Estás en:

Cómo construir una educación superior para el futuro

Con la mirada puesta en la reunión mundial universitaria de 2009, se celebró la Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe. La declaración final plantea los desafíos en la construcción de una educación sustentable. La construcción de un nuevo concepto de Educación Superior en América Latina fue la premisa de la Conferencia Regional realizada en la Ciudad de Cartagena de Indias, Colombia, del 4 al 6 de junio últimos. Más de tres mil quinientos integrantes de la comunidad académica de la región participaron del encuentro que dejó como conclusión fundamental la definición que establece que "la
17/06/08 15:22 hs
1 Cómo construir una educación superior para el futuro
Con la mirada puesta en la reunión mundial universitaria de 2009, se celebró la Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe. La declaración final plantea los desafíos en la construcción de una educación sustentable.

La construcción de un nuevo concepto de Educación Superior en América Latina fue la premisa de la Conferencia Regional realizada en la Ciudad de Cartagena de Indias, Colombia, del 4 al 6 de junio últimos. Más de tres mil quinientos integrantes de la comunidad académica de la región participaron del encuentro que dejó como conclusión fundamental la definición que establece que "la Educación Superior es un bien público social, un derecho humano y universal y un deber del Estado". A la luz de este enfoque, la universidad debe jugar un papel estratégico en los procesos de desarrollo sustentable de los países de la región.
Auspiciada por el Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC-UNESCO) y el Ministerio de Educación Nacional de Colombia, la Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe (CRES) ha identificado los principales aspectos para tratar en la Conferencia Mundial de Educación Superior, prevista para 2009. A su vez, fueron establecidas las ideas-fuerza para la consolidación, expansión y creciente calidad y pertinencia de la universidad en la región.
El documento final visualiza los retos y las oportunidades de la comunidad académica regional en función de la integración y de los cambios en el contexto global. La declaración afirma que "el objetivo es configurar un escenario que permita articular, de forma creativa y sustentable, políticas que refuercen el compromiso social de la Educación Superior".
La Conferencia Regional de Educación Superior 2008 hace un urgente y enfático llamado a los miembros de las comunidades educativas, particularmente a los encargados de la toma de decisiones políticas y estratégicas, a los responsables de los Ministerios de Educación, de br / Educación Superior, de Cultura y de Ciencia y Tecnología, a las organizaciones internacionales, a la propia UNESCO y a los actores y personas involucrados en las tareas br / educativas y universitarias, a considerar los planteamientos y las líneas de acción que se han br / derivado del debate sostenido en ella acerca de las prioridades que la Educación Superior debe asumir, sobre la base de una clara conciencia respecto de las posibilidades y aportes que ésta reviste para el desarrollo de la región.
En este sentido, la declaración final enumera los campos de acción y objetivos que debe plantearse la universidad regional.
En principio, respecto del contexto, la conferencia concibe a la "educación superior como una herramienta fundamental para la construcción de una sociedad próspera, justa, solidaria y con un modelo de desarrollo humano integral sustentable".
En coherencia con esta definición, se configura a la educación superior como un derecho humano y un bien público social. Cada uno de los Estados debe garantizar el acceso a la universidad a todos los ciudadanos contribuyendo a la "convivencia democrática, a la tolerancia y a promover un espíritu de solidaridad y de cooperación que construya la identidad continental que genere oportunidades para quienes hoy no las tienen y que contribuya, con la creación del conocimiento, a la trasformación social y productiva de nuestras sociedades".
En tanto bien público, se enfatizó en el hecho de que la educación no puede quedar regida bajo reglamentos e instituciones previstas para el comercio ni tampoco por la lógica del mercado. Por esta razón, los estados deben garantizar "el financiamiento adecuado de las instituciones de Educación Superior públicas".
La CRES ordena asegurar el acceso y permanencia en condiciones equitativas y con calidad a todos y todas, especialmente, a quienes provienen de los sectores más vulnerables de la sociedad. Se deben promover modelos educativos que superen la "segmentación y la desarticulación entre carreras e instituciones, avanzando hacia sistemas de Educación Superior fundados en la diversidad". El objetivo consiste en permitir la democratización, el pluralismo, la originalidad y la innovación académica e institucional.
En este sentido, se promueven los valores sociales y humanos de la universidad que debe orientarse a "la formación integral de personas, ciudadanos y profesionales, br / capaces de abordar con responsabilidad ética, social y ambiental los múltiples retos br / implicados en el desarrollo endógeno y la integración de los países, y participar br / activa, crítica y constructivamente en la sociedad".
En cuanto al desarrollo integral sustentable, la declaración final de la CRES establece que la educación científica, humanista y artística deben vincularse con políticas de sustentabilidad. "Se trata de propiciar enfoques que apunten a combinar la atención de los problemas sociales, económicos y ambientales, reduciendo el hambre, la pobreza y la inequidad, a la vez que se mantienen la biodiversidad y los sistemas de soporte de la vida en la Tierra".
Se prestó especial atención a la construcción de redes académicas destacando que su existencia en la región puede contribuir a la unión del potencial científico y cultural para el análisis y la propuesta de soluciones a problemas estratégicos compartidos.
Se reflexionó también sobre el problema de la emigración calificada que se ve acelerada por el reclutamiento de jóvenes profesionales de la región por parte de los países centrales. ¿Cómo enfrentar esta cuestión? La CRES sostiene que deben abrirse "ámbitos locales de trabajo acordes con las capacidades, y el aprovechamiento, a través de mecanismos que minimicen el impacto de las pérdidas, de las ventajas estratégicas que puede significar la emigración calificada en otras regiones para el país de origen cuando éste no pueda absorberla directamente".
Por último, el documento final destina gran parte de su extensión a la integración regional y a su internacionalización. En este sentido, se afirma que resulta "fundamental la construcción de un Espacio de Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Educación Superior (ENLACES), el cual debe formar parte de la agenda de los gobiernos y los organismos multilaterales de carácter regional". En el plano internacional se establece que "es preciso fortalecer la cooperación de América Latina y el Caribe con las otras regiones del Mundo, particularmente la cooperación Sur-Sur y, dentro de ésta, con los países africanos".
La declaración cierra con una esperanzadora cita de Gabriel García Márquez en la que dice que nos toca avanzar hacia "una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra".
Para leer el documento completo, accedé a esta página: FONT color=#0000cc www.cres2008.org /FONT .
Tema Cerrado


Descubre otros temas relacionados
¿Te gusta este tema? Compartí ahora!

©2014 nocturnar.com