personaje, por lo que decidió emigrar a otros países representando su mismo papel. El 19 de julio de 2008 en entrevista con el periodista Gustavo Adolfo Infante en su programa "En compañía de" del canal Mexicano de Televisión Cadenatres, Carlos Villagrán declaró que su salida y veto en Televisa se debió a que una vez que abandonó los programas de "Chespirito", el dueño de Televisa, Emilio Azcárraga, lo citó en su oficina y le propuso hacer un programa con el personaje de Quico en Televisa, pero con la imposisión de que lo dirigiera y supervisara Roberto Gómez Bolaños (Chespirito) a lo que Villagrán se negó ganándose con esto el veto por parte de la televisora por casi 30 años.
Carlos no volvió a interpretar otro personaje bajo la dirección de Chespirito para la TV, aunque por contratos adquiridos previamente, Villagrán apareció en 1979 con el papel de "Valentino" en la película "El Chanfle", escrita y protagonizada por Chespirito y dirigida por Enrique Segoviano. Sería la última vez en la que actuarían juntos. La segunda parte fue filmada sin él y otros personajes de la serie.
Más tarde, trabajó en Venezuela en varios programas: "El Niño de papel" (1981), "Kiko Botones" (1981), Federrico" (1982), "Las nuevas aventuras de Federrrico" (1983) y "El circo de monsieur Cachetón" (1985). Estas series no tuvieron el mismo éxito que "El Chavo". Fueron producidas y transmitidas por Radio Caracas Televisión.
La empresa mexicana Tele-Rey le ofreció en 1987 la serie "¡Ah que Kiko!", que le significó el retorno a su país. Chespirito no pudo evitar que usara el nombre del personaje en la nueva serie porque el nombre se escribía de otra manera, aunque fuera realizada en México y apelara a sus derechos de autor.
La trama situaba a Kiko como ayudante en una tienda de abarrotes, cuyo administrador era Don Ramón, interpretado por Ramón Valdés (que después es reemplazado por Don Cejudo); la comicidad radicaba en los problemas que causaba él por su torpeza. Otros personajes secundarios eran los clientes de la tienda, y otros niños vestidos como Kiko.
Los escenarios eran la tienda y el barrio que debía recorrer Kiko repartiendo la mercadería a domicilio. El argumento por sí mismo no resultaba interesante o novedoso para lograr buena audiencia, y tampoco se preveía mucho tiempo al aire.
A ello se sumó la repentina muerte de Ramón Valdés al año siguiente a causa de cáncer en el estómago. En ciertos episodios de 1988, se notaba cierta ronquera y quebranto en la voz de Valdés, pero nadie presagiaba una muerte cercana.
Luego de ello, la serie fue cancelada de inmediato en agosto de ese año, con tan solo unos meses en el canal. Fue la última vez que Villagrán actuó con un programa para la TV.
Después, Carlos fundó un circo (como muchos de sus otros compañeros de serie), "El circo de Kiko", que llevó por varios países de Latinoamérica, hasta que se marchó a vivir definitivamente a Argentina, donde su personaje era ya muy conocido y popular. Actualmente, se encuentra radicado en el barrio de Palermo Soho de la ciudad de Buenos Aires, Argentina.
En el año 2000, en un especial de El Chavo del Ocho, se logró la reconciliación entre Carlos Villagrán y Roberto Gómez Bolaños después de 22 años. Esto fue una noticia muy agradable y entrañable para todos los presentes en el aniversario (que eran todos los personajes de la serie menos Ramón Valdés, fallecido en 1988, Angelines Fernández y Raúl Padilla que fallecieron en 1994, y Horacio Gómez Bolaños que falleció en 1999 a los cuales se les rindió un homenaje).
Roberto Gómez ha establecido batallas legales con los antiguos actores de El Chavo del Ocho para evitar que usen los personajes del programa sin su consentimiento. Ésta es una de las razones por las que Villagrán se mudó a dicho país, donde puede usar libremente el nombre de Kiko ya que Chespirito no tiene derechos de autor en Argentina y el nombre está registrado en México con las letras "Q" y Carlos Villgrán lo registró con las letras "K".

