Biografia de Franz Kafka completa de su vida y obra

Tema en 'Literatura' iniciado por Laura Gonzales, 3 Jul 2013.

  1. Laura Gonzales

    Laura Gonzales New Member

    Franz Kafka es uno de los fundadores de la literatura moderna. Su pretensión de grandeza incluye su servicio en colapso por completo la distancia estética que se había separado tradicionalmente el escritor del lector. En lo que es probablemente su trabajo más famoso de la ficción, Die Verwandlung (1915, traducido como "Metamorphosis", 1936-1938), el protagonista, Gregor Samsa, se presenta al lector como un hombre que se ha convertido en un insecto, la condición de Gregor es Nunca sugerido que una ilusión o un sueño (aunque muchos críticos han comentado sobre sus cualidades oníricas). En su consternación por el resultado de mediaciones distancia estética de Kafka, el lector se ve obligado a renunciar a su habitual función reflexiva y explicativa. Kafka tiene sus personajes que realizan la función explicativa-frenéticamente, en repetidas ocasiones, la auto-contradictoria, y con un nuevo tipo de ironía que ha llegado a caracterizar la literatura moderna. Por último, en una época en que se celebra la misa, Kafka vuelve a dirigir la atención a la persona. Sus caracteres se representan a sí mismos como individuos, y en el caso de los protagonistas y por hombres casi todos sus protagonistas son hombres que representan el propio Kafka.

    http://www.nocturnar.com/imagenes/franz-kafka/franz-kafka-kafka.jpg
    Biografia de Franz Kafka

    Kafka nació el 3 de julio 1883 en Praga, una gran capital de la provincia del Imperio Austro-Húngaro que fue el hogar de muchos checos, algunos alemanes, y un menor número de Judios en Alemania cultivadas, de habla alemana. Su padre, Hermann Kafka, de origen campesino humilde, era un trabajador, de difícil manejo, exitoso comerciante. Su lengua materna era Checa, pero él hablaba alemán, al ver correctamente el lenguaje como una tarjeta importante que se jugará en el concurso para la movilidad y la seguridad social y económica. La madre de Kafka, Julie Lowy Kafka, provenía de una familia con raíces antiguas de Praga y cierto grado de riqueza. Ella se mostró incapaz de mediar en el distanciamiento entre ella brusco, marido dominante y su tranquila tiranizada, hijo, hipersensible.

    El niño y sus tres hermanas menores fueron atendidos en gran parte por un personal transitorio de la mayoría Czechspeaking sirvientes de la casa, ya que cuando Julie no estaba embarazada ella ayudó a su marido en su fantasía-los bienes y negocios de artículos de mercería. A la edad de seis Kafka comenzó a asistir a la escuela alemana, y después habló más alemán que Checa. Cuando tenía diez años ingresó en la Altstadter Deutsches Gymnasium, la escuela preparatoria alemán en el casco antiguo. Kafka, a pesar de su actitud indiferente, era un excelente estudiante. Él visiblemente no era uno de la banda, mientras que él no era totalmente insociable, que se redujo de tomar iniciativas sociales.

    Cuando era joven, Kafka, como su padre, no tenía más que la relación muy superficial con el judaísmo. Él obedientemente memorizado lo que era necesario para su bar mitzvah, pero él ya era un ateo, como era quizás de esperar de un joven fan del drama naturalista, entonces en boga en el teatro alemán en Praga. Su interés en el teatro le llevó a escribir escenarios para ser actuado por sus hermanas en casa. También escribió fragmentos de una novela. Escribir temprana se convirtió en un problema en el antagonismo entre Kafka y su padre, este último continuó desdeñar la escritura como una ocupación indigna mucho después de Kafka se convirtió en un autor publicado.

    Kafka entró en la Universidad alemana Karl-Ferdinand en Praga en 1901. (La universidad se divide en una parte alemana y una parte checa.) Después de inscribirse en la química y tomar un semestre de germanos se pasó a la ley, un campo que tenía la bendición de su padre, ya que proporcionaba la posibilidad de empleo en el futuro. Kafka empezó a llegar un poco más social: entre sus nuevos amigos fue Max Brod, quien iba a ser su amigo de toda la vida y albacea literario. En este momento, también tuvo una relación sexual con una mujer joven y luego con una más antigua.

