Aprendé Nihongo (Japonés)

Tema en 'Idiomas' iniciado por Yerbanohay, 17 Sep 2009.

  1. Yerbanohay

    Yerbanohay New Member

    El japonés (日本語, Nihongo) es un idioma hablado por más de 127 millones de personas, principalmente en las islas de Japón (Kyushu, Honshū, Hokkaidō, Shikoku y muchas islas de menor tamaño, siendo la más importante Okinawa).

    Su filiación genética permanece como incierta. Se le suele considerar una lengua aislada. No tiene relación alguna con el chino ni con la lengua ainu.

    Es un hecho probado la existencia de correlaciones sistemáticas entre los fonemas de las lenguas primitivas coreanas y del japonés antiguo. No obstante, aún no está claro si esas correlaciones serían debidas a conexión genética o a préstamos léxicos masivos a lo largo de los siglos. Una teoría alternativa adscribe este idioma a la macrofamilia de las lenguas austronesias. Según esta hipótesis el japonés se entendería como la lengua que forma el extremo norte de un grupo del que forman parte las lenguas aborígenes de Taiwan, el tagalo y otros idiomas de Filipinas y el malayo-indonesio en todas sus variantes. En general la investigación contemporánea bascula entre ambas hipótesis, reconociendo un fuerte influjo continental y, al mismo tiempo, la seria posibilidad de la existencia de un sustrato austronésico difuminado por el influjo temprano de las lenguas coreanas primitivas. Gran parte de los investigadores consideran al coreano como una lengua altaica (si bien la categoría de "altaico" es en sí controvertida).

    Desde que en 2500 a. C. pueblos mongólicos llegados del continente comenzaron a poblar las islas del Japón, inicióse el desarrollo de una lengua arcaica (Yamato kotoba) de estructura polisilábica, así como una cultura propia. No sería hasta el siglo III d. C. cuando se introdujo la cultura china por parte de sabios coreanos en las islas. Esta invasión cultural duró aproximadamente cuatro siglos, durante los cuales se introdujeron ciencias, artes, religión y, por supuesto, el sistema de escritura chino.

    Los japoneses utilizaron los caracteres chinos para expresar sus ideas y conceptos, tanto conservando las lecturas chinas como añadiendo sus propias lecturas de esos símbolos.[8] Por ello hoy día, al estudiar el sistema de kanji japoneses deben aprender ambas lecturas. Además, crearon posteriormente dos silabarios para representar todos sus sonidos basándose en simplificaciones de caracteres ideográficos chinos y que se llamarían hiragana y katakana. Este último silabario se utiliza en la actualidad para representar todas las palabras extranjeras.

    Debido a la peculiar historia de Japón, entre sus características se encuentra un sistema de honoríficos que resultan en formas verbales y construcciones gramaticales específicas para indicar el estatus relativo entre el emisor y el receptor, así como el respeto (o ausencia de respeto) hacia la persona dirigida.


    Bueno pasada la parte histórica del asunto, les paso a presentar el kana, que es el conjunto de los dos sistemas simbólicos de la escritura japonesa, los cuáles son:


    Hiragana


    http://elpaisdelsolnaciente.files.wordpress.com/2007/09/hiragana.gif


    El hiragana es el primer lenguaje que se le enseña a los niños en Japón, y se conforma de 46 símbolos, los cuales representan vocales (a, i, u, e, o; en ese orden), sílabas, y diptongos. La única consonante que se puede escribir sola es la "n". Este es el primero que aprendí yo también porque es básicamente la forma básica (sin "kanjis", a ver más adelante) de escribir palabras del idioma mismo.
    Acá les paso una rápida explicación que da la página http://www.kantan.com.ar/Hiragana.htm .

    ¿Como aprender Hiragana?

    El Hiragana es un sistema de escritura bastante sencillo y sus caracteres fueron pensados para ser aprendidos en forma rápida y permitir una rápida escritura. Como dije antes, los niños japoneses aprenden primero Hiragana antes de aprender Kanji. Asi que si los chicos pueden, nosotros también

    Al ver la tabla por primera vez, uno se encuentra con un montón de símbolos totalmente extraños para el occidental y que al principio dan la impresión de ser "muy difíciles " y "todos iguales". Esto es natural porque es nuestro primer contacto con un sistema de escritura muy diferente al nuestro.