don ramon

A pesar de la fama y el reconocimiento, en 1979 renunció a los dos programas de Chespirito (El Chavo del 8 y El Chapulin Colorado). Algunos rumorean que por desacuerdos de salario, otros dicen que fue porque las polémicas entre sus compañeros de trabajo se hacían fuertes. Le había seguido a Carlos Villagrán, quien había renunciado a fines de 1978.
En 1981 regresa con Gómez Bolaños, actuando en el programa Chespirito. Valdés volvería interpretar a Don Ramón en el Chavo, y a aintiguos y nuevos personajes en diferentes sketches, excepto de "Peterete", pues ya el compañero del Chómpiras en "Los Caquitos" sería el "Botija", interpretado por Edgar Vivar. Permanecería desde inicios de la temporada de ese año hasta finales de 1981.
Alejado de Chespirito, acompaña a Villagrán en su proyecto propio en Venezuela. La comedia "Federrico" se haría allí, producida y transmitida por Radio Caracas Televisión RCTV y Valdés actuaría como "Don Moncho" en 1982. Sólo participaría en la primera temporada del programa, pues el mismo no contó con mucha audiencia y retorna nuevamente a México.
En 1987 regresó a la televisión con su ex compañero de programa Carlos Villagrán en ¡Ah que Kiko!. Su salud deteriorada no podía permitirle seguir actuando así que dejó el programa.
Igual que su hermano Germán Tin Tan, Ramón tuvo muchas mujeres, casándose tres veces. En un lapso de casi 40 años tuvo 10 hijos (Rafael, el menor;...), naciendo el último cuando él ya había fallecido.
Al mismo tiempo en que participaba en películas y al lado de Roberto Gómez Bolaños, tenía distintos oficios simples: granjero, cuidador de yates y cualquier otro trabajo que se le presentara.
Valdés tenía una adicción fuerte al tabaco, podía fumar hasta en la filmación de los diferentes programas de Chespirito. Pero el vicio no terminaria con él, puesto que en realidad sufrió cáncer de estómago, detectado a inicios de la década de los ochentas.
Aún con el peso de la enfermedad, siguió haciendo giras con su circo, entreteniendo a los niños, quienes sentían apego por él. Perú sería el último país que visitaría fuera de México, pues allí sentiría el empeoramiento de su enfermedad, lo que lo obligaría a retornar. Su tarea con su circo y el programa de comedia "¡Ah que Kiko!" quedaría inconclusa debido a ese mal. Todo esto ocurrió en 1987.
Su agonía se sentía entre sus más allegados, entre ellos sus compañeros de las series de Chespirito, Carlos Villagrán, Edgar Vivar y Rubén Aguirre. Después de dos semanas de quedar sedado para evitar el dolor, fallece el 9 de agosto de 1988 a los 64 años de edad, consecuencia del cáncer de estómago que se le expandió hacia la columna vertebral.

florinda meza300x350

Ya en su juventud, su vocación artística la lleva a estudiar arte dramático en la ANDA (Asociación Nacional de Actores), y su evidente capacidad histriónica le hace ganar un espacio en el exitoso equipo de Roberto Gómez Bolaños, desde el año de 1969.
Desde entonces se convierte en la estrella femenina de la serie Chespirito, realizando diversas caracterizaciones como Doña Florinda, La Chimoltrufia, La Popis, Rosa la Rumorosa, etc.
Mujer inquieta, chispeante y emprendedora, Florinda Meza decide implementar sus capacidades de organización, finanzas y sus amplios conocimientos del medio televisivo en una nueva tarea: la de productora de telenovelas, industria de gran renombre en la televisión mexicana.
Florinda Meza es una mujer multidisciplinaria, que lo mismo actúa, canta ópera, baila, escribe, produce, tiene una amplísima cultura y es experta en diversos temas. Pero su principal atributo es la enorme generosidad con que se brinda a los demás, así como su claridad para definir sus objetivos en la vida... y lograrlos.
Nada tiene que ver la vieja fea y amargada que personifica el papel de Doña Florinda, con la verdadera Florinda Meza. Aquella mujer gritona, frívola y malhumorada que nunca se apartaba de su mandil, y mucho menos, de los tubos en su cabeza, es totalmente opuesta en físico y personalidad, a la afamada actriz, guionista y productora, contrariamente al estilo populachero de vieja ‘chusma’ que identificó siempre a la madre de Kiko y novia del profesor Jirafales.
En el 2005, Florinda Meza, adquiere matrimonio civil con Robertos Gómez Bolañoz, con quien viviera después de un largo noviaz, en unión libre por más de 27 años.