    Recibió su doctorado en Derecho el 18 de junio de 1907. El 1 de octubre se unió al personal de la Assicurazioni Generali, una oficina de seguros en Praga. Como si la residencia Kafka hacinamiento no fuera ya lo suficientemente desalentador para el escritor en ciernes, la Assicurazioni Generali contribuyó a seis días de la semana, cincuenta horas de trabajo muy aburrido con un ambiente abrasivo. Sin embargo en marzo de 1908 se publicó su primera prosas breves en la revista literaria Munich Hyperion.

    En julio recibió la oportunidad de trasladarse a Instituto de Seguros de Accidentes de los Trabajadores del Reino de Bohemia, una agencia semigubernamental. Mandato de Kafka del checo demostró ser útil en el trabajo, que supuso la resolución de las reclamaciones de indemnización por accidentes de trabajo. Las breves viajes ocasionales fuera de Praga requeridos por el nuevo trabajo fueron invitados a Kafka, su salario era mejor, y sus horas eran más cortas, y su avance fue gratificante. El estruendo y el acoso por parte de su padre en el país siguieron para hacer la escritura difícil, pero podría haber salido si hubiera decidido hacerlo.

    A principios de 1907 se había comenzado a trabajar en una novela titulada "Beschreibung eines Kampfes" (1936, traducido como "Descripción de una lucha", 1960). Había dos versiones, ninguna de las cuales se completaron. Se trata de un diálogo entre el narrador, que es un artista joven comprometido para casarse, y una licenciatura, ambos son proyecciones evidentes de Kafka. Entre los temas abordados, ya que caminan en y alrededor de Praga en un día claro, la congelación febrero, dos son de interés primordial: el artista sufre malestar psicológico bajo el hechizo de su conocido título y el artista casualmente ordena la licenciatura de cometer suicidio.

    En el marco episódica de "Beschreibung eines Kampfes," son dos cuentos que fueron extraídos y, al instar de Brod, publicado en Hyperion en 1909: "Gespräch mit dem Beter" (Conversación con el suplicante) y "Gespräch mit dem Betrunkenen" (Conversación con el borracho). En el primer caso el solicitante es un joven romántico obstaculizado por la autoconciencia en el esfuerzo por entablar conversación fiesta con una chica. A pesar de que no sabe cómo hacerlo, el solicitante insiste en tocar el piano, la chica se comporta como si hubiera jugado excelentemente. El suplicante caro quiere creer que no es torpe, que es tan elegante como los otros huéspedes. Su salida de la fiesta está marcada por su anfitrión le está ayudando en abrigo de alguien más. La idea central de "Gespräch mit dem Betrunkenen" es un cliché, sino una divertida: el presunto beneficio para el pensador en el aprendizaje del borracho. La realidad y la fantasía-estampas de un imaginado Paris-se yuxtaponen en ambas historias. Esta yuxtaposición, junto con una conciencia de sí llamativo y una estructura episódica, indique la dirección ficción madura de Kafka era tomar.

    Coincidiendo con su trabajo en "Beschreibung eines Kampfes", es decir, desde 1907 hasta 1910-Kafka trabajaba en otra novela embrionario "Hochzeitsvorbereitungen auf dem Lande" (1953, traducido como "Los preparativos de la boda en el País", 1954). En este caso hay tres versiones incompletas, de nuevo por escrito principalmente para el beneficio del propio autor, aunque Brod le permitieron leer la obra en curso. El narrador, Eduard Raban, un hombre de negocios de Praga agotado treinta años de edad, es un personaje de Kafka, el nombre Raban, checo para el cuervo, es un criptograma del nombre de Kafka, que en forma Kavka significa grajo en checo. Raban, habiendo comprometido a visitar a su novia Betty y su madre en el país, duda para emprender el viaje. Cuando no se comprometen lo que se ve acosado por la lluvia, las molestias físicas del tren, conversaciones incómodas con compañeros de viaje, y el anhelo de volver a la ciudad. Es inquieto por la oscuridad, el ambiente extraño del campo, y las circunstancias de su llegada solitaria, que es por lo que cualquiera de las tres versiones de la historia.