    La primera vez, esto símbolos parecerán "iguales":

    あ A

    お O

    también sucederá probablemente con:

    き KI

    さ SA

    y con:

    ぬ NU

    め ME

    Leyendo Hiragana - El primer intento

    Pero no es tan difícil como parece. De hecho, probemos esto: usando la tabla de Hiragana tratemos de "decodificar" estos símbolos en algo legible para nosotros:

    あおい

    かぎ

    ゆめ

    Traten de hacerlo, miren bien cada símbolo y busquen en la tabla la sílaba que le corresponde, hasta completar la palabra.

    Si lo hicieron bien, habrán obtenido :

    あおい A O I "aoi" - Azul

    かぎ KA GI "kagui"- Llave

    ゆめ YU ME "iume" - sueño

    En la primera columna tienen la palabra en Hiragana, en la segunda "la decodificación" de símbolo a sílaba. Entre comillas la pronunciación y a su derecha el significado de la palabra en castellano.

    Fin de la extracción, si quieren ver más les repito la página (http://www.kantan.com.ar/Hiragana.htm).

    Bueno, paso a presentar el otro conjunto de símbolos, el Katakana



    http://lexiquetos.ohui.net/nombres-japones/katakana.gif


    Notarán que las sílabas son las mismas que el hiragana, más algunas agregadas para extender la fonética. La simbología resalta por ser más cuadrada que el hiragana, con nada de rulos y trazos derechos. El katakana es el usado para transladar palabras de otros países al japonés. También se usa para onomatopeyas, y un estilo de letra itálica para resaltar en los textos.

    De nuevo un extracto de una página con una rápida explicación:

    ¿Como aprender Katakana?

    En principio, y esto es válido para Kanji y Hiragana también, debemos ser capaces de asociar cada carácter con su respectivo sonido o pronunciación.

    Como pasa con el Hiragana, al ver la tabla de Katakana por primera vez, uno se encuentra con un montón de símbolos totalmente extraños y que al principio dan la impresión de ser "muy difíciles " y "todos iguales". Esto es natural porque es nuestro primer contacto con un sistema de escritura muy diferente al nuestro.

    La primera vez, estos símbolos parecerán "iguales":

    ン N

    ソ SO

    y también sucederá probablemente con:

    シ SHI

    ツ TSU

    El Katakana es el silabario que se aprende en general luego del Hiragana. Se supone que el hecho de que sus trazos sean más simples debería hacerlo más fácil de recordar que el Hiragana, pero por alguna razón hay gente que le costó más leer de corrido en Katakana que leer en Hiragana.

    Escritura en japonés

    ESCRITURA EN ROMAJI (o decodificación de los caracteres japoneses a nuestros caracteres romanos)

    Traducción al castellano

    Por ej:

    あなたはカルロスさんですか。

    ANATA WA KARUROSU DESU KA

    ¿Tú eres Carlos?

    パソコン

    PASOCON

    Pc (abreviatura de "PAASONARU CONPYUTAA" "Personal Computer"

    メキシコ

    MEKISHIKO

    Mexico

    わたしはアルゼンチン人です。

    WATASHI WA ARUZENCHIN JIN DESU

    Soy argentino.

    テレビ

    TEREBI

    Tv, televisor.

    Fin del extracto (fuente: http://www.kantan.com.ar/Katakana.htm).
    Bueno como verán en los ejemplos de la página, se usa para escribir nombres (que no sean japoneses), onomatopeyas, marcas comerciales, palabras de otros idiomas (un ejemplo: "hansomu-na", del inglés handsome, hermoso, significa justamente eso.

    Bueno, ahora, una de las partes más complicadas y a la vez, fascinantes del japonés: Los kanjis.

    Un extracto de la Wiki:
    Los kanji (漢字, kanji?, literalmente «carácter Han») son los caracteres chinos utilizados en la escritura de la lengua japonesa.

    Dentro del proceso de consolidación del lenguaje japonés, a la par de un desarrollo de alfabeto silábico, se adoptó el sistema ideográfico chino para expresar la lengua. El uso de los kanji es una de las tres principales formas de escritura japonesa, los otros dos son hiragana y katakana, agrupados como kana.

