Estás en:

introducir un nuevo gato en la familia

Pasos Coloca los gatos en diferentes cuartos la primera semana. Esto le dará al nuevo gato un tiempo para poder explorar sin ninguna conducta amenazadora y dará a ambos gatos la oportunidad de olfatear las presencia del otro y empezar a familiarizarse con la presencia de otro animal a su alrededor. Déjalos en el mismo cuarto por cortos periodos de tiempo (bajo supervisión humana). No dejes que alardeen, es necesario que actues como árbitro para que las cosas no salgan de control. Déja que los gatos se olfateen mutuamente. Si empiezan sisear como si trataran de amenzarse, colócalos nuevamente en
22/09/09 13:11 hs
@ Xandro
1 introducir un nuevo gato en la familia
Pasos

  1. Coloca los gatos en diferentes cuartos la primera semana. Esto le dará al nuevo gato un tiempo para poder explorar sin ninguna conducta amenazadora y dará a ambos gatos la oportunidad de olfatear las presencia del otro y empezar a familiarizarse con la presencia de otro animal a su alrededor.
  2. Déjalos en el mismo cuarto por cortos periodos de tiempo (bajo supervisión humana). No dejes que alardeen, es necesario que actues como árbitro para que las cosas no salgan de control.
  3. Déja que los gatos se olfateen mutuamente. Si empiezan sisear como si trataran de amenzarse, colócalos nuevamente en cuartos separados.
  4. Aumenta la cantidad de tiempo que pasan juntos. Adiciona un poco de tiempo cada día. Deja que exploren a su nuevo compañero poco a poco.
  5. Introduce el amor compartido. ¡Vengan los premios! Deja un poco de comida en el mismo cuarto. Asegúrate que es la comida que le gusta a cada gato y haz dos espacios separados para cada una. Los gatos aprenderán que tu intención es alimentarlos a ambos y que no hay necesidad de pelear por la comida.
  6. Comparte algunos juguetes y juega con ellos. En el mismo cuarto, trata de jugar con los ambos gatos de igual manera. El objetivo de este actividad es enseñarles a no amenazarse mutuamente y que ambos serán tratados de la misma manera.
  7. Después de un tiempo, intenta dejarlos solos. En lo posible, trata de mantener un ligero control desde un lugar alejado.
  8. Relájate. Déjalos estar por la casa. Algunas veces ellos tendrán una leve disputa para establecer quién manda. Una vez que hayas hecho todo lo posible para facilitar la transición, déja que la relación entre ellos siga su curso. Eventualmente, los dos podrán estar en el mismo cuarto sin ningún problema. Incluso podrán dormir juntos.
Responder este tema


Descubre otros temas relacionados
Introducir los DNS en Windows XP? - Redes Informáticas
¿Te gusta este tema? Compartí ahora!

©2014 nocturnar.com