Estás en:

Frases de la vida: William Shakespeare

Los amigos que tienes y cuya amistad ya has puesto a prueba / engánchalos a tu alma con ganchos de acero. Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo. Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado. El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia. El sabio no se sienta para lamentarse, sino que se pone alegremente a su tarea de reparar el daño hecho. No tratéis de guiar
01/09/09 18:31 hs
1 Frases de la vida: William Shakespeare
shakespeare


Los amigos que tienes y cuya amistad ya has puesto a prueba / engánchalos a tu alma con ganchos de acero.



Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo.



Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado.



El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia.



El sabio no se sienta para lamentarse, sino que se pone alegremente a su tarea de reparar el daño hecho.



No tratéis de guiar al que pretende elegir por sí su propio camino.



¡Oh amor poderoso¡ Que a veces hace de una bestia un hombre, y otras, de un hombre una bestia.



En la amistad y en el amor se es más feliz con la ignorancia que con el saber.



No temáis a la grandeza; algunos nacen grandes, algunos logran grandeza, a algunos la grandeza les es impuesta y a otros la grandeza les queda grande.



Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras.



El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen.



De lo que tengo miedo es de tu miedo.



Un hombre que no se alimenta de sus sueños envejece pronto.



Me atreveré a todo lo que pueda hacer un hombre. Quien se atreva a más es insensato.



La mujer es un manjar digno de dioses, cuando no lo cocina el diablo.



Las palabras están llenas de falsedad o de arte; la mirada es el lenguaje del corazón.



Ser honrado tal como anda el mundo, equivale a ser un hombre escogido entre diez mil.



El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.



Guarda a tu amigo bajo la llave de tu propia vida.



Anunciad con cien lenguas el mensaje agradable; pero dejad que las malas noticias se revelen por sí solas.



Si todo el año fuese fiesta, divertirse sería más aburrido que trabajar.



Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.



Maestro, quisiera saber cómo viven los peces en el mar. Como los hombres en la tierra: los grandes se comen a los pequeños.



Sea como fuere lo que pienses, creo que es mejor decirlo con buenas palabras.



Procurando lo mejor estropeamos a menudo lo que está bien.



En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser.



Ten más de lo que muestras; habla menos de lo que sabes.



Lloramos al nacer porque venimos a este inmenso escenario de dementes.



El aspecto exterior pregona muchas veces la condición interior del hombre.



Todos aman la vida, pero el hombre valiente y honrado aprecia más el honor.



La vida es como un cuento relatado por un idiota; un cuento lleno de palabrería y frenesí, que no tiene ningún sentido.



El amor alivia como la luz del sol tras la lluvia.



Fragilidad tiene nombre de mujer



Mi corona está en el corazón, no en mi cabeza.



La juventud, aun cuando nadie la combata, halla en sí misma su propio enemigo.



Las improvisaciones son mejores cuando se las prepara.


Fuertes razones, hacen fuertes acciones.



No ensucies la fuente donde has apagado tu sed.



Nosotros debemos nuestra vida a dios, por eso si se la pagamos hoy, no se la deberemos mañana.



Las maldiciones no van nunca más allá de los labios que las profieren.
Responder este tema


Descubre otros temas relacionados
Frases de Vida - Filosofía
¿Te gusta este tema? Compartí ahora!

©2014 nocturnar.com