    Los kanji son utilizados para expresar sólo conceptos, a diferencia de su uso en el chino, donde pueden ser también utilizados en su carácter fonético. A un kanji corresponde un significado y se usa como determinante de la raíz de la palabra; las derivaciones, conjugaciones y accidentes se expresan mediante el uso de kana (en especial de hiragana) con el nombre de okurigana. De esta forma conviven tanto el sistema de escritura autóctono (pero derivado de la misma escritura han) y el sistema importado.

    El japonés, al haber adquirido la escritura han (o china) hacia el siglo III, mantiene, al igual que Taiwan inalterados los símbolos que en China continental fueron reformados durante la Revolución Cultural de los años 60.

    Bueno como verán, los Kanjis son ideogramas que representan cosas, y combinados expresan muchas más.

    Los Kanjis son muchos (aprox. 60.000 y contando), por lo que no puedo ponerles una lista acá de todos, pero les dejo varios links interesantes para que vean:

    http://www.kantan.com.ar/Kanji/Kanjimenu2.htm - Página muy buena donde se explica a fondo el significado y usos de los Kanjis.

    http://www.kantan.com.ar/KantanKanji/default.html - Diccionario de Kanjis.

    http://www.kanjisite.com/html/start/jlpt/2/all/index.html - Página que tiene una lista muy completa de todos los Kanjis básicos.

    A continuación, lo básico de la gramática del Japonés.


    Nociones gramaticales del Japonés ( I )

    Empezaremos nuestra primera lección de gramática sentando algunas bases importantes para tener en cuenta: en primer lugar, el japonés no tiene género gramatical, ni número, ni artículos; esto significa que un sustantivo puede leerse de diferentes maneras, y esto dependerá de cómo esté armada la oración.

    Sin ir más lejos, los pronombres, que a continuación conoceremos, no existen como tales, sino que son subconjuntos del sustantivo. Sin embargo, son traducidos como tales para que resulte más sencillo incorporarlos a la manera “occidental”.

    Así, podemos citar la lista básica de pronombres con la que nos manejaremos:
    watashi yo
    anata usted
    kare él
    kanojo ella
    watashi-tachi nosotros
    anata-tachi ustedes
    kare-tachi él
    kanojo-tachi ellas

    Existen otras “versiones” de pronombres, que denotan diferentes aspectos: por ejemplo, para el pronombre de primera persona yo, están también boku, de género exclusivamente masculino, y ore, también masculino, pero interpretado como mucho más “grosero” que boku. La mujer también suele referirse a sí misma como atashi. Asimismo, una versión más respetuosa y formal del pronombre de primera persona singular es watakushi. Para facilitar el aprendizaje, al tratarse de un curso introductorio, nos guiaremos con los pronombres básicos; sin embargo, es importante tener en cuenta la existencia de estos otros tipos.

    Es necesario aclarar que, en general, los nombres y los sustantivos, en el japonés, carecen de número, pero la idea de plural se expresa modificando ligeramente cada palabra al agregar un sufijo. Así, habrán notado que para expresar la primera persona del plural, a watashi (singular) se le adhiere watashi-tachi, y lo mismo sucede con anata-tachi, kare-tachi y kanojo-tachi.

    Ahora bien, intentemos presentarnos. Para hacerlo, tomaremos la estructura básica, que es sustantivo wa sustantivo desu, siendo el primer sustantivo el pronombre, y el segundo el nombre. Es aquí donde debemos empezar a familiarizarnos con las principales partículas del japonés.

    La partícula wa indica que lo que viene antes de ella es el sujeto de la oración (”Yo”), mientras que desu sería un equivalente a nuestro verbo “ser”. Entonces:

    Watashi wa Maria desu.
    Yo soy María.

    La segunda partícula que aprenderemos es ka, y equivale al signo de interrogación, ya que es utilizada para hacer preguntas.

    Anata wa Huan-san desu ka?
    ¿Es usted el sr. Juan?

    Una tercera partícula de importancia es mo, equivalente de nuestro también. Al usarla, en este caso, reemplazamos a la partícula wa.

    Watashi-tachi mo nihon-jin desu
    Nosotros también somos japoneses.