370x270 ruben aguirre

Antes de pertenecer al elenco de Chespirito (al final de los 60s), Rubén tenia su propio programa "El Club de Shory" en el cual también participaban Carlos Villagrán y Maria Antonieta.
A pesar de no tener un personaje tan famoso como Quico, Don Ramon o el Chavo, Rubén merece MUCHO crédito ya que fue a través de él que Carlos Villagrán y Chespirito se conocieron.
La creación del 'Chavo' tuvo mucho que ver con Rubén ya que al poco tiempo de pertenecer al elenco de Chespirito (desde 1968) decidió irse a otro canal el cual le hizo una mejor oferta. Al momento tenían el sketch de 'Los Chifladitos' y al haber perdido un actor, Chespirito prefirió crear un nuevo sketch en lugar de remplazar al actor. De ahí nació 'El Chavo del 8'.
Casualmente, el primer personaje de la serie de 'El Chavo' que existió no fue el mismo Chavo sino 'El profesor Jirafales' el cual fue creado para el sketch 'Los Supergenios de la mesa cuadrada' en 1968.
Aguirre nunca volvió a abandonar el elenco hasta su final en 1995. Justo antes de eso (1994), produjo el programa "Aquí está la Chilindrina".
Al igual que otros compañeros del elenco, Rubén también tuvo su propio circo.
También participó de varias películas:
"Santo y Blue Demon contra el Dr Frankenstein" (1974)
"Lo Veo y No Lo Creo" (1975)
"El Moro de Cumpas" (1976)
"Capulina Chisme Valiente" (1977)
"Sabor a Sangre" (1977)
"Chanfle" (1978)
"Chanfle 2" (1981)
"Don Ratón y Don Ratero" (1983)
"Charrito" (1985)
"Viva el Chubasco" (1986)
"Escuadrón Sida" (1987)
"Este Vampiro es un Tiro" (1991)
"El Chivo" (1992)
"Las Aventuras de Fray Valentino" (1994)

