Relaciones Exteriores durante el gobierno de José Félix Uriburu

Únete

LIMITES CON EL BRASIL

Tocó al gobierno de Sáenz Peña considerar el litigio pendiente entre la Argentina y el Brasil sobre el territorio de las antiguas misiones, que no había podido ser resuelto en 1890, año en qué fracasó una tentativa de transacción por medio de la división del territorio disputado.

Como consecuencia del acuerdo por ambos países de dar cumplimiento al tratado de arbitraje del 7 de Septiembre de 1889, fue designado defensor argentino el doctor Nicolás A. Calvo, mientras que el Brasil nombró como representante a José María da Silva Paranhos, barón de Río Branco. Muerto Calvo en Mayo de 1893, nuestro país designó en su reemplazo al doctor Estanislao S. Zeballos, para preparar el correspondiente alegato.

El Presidente de los Estados Unidos, Grover Cleveland, árbitro elegido por el acuerdo de 1889, dictó su fallo el 5 de Febrero de 1895, muy pocos días después de haberse hecho cargo del gobierno José Evaristo Uriburu. Dicho fallo fue favorable al Brasil, y de acuerdo con éste (que se limitaba a indicar la ubicación de los ríos que habrían de servir de límite entre los dos países), la Argentina perdió 1.200 leguas de territorio.

En su Memoria de 1895 ofrece el doctor Zeballos pormenores de las ventajas cartográficas con que concurrió el Brasil al arbitraje “El material que ha presentado al árbitro revela largas, pacientes y metódicas investigaciones de conjunto y de detalle, de manera que todo es completo y claro en ellos. Sus mapas comparados, coordinados y reducidos a diferentes meridianos revelan una investigación y labor científica bien dirigida. La República Argentina tenía material trunco. Le faltaban documentos y los mapas más importantes, y mandó por ellos a Portugal y España al último y de prisa, en 1892 y 1893, cuando ya corrían los términos del arbitrajes.
Relaciones Exteriores durante el gobierno de José Félix Uriburu 1 Relaciones Exteriores durante el gobierno de José Félix Uriburu 1 Relaciones Exteriores durante el gobierno de José Félix Uriburu 1
LIMITES CON CHILE

En 1896 se agudizó la tensión en las relaciones entre la Argentina y Chile, y en las calles de Santiago y de Buenos Aires llegaron a desfilar grupos de ciudadanos que pedían armas para terminar con el problema por la vía de la fuerza.

En Marzo de 1893, el ministro argentino en Santiago, Norberto Ouirno Costa, había suscrito con el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, lsidoro Errázuriz, un protocolo adicional del tratado de 1881, mediante el cual se decía. raba absoluta la soberanía de cada Estado sobre su respectivo litoral marítimo: Chile no podía pretender punto alguno sobre el Atlántico, ni nuestro país sobre el Pacífico. Dicho pacto fue aprobado y ratificado por los gobiernos de ambos países.

Las comisiones demarcadoras de límites habían reanudado así sus trabajos, y en mayo de 1895 estaba ya delineada la frontera en Tierra del Fuego, se habían colocado 5 hitos en el encadenamiento principal de la Cordillera de los Andes, y continuaban los estudios para el sector del cerro San Francisco. Pero al dejar el nuevo pacto en pie, las aspiraciones chilenas a hacer del divortium aquarum base de demarcación y no la línea de las altas cumbres, se fue alejando la posibilidad de un acuerdo definitivo.

En 1895, al asumir Uriburu el gobierno, la principal controversia giraba sobre la determinación del punto de partida de demarcación en la Cordillera de los Andes: la Argentina no admitía que fuese el corro San Francisco, por 26 grados, sino un punto de la Puna de Atacama, por 23 grados. En el curso de ese año la controversia se reflejaba polémicamente en artículos periodísticos y folletos publicados en ambos lados de la cordillera.

En Septiembre de 1895, en vista de los desacuerdos que surgían entre los peritos en la explotación y fijación de hitos, los gobiernos de Chile y la Argentina elaboraron un convenio para evitar la suspensión de los trabajos; y al año siguiente formalizaron otro, aclaratorio del anterior. Este último establecía que las operaciones de demarcación de límites entre ambos países se extenderían en la Cordillera de los Andes hasta el paralelo 23 de latitud austral, debiendo trazarse la línea divisoria entre dicho paralelo y el de 26º 52′ 45″.

Paralelamente, y ante la actitud armamentista de Chile, el Presidente Uriburu, apoyado por el Congreso, llevó a cabo una nueva organización militar y emprendió la tarea de adquirir en Europa nuevos buques de guerra para equilibrar en lo posible las ventajas que ofrecía la marina de guerra chilena.

La reforma militar más importante fue introducida por la ley 3318, del 22 de Noviembre de 1895, sobre organización del Ejército y de la Guardia Nacional. El ejército permanente sería formado por voluntarios contratados y por los argentinos que hubiesen cumplido 20 años de edad. En Abril de 1896 se efectuó la primera maniobra, llamada campaña de Cura Mala¡, en la que tomó parte la primera conscripción del país.

Al dejar Uriburu su presidencia no se, había alcanzado la meta de fijar la línea de frontera, pero, a pesar de algunos pronósticos sombríos de guerra, estaban dadas, las bases legales para superar los roces graves mediante negociaciones, peritajes y arbitrajes. El conflicto con Chile influyó, no obstante, poderosamente en la vida argentina, ya que posibilitó actos de política interna: en primer lugar, la reelección de Roca y, en segundo, la división de las dos principales figuras del P.A.N. (Roca y Pellegrini), relacionada con la crisis financiera que la paz armada había comportado.

Deja tu Comentario