20 actitudes de mujeres odiosas

Tema en 'Amor y Relaciones' iniciado por Nicolazz, 30 May 2009.

  1. Nicolazz

    Nicolazz New Member

    1. La segunda madre


    Un refrán dice que primero fue el uno que el dos. Así que usted, resígnese, siempre será ‘segundona’, ni siquiera intente ocupar el lugar de la madre porque no lo vas a lograr.



    2. La intensa



    Esta es la típica que está todo el día pendiente o ‘pegada’. Este tipo de mujeres llama cada media hora, quiere saber todos los movimientos, pretende estar todo el tiempo con él. Sábados, domingos y festivos se queda a dormir en su apartamento, para desayunar juntos, comer y cenar. Todo con él. También quiere que la acaricien todo el tiempo, le hablen estilo bebé y espera besitos cada cinco minutos. De otra forma piensa que algo está mal en la pareja y se pone paranoica.



    3. “Quiero saber todo”


    Si algo enerva a un hombre es que le registren. Esas mujeres que buscan pistas del pasado y secretos en el escritorio, el celular y la billetera mientras él se baña no va a durar demasiado.



    4. La rival


    Entre un hombre y su mejor amiga hay más fidelidad que con su mejor amigo de toda la vida. Los celos por ella solo te traerán rivalidades. Tampoco tenés que adorarla y prestarle tu ropa, pero tratá de aguantártela.




    5. La desesperada


    Nada más notorio que el afán por conseguir novio y, peor, el de casarse. Para esto se necesita inteligencia y el movimiento menos astuto de una de estas desesperadas es ‘sacarle’ cita con los papás al mes de conocerlo, hablar de matrimonio, anillos, luna de miel y hasta lagrimear cuando vea un bebé. Llegar al altar toma su tiempo. No te apures.



    6. La que no gasta


    La caballerosidad es una cualidad que todas aman, pero no abusen. Así como reclaman por sus derechos, no se las den de princesas para que ellos paguen absolutamente todo lo que hacen. Los tiempos cambian y ahora los gastos en las parejas se comparten. Eviten el recorrido por el centro comercial, la joyería, los mejores restaurantes para que les renueven ropero, les amueblen la casa y las lleven a unas vacaciones todo incluido.



    7. El síndrome Excel


    Algo que les molesta mucho son las que les planean todo como si fueran una tabla de Excel. Olvídese de crearles dietas, rutinas de gimnasio, la visita a la mamá o a la prima más querida, y las reuniones de egresados. Deje que él programe las actividades.



    8. Las muy extrovertidas


    Mujeres por demás coquetas, que hablan mucho, que son queridas con todos, que te abrazan, te besan y cuando se emborrachan se transforman. De alma de la fiesta pueden pasar a pesadilla y cada vez que salen no solo devuelven atenciones sino que les hacen ‘showcito’ delante de todos. Eso sí, se arrepienten al otro día.



    9. La mujer antiamigos


    Esta tiene dos características: acompaña siempre al novio pero nunca se integra, es como una especie de mueble y no musita palabra, ni siquiera toma y pone mala cara; o se enoja cuando su esposo sale con sus amigos. Nada les molesta más…



    10. Celos, celos y más celos


    Es verdad que los hombres muchas veces generan estas inseguridades, pero cuando sospechan hasta de la kioskera, la cosa se pone grave e insoportable.




    11. Las criticonas


    Algunas piensan que son decoradoras y dos semanas después de conocer al tipo quieren cambiarle el apartamento, la casa de los suegros les parece anticuada y esperan que pongan tapete en todas las puertas. Sueñan con tirar el afiche de Boca, que nunca deje platos sucios y que la ropa sea solo de marca. Andá armando el bolso…



    12. El odio al fútbol


    Si no te gusta, dejá que él lo disfrute. Algo que de verdad espanta es la mujer que se pone furiosa si el domingo en la tarde es para el fútbol, el estadio, los amigos y unas cervezas, y no para ella.



    13. Disertaciones sobre el amor



    Mujeres, olviden que los hombres quieren discutir sobre el amor, la relación de pareja y los conflictos por tres, cuatro, cinco horas o todo un sábado. Recuerden que el género masculino, aunque ama, es más práctico y no se pone metas cara a cara, reflexiona y jura amor eterno. Ese abrazo al final de una discusión bizantina no es de satisfacción, es puro teatro, comprobado.




    14. La actitud antihogar


    Si quiere perder a su novio en mínimo dos días, dígale que no le interesa la casa, aprender a cocinar, tener hijos y quedarse de vez en cuando en la casa. Nadie quiere sirvientas a la antigua. Pero hay que admitir que son pocos los hombres que se hacen la comida y se ponen a lavar la ropa.



    15. Las autosuficientes


    Es verdad, las mujeres pueden hacerlo todo y hasta mejor que un hombre. Pero esa miradita, esa actitud de sabelotodo, de que no necesita a nadie y esa pose algo masculina no solo espanta sino que enerva. Está bien, son exitosas, pero dejen de repetirlo y recalcarle que ganan más.




    16. El chantaje


    Nada más bajo que jugar con esto. Algunas se proponen hacerlos sufrir y les provocan celos con personajes imaginarios, se mandan flores ellas mismas a nombre de otro, llorisquean para conseguir su afecto, se hacen las víctimas.



    17. Las escrupulosas y las sucias


    En esta categoría entran las santitas y las que se pasan. Eso de apagar la luz, de poner cara de asco y de hacerse las santas después de cierta edad ya no queda bien. Pero ojo, cuando la mujer resulta más sucia que el hombre, también corre el riesgo de asustarlo. Eso sí, no se repriman y muestren sus armas poco a poco.



    18. No es un esclavo


    Mujeres, sus novios o maridos no son sus mensajeros, tramitadores, plomeros, electricistas, choferes y, además, buenos amantes. Eso de pasáme a buscar, lleváme, pasemos por, prestáme y arregláme…no va.




    19. Las comparaciones


    Si entre sus frases más comunes están “con mi ex hacía esto o aquello”, “él era divino” o “él siempre me regalaba”, su relación no tiene futuro. Si los añora tanto, ¿por qué no está con ellos?



    20. Los cuestionarios


    Existen varios, pero uno de los peores es el del sondeo de número de novias, cuántas mujeres pasaron por su cama y cuál fue la mejor en la cama. No insistan en saber en cuál puesto están y piensen, como dice en Desiderata, que siempre habrá alguien mejor y peor que tú.


    me llego por mail :p
     

Compartir esta página