    Otras partículas de importancia son ga, que al igual que wa sirve para indicar el sujeto, o para enfatizar; de, que indica el instrumento con el que se realiza una acción, así como también el lugar donde esa acción se lleva a cabo; wo, que indica el complemento directo de una oración; y ni, que se usa para marcar el lugar y tiempo de una llegada. Estas partículas irán apareciendo en las diferentes oraciones que aprendamos en las siguientes lecciones.

    Antes de seguir, vale recordar tres aspectos importantes:

    1. Como ya sabemos, los japoneses no tienen alfabeto, sino silabarios. Por ende, la pronunciación de palabras extranjeras debe ser adaptada a su fonética, y esto incluye a los nombres. Tengamos presente que la letra l no existe en el silabario japonés, y por lo tanto es reemplazada por la r. No hay una forma única de “japonizar” cada palabra; lo importante es suene lo más similar posible a la pronunciación occidental, pero utilizando el silabario. Por ejemplo:
    Reanduro Leandro
    Roshîo Rocío
    Arekushisu Alexis
    Arehândora Alejandra

    2. Los japoneses utilizan sufijos detrás del nombre para indicar el nivel de respeto con el que se dirigen a ellos. El más común y conocido de todos es -san, cuya función es similar a nuestro “señor/señora”. No utilizar el sufijo -san al dirigirnos a alguien con quien tenemos poca confianza es interpretado por los japoneses como algo muy grosero.

    Otros sufijos comunes son *-chan, usado al dirigirnos a niños pequeños, o entre amigas adolescentes; -kun, de menor carga que el -san, principalmente usado entre compañeros de colegio; y *-sensei, para referirnos a maestros, profesores o doctores, entre otros.

    3. Seguramente sabrán que los japoneses anteponen el apellido al nombre. Así, Juan Pérez pasará a presentarse como Peresu Huan en este idioma.

    Las últimas herramientas gramaticales que aprenderemos en esta primera parte son los pronombres y adjetivos demostrativos y posesivos. No profundizaremos demasiado en sus diversos usos, pero es importante que podamos identificarlos.

    Empecemos con los pronombres demostrativos:
    kore ésto, ésta, éste
    sore eso, esa, ese
    are aquello, aquella, aquel

    La estructura básica con la que los utilizaremos es similar a la primera que aprendimos: pronombre wa sustantivo desu. Entonces:

    Kore wa empitsu desu.
    Esto es un lápiz.

    Sore wa denwa desu.
    Ese es el teléfono.

    Are wa fune desu.
    Aquello es un barco.

    Ahora bien, los adjetivos demostrativos cumplen una función similar a la de los pronombres demostrativos; la diferencia está en cómo está elaborada la oración, y en cuál es el núcleo de la misma.
    kono éste
    sono ese
    ano aquel

    Es aquí donde incorporaremos la partícula no, cuya función es indicar la posesión de algo. A diferencia del de latino (”El lápiz de María”), la partícula no funciona al revés, como el apóstrofe y la s en inglés (”María’s pencil”, “Maria no empitsu” en japonés)

    Kono empitsu wa Maria-san no desu.
    Este lápiz es de la sra. María.

    Sono denwa wa Maria-san no desu.
    Ese teléfono es de la sra. María.

    Ano fune wa nihon-jin no desu.
    Aquel barco es de los japoneses.

    Continuando con la gramática japonesa, es hora de focalizar en lo esencial de los verbos. En el japonés, sólo hay dos tiempos verbales básicos: presente y futuro. Además, como ya mencionamos, agregando la partícula -ka al final de la oración, construímos la forma interrogativa.

    En lo que serían los equivalentes a nuestros verbos regulares, la forma básica de conjugarlos es añadiendo a sus raíces los siguientes agregados:

    * Presente
    o Para el afirmativo, añadimos -imasu, y para el negativo, -imasen. Esto se aplica a los verbos de raíz consonántica, como nomu:

    nomu

    beber

    nomimasu

    bebo, bebes, bebe, etc.

    nomimasen

    no bebo, no bebes, no bebe, etc.

    *
    o En el caso de que el verbo termine en -iru o -eru (verbo de raiz vocálica), sólo se añade -masu o *-masen.

    taberu

    comer

    tabemasu

    como, comes, come, etc.

    tabemasen

    no como, no comen, no come, etc.