    "Hochzeitsvorbereitungen auf dem Lande" incorpora elementos narrativos que están empezando a surgir como típico de Kafka: un narrador en primera persona como una persona del autor, una estructura episódica, un quester ambivalente en una misión ambigua, y la ironía omnipresente. Kafka se está moviendo hacia una proyección división más sutil de su persona, en "Beschreibung eines Kampfes" el artista y el título eran personas distintas, cada una representando una parte de la psique del autor, en "Hochzeitsvorbereitungen auf dem Lande" la división está implícita en el narrador, Raban, que sugiere en un punto que está justo despachando su cuerpo vestido para el país: la mayor parte del tiempo, su mente está en una cama confortable en Praga, mientras que su cuerpo está sufriendo los rigores del viaje y la ruralidad. Mientras se encuentra en la cama que se divide aún más mentalmente e identifica parte de sí mismo con un insecto. Presionando sus diminutas patas de insectos a su vientre abultado se imagina a sí mismo susurrando instrucciones a su cuerpo, que se encontraba cerca. Raban realmente no se ha convertido en un insecto, como Gregor Samsa se en Die Verwandlung, él se imaginaba que una parte de él es un insecto. Pero Kafka ha viajado al menos la mitad de la distancia conceptual entre las incipientes "Beschreibung eines Kampfes" y la obra maestra que es Die Verwandlung.

    http://www.nocturnar.com/imagenes/franz-kafka/franz-kafka-Kafka_1.jpg http://www.nocturnar.com/imagenes/franz-kafka/franz-kafka-14934_kafka_franz.jpg

    http://www.nocturnar.com/imagenes/franz-kafka/franz-kafka-franz-kafka.jpg
    Bigrafía: Franz Kafka
    http://www.nocturnar.com/imagenes/franz-kafka/franz-kafka-Franz_Kafka_Brief_an_den_Vater_.gif http://www.nocturnar.com/imagenes/franz-kafka/franz-kafka-FranzKafkaescritorcheco2.jpg
    Mientras escribía sus borradores de "Hochzeitsvorbereitungen auf dem Lande" y completando varias piezas cortas, Kafka también escribía el primer borrador de otra novela, "Der Verschollene" (El que se perdió sin dejar rastro). Desde el punto de vista de la publicación de la historia "Der Verschollene" consta de dos partes: el primer capítulo, DerHeizer (The Stoker), con la que Kafka estaba satisfecho y que fue publicado por separado mayo 1913, y todo, pero nunca terminó la novela, como reunido y publicado por Brod en 1927 como Amerika (traducido como Estados Unidos, 1938). Cuando Kafka publicó Der Heizer aborrecía las otras quinientas páginas. La razón no es difícil de suponer, en las páginas que había empleado muchas de las convenciones de la ficción realista del siglo XIX, un modo rechazó todo corazón. Como crítico, Kafka fue muy duro consigo mismo, pero su estimación de Der Heizer Amerika vis-a-vis se encuentra cerca de la marca, lo cual no quiere decir que ésta es una mala ficción.

    Der Heizer comienza de manera realista. Karl Rossmann, un inmigrante de quince o dieciséis años de edad, está en la cubierta de un barco entrando en puerto de Nueva York. La historia se vuelve cada vez más surrealista cuando se lanza a través de una parte desconocida de la nave en su camino de regreso a la tercera clase para recuperar su paraguas. Cae con un fogonero desafectos, y los dos se abren camino a camarote del capitán. Hay Karl elocuente, pero ineficaz, aboga quejas del fogonero. Una de las muchas personalidades que han abordado es largamente perdido tío rico de Karl, que reconoce Karl. Acompañando a su tío a su magnífica casa, Karl abandona causa perdida del fogonero.