edgar vivar 1

Vivar recorrió Latinoamérica, España y EE. UU. Filmó varias películas en México y EE.&UU. En 1997 actuó en la telenovela Alguna vez tendremos alas producida por su coestrella Florinda Meza. Por esa participación ganó ese año el premio al «Mejor actor dramático».
Vivar participó en obras teatrales como Marcelino, pan y vino y En Roma el amor es broma, e hizo un papel cómico como cantante (tiene una bella voz de barítono) en la zarzuela Luisa Fernanda (con la que salió de gira por Miami, Boston y otras ciudades de EE. UU.).
En 1992, abandonó la serie Chespirito (de Gómez Bolaños) ya que su sobrepeso le había causado problemas cardiovasculares. Luego enfrentó un problema glandular que lo llevó a aumentar más de peso. Se internó en una clínica para adelgazar, y luego —gracias a un continuo tratamiento médico— logró bajar 42 kg, lo que le salvó la vida.
Siguió viajando por países donde los shows de Chespirito se mantienen en televisión. Participó en un circo en Argentina, aunque sufrió un accidente cuando intentaba subirse a un elefante como parte de su actuación.
En el 2004 hizo el doblaje del vampiro Max en El show del vampiro, el cortometraje más visto en la historia del cine mexicano, con nueve millones de espectadores. Allí trabajó junto con Rubén Aguirre (el ex profesor Jirafales). Actualmente tiene una propuesta para realizar el largometraje correspondiente, a estrenar en el año 2008.
En el 2005 intervino —con un papel melodramático— en la telenovela mexicana Amarte así, escrita por Enrique Torres. El programa se transmitió con éxito en Sudamérica, España y EE. UU. Hace el papel de don Pedro, un hombre solitario que trabaja como cajero en el restaurante (llamado El Frijol) de su hijastro.
En 2003, Édgar Vivar viajó a Brasil y estuvo en el programa Falando francamente, presentado por Sônia Abrão en SBT, ya en excelente estado de salud y donde recibió muchos homenajes de fanáticos del Chavo (en Brasil bautizado Chaves) y de los trabajadores de la emisora, en especial de la presentadora de Bom Día & Cía, Jackeline Petkovic, que se emocionó mucho al conocer al actor.
Ese mismo día conoció a su doblador en Brasil, Mário Vilela (quien falleció de diabetes el 1.º de diciembre de 2005).
En 2006, dio una entrevista exclusiva a la Radio Jovem Pan, de São Paulo, para hablar la victoria de México en su primer juego en la Copa del Mundo en Alemania, contra Irán, por 3 a 1.
Fue coproductor —junto a Adriana Barraza (actriz mexicana nominada al Óscar)— de la miniserie argentina Posdata, en la que participaron destacados actores mexicanos (Luis Felipe Tovar, Margarita Gralia, Julieta Egurrola, Margarita Sanz y Vanessa Bauche). Se trataba de 24 historias dramáticas de media hora (Vivar actúa en una de ellas), concretadas en 12 programas de 60 minutos.
Realizó una participación especial en el programa La noche del diez (en Buenos Aires), dirigido por el futbolista Diego Armando Maradona.
En no mucho tiempo grabará la segunda parte de Frijolito.
Vivar sufrió dos graves tromboembolias pulmonares que lo mantuvieron en terapia intensiva. Desde 2003 realizó su recuperación (a base de ejercicios respiratorios, el trabajo de los especialistas y medicamentos). Tuvo que cargar un tanque portátil de oxígeno (que ahora utiliza sólo durante las noches). Conociendo sus dotes como cantante barítono y actor, el productor estadounidense Morris Gilbert lo invitó a participar en la comedia musical El violinista en el tejado, pero Vivar no pudo aceptar, pues requería de un esfuerzo respiratorio.
Trabaja en el Consejo Directivo de la ANDI (Asociación Nacional de Intérpretes) de México.
En 2006, Édgar Vivar apareció en la película estadounidense Bandidas (con Penélope Cruz y Salma Hayek), haciendo de gerente de banco. Por un error de guion, fallece en la explosión del banco (los protagonistas lo olvidan desmayado), pero su cadáver desaparece.
En mayo de 2007 participó en la grabación en México de la película All inclusive, del director chileno Rodrigo Ortúzar (Mujeres infieles (2004)). En la película trabajan también la española Mónica Cruz —hermana de Penélope Cruz—, la mexicana Ana Serradilla y las chilenas Leonor Varela y Valentina Vargas. La cinta relata la historia de una familia que llega de vacaciones a un resort «todo incluido» en Playa del Carmen. Vivar tiene un papel corto en el filme, un personaje externo al grupo familiar (un taxista yucateco que trabaja en la Riviera Maya, y le toca alternar directamente con el personaje que interpreta Jesús Ochoa), aunque es un personaje pivote dentro de la historia. Por sus problemas de salud, como requisito para participar en el filme, sólo filmó una de las seis semanas de rodaje.
También representa a un parapsicólogo obsesionado con la muerte en la película producida por Guillermo del Toro (director de las taquilleras Blade II, Hellboy) y dirigida por Juan Antonio Bayona , El orfanato, con Geraldine Chaplin y Belén Rueda (quien en Mar adentro interpretó a la abogada de Ramón Sampedro (Javier Bardem). La película fue rodada en España y se estrenó con gran éxito de taquilla en octubre de 2007, siendo considerada la mejor película española de ese año.
En agosto de 2007 se encuentra en Buenos Aires (Argentina). En septiembre de 2007 viajará a Colombia, donde realizará Tiempo final, una miniserie para RCN que Fox emitirá en el resto de Latinoamérica. A finales de 2007 volverá a su país, México, donde se reintegrará a Once y doce —obra que vive un segundo período de éxito—, junto a Roberto Gómez Bolaños (el Chavo) y Florinda Meza.
Debido a los problemas de salud que le genera la obesidad, decidió finalmente someterse a una cirugía del estómago en enero del 2008 en un hospital de la ciudad de Monterrey (México). Desde mediados de 2008 participa en el programa televisivo Cuestión de peso (emitido por Canal 13), tratando su obesidad.
En medio de sus viajes por el continente, sigue escribiendo su autobiografía, la cual incluye sus años junto a Chespirito, pero también otras etapas de su vida.
En Chile, en el año 2008, tuvo una participación especial en el programa Teatro en Chilevisión del canal chileno Chilevisión.Además junto a la mayoría del elenco de Chespirito fueron entrevistados en el programa Detrás de la pantalla del mismo canal chileno.
—¿Cómo ordena tantos recuerdos?
—Trato de darles forma primero de una manera cronológica y después voy incorporando las acciones e interpretaciones. He tenido una vida muy rica. Antes de ser actor estudié medicina, y tuve contacto con la muerte y con un ambiente totalmente diferente al de los actores. Durante mi época de trabajar en el circo conocí a fondo lugares y gente, sobre todo en otros países.
El sábado 6 de junio de 2009, Vivar fue internado en un hospital de la capital mexicana debido a problemas coronarios. Se le practicaron varios by-pass y dos días después se le dio de alta. Inmediatamente continuó ensayando la siguiente obra de teatro en que actuó, Las Leandras, que se estrenó el 11 de junio de 2009 en el Centro Nacional de las Artes.