    * Pretérito
    o Para el afirmativo, añadimos -mashita, y para el negativo, -masen deshita. Aquí no hay variables entre los verbos de raíz vocálica y consonántica.

    nomu

    beber

    nomimashita

    Bebió, bebiste, etc.

    nomimasen deshita

    no bebió, no bebiste, etc.

    taberu

    comer

    tabemashita

    comió, comiste, etc.

    tabemasen deshita

    no comió, no comiste, etc.

    Por otro lado, es imprescindible aprender a conjugar estos dos verbos irregulares:

    * suru (hacer)
    o El verbo raiz cambia de suru a shi, y luego se le modifica el tiempo verbal como ya aprendimos:

    suru

    hacer

    shimasu

    hago, haces, hace, etc.

    shimasen

    no hago, no haces, no hace, etc.

    shimashita

    hice, hiciste, hizo, etc.

    shimasen deshita

    no hice, hiciste, hizo, etc.

    Algunos verbos utilizan a suru como verbo auxiliar. Es el caso de, por ejemplo:

    benkyô suru

    estudiar

    benkyô shimasu

    estudio, estudias, estudia, etc.

    benkyô shimasen

    no estudio, no estudiaste, no estudió, etc.

    benkyô shimashita

    estudié, estudiaste, estudió, etc.

    benkyô shimasen deshita

    no estudié, no estudiaste, no estudió, etc.

    * kuru (venir)
    o Igual que en el caso anterior, pero aquí la raíz cambia de kuru a ki:

    kuru

    vengo

    kimasu

    vengo, vienes, viene, etc.

    kimasen

    no vengo, vienes, viene, etc.

    kimashita

    vine, viniste, vino, etc.

    kimasen deshita

    no vine, viniste, vino, etc.

    Por último, el verbo desu (ser) tiene su forma particular de conjugación:

    desu

    soy, eres, es

    dewa arimasen

    no soy, no eres, no es, ec.

    deshita

    era, eras, etc.

    dewa arimasen deshita

    no era, no eras, etc.

    Retomando los pronombres, a la hora de hacer preguntas es necesario tener en cuenta los principales pronombres interrogativos:

    nani

    qué

    dore

    cuál

    dare

    quién

    docchi

    cuál (de los dos)

    doko

    dónde

    itsu

    cuándo



    cómo

    nase

    por qué

    Habíamos establecido que la partícula ka era la que nos permitía elaborar una pregunta, funcionando como una suerte de equivalente a nuestro signo de interrogación. Este último, en japonés, puede ser utilizado o no (aunque no se lo considera sustituto de ka). En este curso, optaremos por utilizarlo incluso utilizando ka, por tratarse de una mera introducción al idioma.

    Asimismo, recordarán que la partícula no funciona para indicar posesión de algo, como el apóstrofe y la s en inglés.

    Entonces, combinando los pronombres interrogativos, el verbo desu y las partículas no y ka, podemos elaborar preguntas sencillas.

    Dare no tokei desu ka?

    ¿De quién es este reloj?

    Tokyo no doko desu ka?

    ¿En qué parte de Tokio vive?

    Doko wa kôen desu ka?

    ¿Dónde está el parque?

    Dore wa watashi no seki desu ka?

    ¿Cuál es mi asiento?

    Finalicemos esta lección haciendo una lista de los principales adverbios que debemos incorporar para elaborar oraciones. Los hay de tiempo, de lugar, de cantidad, de frecuencia, etc. Nosotros tomaremos sólo algunos, a modo de introducción.

    Adverbios de tiempo

    ima

    ahora

    mae

    antes

    ato

    después

    kinô

    ayer

    kiô

    hoy

    ashita

    mañana

    mada

    todavía



    ya

    Adverbios de lugar

    koko

    aquí

    soko

    ahí

    asoko

    allí

    ue

    arriba

    shita

    abajo

    mae

    adelante

    ushiro

    atrás

    tooku

    lejos

    chikaku

    cerca

    naka

    adentro/dentro

    soto

    afuera/fuera

    jidari ni

    a la izquierda

    migui ni

    a la derecha

    Adverbios de frecuencia



    ¿cómo?

    itsumo

    siempre

    doko

    ¿dónde?

    tokidoki

    a veces

    nase

    ¿por qué?

    keshite

    nunca

    itsu

    ¿cuándo?
     

Compartir esta página