    La brecha entre la supuesta realidad y el estado actual de las cosas es tan penetrante que sea temático. Es cierto que Karl ha sido expulsado de la casa de sus padres en Praga para impregnar un cocinero de treinta y cinco años de edad. Pero sus padres no son pobres, como el narrador declara principios, que son bien-a-hacer e inhumano. Tío Jacob, que rescató Karl porque el cocinero le escribió, da una versión idealizada de la seducción de Karl por el cocinero que Karl tiene que corregir. Sobre todo, sin embargo, es Karl, que carece de una percepción exacta de la realidad. Su ingenuidad es profunda y persistente. Él acepta la crueldad de sus padres con una devoción sin tacha, con cariño imaginar cómo iba a subir en su estima, si tan sólo pudieran verlo valientemente defendiendo la causa de la justicia para el fogonero. Este punto nos lleva a otro tema, que es más importante para la novela que en la historia. El fogonero proclama ruidosamente su germanidad, sino que es una lucha German las maquinaciones de su rumana superior. Rapport abrupta e instintivo de Karl con el fogonero, con quien parece tener poco en común, se encuentra en el fogonero del simboliza el mundo alemán, que, por Karl, se pierde para siempre. Ha sido lanzado en las costas extrañas de un nuevo mundo desconocido. ¿Qué tan extraño es enfatizado por el americanismo visible y consciente de su tío Jacob. Si Karl es un novato alemán no anidada, tío Jacob es un maduro raptor empresarial estadounidense en busca de cada vez más dinero.

    Cada uno de los siete capítulos que siguen "Der Heizer," ya que están organizadas por Brod, coincide con un episodio expulsory. Karl es llevado a una caída tras otra en un país que sigue siendo un enigma para él de principio a fin, incluso el fin de parecer utópico en el que precipitadamente encuentra aceptación. Además, hay dos capítulos incompletas, que Brod lugares en un apéndice; narrativa que pertenecen entre los capítulos penúltimo y final.

    Durante un tiempo, Karl vive en el lujo con el tío Jacob, amigos de negocios de Jacob, el señor Green y el Sr. Pollunder y hoydenish hija de éste, Clara, quien intenta seducirlo. De hecho, es de Karl involuntariamente prolongada por Clara-permanecer en los Pollunders que le pide su repentina expulsión, aparentemente caprichosa de la casa de Jacob. Karl está prohibido siempre en contacto con su tío otra vez. En las calles Karl conoce a un par de operarios vagabundos, Delamarche y Robinson, que lo explotan en gran parte de la novela. Sus resultados de explotación de la expulsión de Karl de su empleo como ascensorista en el Hotel Occidental. La pareja se las ingenió para Karl ser un esclavo en un menage a trois hortera que incluye amante grasa grotescamente de Delamarche, Brunelda. Entre este tipo de explotación y el capítulo final en el que Karl descubre aceptación incondicional en el Teatro de Oklahoma, hay una brecha narrativa que es menos que completamente salvada por los dos capítulos fragmentados con su indicación de degradación de Karl en el hogar Delamarche sucia y cargada de sexualidad y en una espléndida casa de putas cutre en el que tiene algún tipo de trabajo como factotum.

    La explotación y la expulsión son tan a menudo vinculados con la seducción como para hacer este último un motivo. La primera frase de la novela informa al lector de que la sirvienta seducido Karl y tenía un hijo de él, lo que le cortó la seducción de su vida anterior y lo depositó en Estados Unidos, donde el patrón se repitió una y otra vez. De ninguna manera son todos seductores posteriores de Karl como exitoso o completa como Johanna Brummer, la sirvienta, la mayoría no lo son, Clara Pollunder entre ellos. Teresa Berchtold, un secretarytypist en el Hotel Occidental, no es más que un encanto inocente coqueteo que trae Karl una manzana regalo. Pero la culpa de Karl es, en general, simplemente existencial, él no tiene que hacer nada, que no tiene que morder una manzana para validar su culpabilidad.