bru21

La española Angelines Fernández Abad (nació en Madrid), más conocida como Doña Cleotilde, la bruja del 71, realizó varias radionovelas para la estación Xnew. Participó en diversas películas como Dos judiciales en aprietos, Bella entre las flores y Sor Batalla junto a Maria Antonieta de las Nieves.Fue una reconocida actriz dramática en prestigiosas obras de teatro hasta su muerte, victima del cigarrillo, en 1994, paradójicamente a la edad de 71 años.

asfdasd

Raúl Padilla trabajó en la televisión y en el cine en los años 60's hasta los 90's. La parte fundamental de su trayectoria la cubrió trabajando en la televisión, en programas cómicos y telenovelas, trabajando por más de quince años en los episodios del programa de Chespirito, El chavo del 8 y el Chapulín Colorado. Alcanzó gran popularidad con sus personajes "Jaimito el cartero", del Chavo del 8, y el "Licenciado Morales", de Los Caquitos, trabajando al lado del comediante Roberto Gómez Bolaños desde 1978, en la película "El Chanfle", hasta 1994, poco antes de su muerte. También trabajó durante dos años en el programa cómico "El Mundo de Luis de Alba".
Se casó con la actriz Lily Inclán, con quien tuvo dos hijos: Raúl Padilla "Choforo", quien después seguiría los pasos de sus padres, y Aurelia "Maye" Padilla, escritora, profesora, directora escena y jefa de producción para obras de teatro y televisión.[4] Raúl "Chato" Padilla también inculcó a su hijo Raúl, aunque no de manera tan directa, el deseo de ser actor, ya que, al igual que su padre Juan, viajó y recorrió México y también el extranjero con su familia, actuando junto a su esposa en las caravanas estelares. Esto influenció en la niñez de su hijo Raúl "Chóforo".[5]
En 1975, Padilla trabajó con el internacionalmente famoso actor mexicano Mario Moreno "Cantinflas" en el film de El ministro y yo. Padilla hizo el papel de "El licenciado": un gerente feroz, enojón y que no se lleva muy bien con Cantinflas.
Padilla comienza a trabajar en el teatro el 3 de septiembre de 1923, un día después del nacimiento de Ramón Valdés, con quien sólo actuó en un solo proyecto de Chespirito, la película El Chanfle, de 1978.
Anteriormente, había trabajado con Carlos Villagrán, el popular Quico, en 1968 en una obra de teatro. Al menos, este sería su primer contacto con alguien del elenco de Chespirito y sus proyectos. También actuaría junto con él y Ramón Valdés en la película El Chanfle de 1978, único proyecto de Chespirito donde todos los actores que encarnan el elenco completo del Chavo del 8 actuaron juntos.
A lo largo de su carrera Padilla participó en más de 40 películas.

godines

Horacio Gómez Bolaños que inicialmente se dedicaba sólo al marketing y venta del programa, apareció en El Chavo del 8, personificando a Godinez. Al concluir Chespirito se desempeño como guionista y productor televisivo. Luego junto a su sobrino Roberto Gómez Fernández, hijo de su hermano Roberto Bolaños, se dedicó a manejar todos los negocios de la familia. En 1999, a los 69 años, cuando organizaba junto a Televisa un merecido homenaje a Chespirito, tuvo un ataque cardíaco que le costó la vida.

maria antonieta de las nieves300x350

Sin duda, el personaje más conocido internacionalmente que ha interpretado María Antonieta de las Nieves es el de la Chilindrina en El Chavo del Ocho. La Chilindrina era una niña pecosa, sin un diente, que vivía con su papá, Don Ramón, interpretado por Ramón Valdés.
María se casó con Gabriel Fernández, un productor de la televisión mexicana con el que tiene dos hijos: Verónica y Gabriel. Grabó varios discos y durante más de veinte años recorrió Estados Unidos, Latinoamérica y España con un espectáculo llamado El circo de la Chilindrina. Hoy actúa en la novela Sueños y caramelos, perteneciente a la cadena Televisa.

Fuente:www.infobae.com - es.wikipedia.org
Responder este tema


Descubre otros temas relacionados
El Chavo del 8 - Espectáculos
¿Te gusta este tema? Compartí ahora!

©2014 nocturnar.com