    En respuesta a un cartel de reclutamiento del Teatro de Oklahoma, que assertedly tiene un mensaje para todos los solicitantes, Karl se encuentra con su viejo amigo, Fanny-, excepto que el lector está en la oscuridad acerca de su amistad más allá, que no se cuenta en la novela publicada. Fanny es ya un miembro de la compañía, uno de los cientos de mujeres vestidas como ángeles, montado en un pedestal alto, tocando trompetas. Después de la reunión inicial, sin embargo, Karl nunca ve Fanny nuevo, es contratado como asistente técnico, y se envió a diferentes compañías del Teatro de Oklahoma. Como Karl está en el tren rumbo a Oklahoma la novela rompe con una descripción de los arroyos de montaña y el aliento frío creciente de ellos. Definitiva como estas imágenes puede sonar como un símbolo de la muerte, el lector debe recordar que esto es simplemente que Kafka dejó de escribir.

    La atmósfera de fantasía sobre el Teatro de Oklahoma inherente en parte en el hecho de que es, precisamente, un teatro, el reino de la fantasía, y Pardy en la percepción del lector que es un tipo muy poco común de teatro: enorme, amable, socialmente benéfica , con los brazos abiertos en su política de contratación, e inescrutable. Si quieres ser un artista, su signo proclama, ven y únete a nosotros. En este teatro, incluso un asistente técnico es un artista. Kafka, un artista muy consciente de sí mismo mantener un trabajo mundano, puede ser dando a entender que la fantasía es esencial para la salvación del artista.

    Es el lector imaginar que la novela de largo probidad de Karl (aunque sí da un alias para el entrevistador teatro), su ingenuidad mezclada con orgullo, su docilidad, su poco ridículo deseo de complacer, realmente van a permitirle encontrar la redención para lo que es culpable? Esta es la esencia de la lectura escatológica promulgada por Brod y se refleja en su edición y subtitulado de la obra inacabada de Kafka. Es una visión muy durable, especialmente entre los estadounidenses en sintonía con finales felices. Hay muy poco en Amerika para justificar una lectura tal, incluso en el último capítulo. En lo que parece un final paródica los principales temas de los capítulos anteriores se levantaron sobre sus cabezas. Cuando Karl se había encontrado con hostilidad, ahora se encuentra con amabilidad. Donde la vida había consistido en una explotación tras otro, de Johanna Brummer adelante, ahora se encuentra con la aceptación. Cuando la injusticia se había impuesto en todas partes, ahora hay justicia dulce. Y ahí está la promesa, bajo el ala benigna y expansiva del Teatro de Oklahoma, de siempre más cordialidad, la aceptación y la justicia.

    De vez en cuando se sugiere que Amerika es un Bildungsroman, una novela picaresca, o una novela naturalista de la reforma social. Es, de hecho, ninguno de estos. No hay información adicional se puede ganar mediante el análisis como una novela en la que el héroe en desarrollo está formado por sus experiencias, de tal forma que para entrar con éxito y prevalecer en el mundo de la clase media. Porque, a pesar del ambiente al revés en el que se encuentra en el Teatro de Oklahoma, el propio Karl no ha cambiado. Él aparentemente se entera de nada, o excesivamente poco, de sus tribulaciones en alien Latina. Él sigue siendo un europeo en todo, con cándidos, percepciones y expectativas inmaduras de Europa. Es revelador que, en el último capítulo que todavía está clasificado como un alumno Europeo escuela intermedia.

    Tampoco es Karl el pícaro pícaro sobrevivir al jugar malas pasadas a los miembros de la sociedad burguesa. No juega trucos, otros juegan una mala pasada. Él no actúa sobre su entorno, que actúa sobre ella, y apenas en su beneficio. Mundo social de Karl, es cierto, es que el común de las novelas picarescas, donde la clase media y los mundos criminales proletarias y pequeño cruzan. Pero él no juega un papel muy al contrario del picaro de.

    Tampoco Amenka una novela naturalista de la reforma social. Algo naturalista es-mucho a la angustia de Kafka, y, desde su punto de vista totalmente burguesa, Kafka fue realmente simpático con las víctimas de la industrialización urbana en los alrededores de Praga y perspicacia muestra la difícil situación de los explotados. La reforma política y social, sin embargo, no fue la tendencia de la motivación de su arte, que tiene una base mucho más individual.

    En Praga 05 1910 Kafka descubrió con Brod, y estaba fascinado por el polaco Yiddish Musical Compañía Dramática de Lemberg (ahora Lvov, Ucrania). Otro grupo de actores yiddish, también de Lemberg, jugado en Praga en el invierno de 1911-1912, Kafka asistió una veintena de actuaciones y se convirtió en un amigo de jizchok Lowy, uno de los actores. Estos teatros yiddish austeros habilitadas Kafka para ver, de manera que la memorización de su bar mitzvah nunca lo hizo a medias, las interrelaciones vivos y penetrantes de la tradición y la cultura judía.

    El 13 de agosto 1912 Kafka conoció a Felice Bauer, que visitaba las brods desde su casa en Berlín. Atraído por ella hasta el punto de ser aún más que generalmente consciente de su supuesta torpeza, él sin embargo poco después se describe con bastante poco romántico objetividad, incluso desfavorable cómo primero se le apareció. Poco tiempo después escribió y dedicó a ella la novela Das Urteil (1916; traducido como "La Oración", 1928), su primera obra maestra. Su base es muy autobiográfico, aunque el tema del conflicto interno inherente a los judíos asimilacionistas debe algo a la de Brod novela de 1912 Arnold Beer: Das Schicksal eines Juden (Arnold Beer: El Destino de un Judio).

    En la primera parte de la novela corta de doce páginas, que Kafka escribió en una sola sesión de 22 hasta 23 septiembre, 1912 entre las 22:00 y las 6:00 AM, Georg, un joven empresario próspero, escribe una larga carta en la que un amigo soltero en San Petersburgo (ahora Leningrado) que se ha convertido comprometido con una chica llamada Frieda Brandenfeld, es Frieda quien ha insistido en que Georg transportadora esta noticia. En el curso de la carta se revela que Georg ha hecho cargo de la empresa familiar y la guió hacia el éxito deslumbrante, relegando a su padre viudo, con quien vive, a la jubilación estéril.

    http://www.nocturnar.com/imagenes/franz-kafka/franz-kafka-200px-Kafka_portrait.jpg


    La inversión occidentalizada de padre-hijo papeles-con todo lo que ello implica para la familia judía tradicional organización jerárquica-es la carne de la segunda parte de la historia. Georg se enfrenta a su padre en la habitación de atrás sin aire y le dice al viejo que ha escrito a su amigo con la noticia de su compromiso. El anciano en un principio descarta la existencia del amigo como broma. Pero entonces él es aparentemente dotado de un espectacular resurgimiento de la fuerza y ​​la dominación, proclama que está en contacto con el amigo Petersburgo, cuyo representante es él y que sería un hijo a su corazón. Georg se va a casar, el anciano lo sugiere, porque su novia se levantó la falda. Cuando Georg toma represalias con invectivas, las sentencias padre a su hijo a la muerte por ahogamiento. Georg cumple puntualmente por corriendo y saltando de un puente cercano, afirmando su amor filial.

    El componente autobiográfico está ampliamente respaldada por las entradas del diario de Kafka: Georg es Franz Kafka, el padre de Georg Hermann Kafka, Frieda Brandenfeld es Felice Bauer. Un tema edípico se sugiere: cuando su madre aún vivía, Georg parece haber sido un hijo obediente y diligente. Pero ahora que se ha comprometido, es decir, sexualmente potentes, también es comercialmente potente: se ha desplazado a su padre y permite a sí mismo de imaginar la muerte del padre. Una posibilidad temática más además de los de la disolución de la familia en los judíos asimilados y la dinámica de la familia de Kafka es la del artista solitario atrapado por las responsabilidades mundanas: Georg, un escritor reducido a escribir cartas, podrá considerar el matrimonio burgués como una poderosa amenaza para aún más la escritura, por lo que su cumplimiento unreluctant con el juicio de su padre a la muerte.

    Cualquiera de las posibilidades temáticas que el lector prefiere, probablemente debería reexaminar su tendencia natural a identificarse con Georg, la víctima ostensible. De hecho, Georg está lejos de ser admirable. Su manipulativeness se revela en la carta: él está tratando de dar la apariencia de extender una invitación sin realmente hacerlo. También manipula a su padre, que es, probablemente harto de ella. Su principal preocupación Frieda no está relacionado con el amor y, a pesar de grueso insinuaciones, tal vez no sea el sexo de su padre, sino al hecho de que ella viene de una familia próspera.

    En noviembre y diciembre 1912 Kafka escribió Die Verwandlung. La escritura tomó cerca de tres semanas, dos de ellos se superponen con funciones adicionales como un superintendente suplente de la familia recientemente adquirida fábrica de amianto, y por supuesto, sus funciones en la oficina de seguros siguió como de costumbre. De esta mezcla desagradable de las preocupaciones vino uno de los trabajos más leídos y discutidos de la literatura universal: una tragedia terrible y, sin embargo comic del aislamiento del hombre moderno, insuficiencia, y la culpa existencial. Muere Verwandlung representa un avance sustancial en la técnica una Das Urteil, y aún más en Amerika, que todavía estaba incompleto en el cajón de Kafka.

    Mientras Amerika es floja y episódica, nunca tuvo la intención de Kafka que se publicará, Die Verwandlung es compacto, artísticamente y formalmente estructurada, y al menos por un corto tiempo tuvo la aprobación de su autor. Después de algún equívoco Kafka acordó su publicación en Die Weissen Blatter y en forma de libro de Kurt Wolff en 1915, aunque para entonces había vuelto a cambiar de opinión acerca de su calidad: se encontró con la historia en su conjunto para ser imperfecto y lo ilegible final.

    Al igual que el nombre de Raban en "Hochzeitsvorbereitungen auf dem Lande", el apellido del protagonista de Die Verwandlung, Gregor Samsa, es un criptograma del nombre de Kafka. Mientras Gregor Samsa comparte con su predecesor ficción Raban la distinción de convertirse en un insecto, la metamorfosis de Gregorio es muy diferente, ya que es involuntario, total e irrevocable. Un viajante de comercio, Gregor despierta en su casa una mañana aburrida después de una noche de sueño con problemas para encontrarse a sí mismo transformado en un monstruoso insecto de escarabajo. No se puede ir al trabajo tedioso que ha prestado apoyo financiero a sus padres y su hermana, que está preso en una habitación y sometido a la persecución violenta de su padre ya la atención progresivamente disminuida y solicitud por su hermana. Al no encontrar satisfacción o alimento en la comida fresca que inicialmente le trae, y teniendo cada vez menos interés en el sustento de cualquier tipo, alternativamente ignorado y perseguido, se muere de hambre y muere, entonces es arrastrado y eliminado por la mujer de la limpieza.

    Muere Verwandlung consta de tres secciones con números romanos, cada uno con su propio clímax. El primer clímax se produce cuando Gregor, después de haber aventurado imprudentemente de su dormitorio, es atacado por su padre-que, no por casualidad, ha retomado su papel de sostén de la familia. En el segundo clímax Gregor se volvió atrás de nuevo a su habitación, esta vez su padre inicia una manzana en él, que alberga en su espalda y se pudre. En la tercera sección, atraídos por la sala de estar por violín de su hermana, Gregor por última vez es llevado de vuelta a su habitación, donde llega la muerte. Después de la eliminación puntual de sus restos a su familia, boyante de alegría, va en una excursión de primavera en el país. Aunque Kafka encontró más adelante este final ilegibles, no obstante es una conclusión wellmotivated, dando a la historia un sentido de totalidad integrada rara vez se encuentran en la ficción de Kafka anterior.

    Al igual que en Das Urteil, el distanciamiento entre padre e hijo es temáticamente fundamental en Die Verwandlung, en un momento Kafka tuvo la idea de publicar las dos novelas, junto con Der Heizer en un solo volumen que se titulará "Sohne" (Hijos). En Die Verwandlung, sin embargo, logra un agarre más firme artística en su distanciamiento personal. Sin embargo, el componente de Edipo al acecho, así como un sentido de contrapeso del humor, son a la vez a la vista cuando Gregor está obligado a presenciar la escena que él, sobre todo, prefieren no ver: su madre, tropezando en una masa de enaguas eliminado rápidamente , lanzándose sobre su padre, con quien comparte perfecta unión sexual.

    No es sólo la energía sexual del padre que revive, en el ámbito económico la reactivación no es menos marcada. De jubilación prematura que resurge, coincidiendo con la transformación de Gregor, a la dirección fiscal de su familia asediada, orgulloso en su nuevo papel como banco de mensajero. Incluso en casa que lleva el elegante uniforme de su nuevo llamamiento, con sus botones dorados y manchas de grasa acumuladas. En la reanudación de la gestión del presupuesto familiar, se encuentra este último no estar en tan mal después de todo: que contiene una reserva que inexplicablemente había escapado el colapso de la antigua empresa familiar y partos prolongados y arduos de Gregor han liquidado gran parte de una familia la deuda a su empleador. Restaurado a su autoridad pequeñoburgués adecuada, Samsa alto aun se siente lo suficientemente amplia para permitir la puerta de la habitación de Gregor que se dejó abierta para que pueda tener el consuelo de ver a la familia agrupada alrededor de la mesa de la lámpara iluminada.

    Grete Samsa es la única con la que el Gregor metamorfoseado tiene ninguna relación. Sus sentimientos, sin embargo, pueden sobrevivir ni la disparidad tremenda entre sus situaciones personales ni su aparición desde la adolescencia. Al principio, ella sirve Gregor su comida a conciencia y hace lo posible para que se sienta cómodo en sus nuevas circunstancias. Ella se convierte en el experto de la familia de Gregor, su representante a su madre sin comprender ya su padre antagónica y revitalizada. Pero lidiar con los impredecibilidades de un hermano insectos resulta demasiado para la joven idealista, que en unos dieciséis años de edad sufre su propia metamorfosis en una joven perspicaz, práctica-mente. Ella honra la memoria de su hermano perdido, pero ya no se opone a la idea de librar su vida y la del error que ahora mora en la habitación de sus padres.

    El clímax de la metamorfosis de Grete y de la difícil situación de Gregor llega cuando interpreta un concierto de violín improvisada por sus padres y tres inquilinos de la familia, todos los cuales se aburren y hostil. Por otra parte, Gregor se conmovió profundamente, como si descubrir el alimento espiritual que anhelaba, y se arrastra desde su habitación. Como un ser que nunca había tenido el más mínimo interés por la música, pero ahora, la nave de su materialismo humano a humano, se ve impulsado hacia una unión mística con la música y fantasea encarcelar a su hermana y su violín en su habitación con él para siempre, y su fantasía sugiere latente deseo incestuoso, puesto en libertad ya que la música libera su deseo espiritual.

    Cuando los inquilinos con entusiasmo exigir explicaciones por la presencia de Gregor y su avance hacia la música, termina el recital de violín. Mientras que los inquilinos dar aviso, Grete se precipita en su habitación y en una ráfaga de mantas y almohadas destreza hace sus camas. Su violín se desliza en el suelo con un ruido fuerte, que simboliza el rechazo definitivo de Gregor. Su hacer la cama torbellino sugiere la aceptación de su función doméstica adulta en el mundo real, la esencia de su metamorfosis. Es Grete que ha tomado para referirse a Gregor como "él" y que lo encierra en su habitación poco antes del final. La última mirada de insectos, ya que se ve obligado de nuevo a su habitación se encuentra en su madre, a quien el tumulto de la escena ha dejado en un estado de profundo sueño.

    Mientras Gregor ha transformado y su padre y su hermana han sido fundamentalmente, aunque menos espectacular, transformada, su madre se mantiene sin cambios y un tanto periférica a la acción. A menos hostil que el padre y con ocasionales destellos de visión superior a la hermana, ella es en su mayor parte insegura de sí misma, sobreexcitado, sujetos a embargo asmática, demasiado ansioso por complacer a su marido, la imagen verdadera de la clase media agobiada ama de casa.

    El lector no está obligado a llorar por Gregor. Ya sea antes o después de su transformación, Gregor no es adecuado para la existencia de una carga que se vio obligado a llevar, él es incapaz de articular su deseo de un alimento diferente, y así se llega a ver que debía desaparecer. Con una manzana-el fruto del conocimiento-pegado en su espalda, él simplemente se seca de un no muy querido fuertemente auto-inanición de sí mismo. O tal vez su muerte no es muy querido en absoluto, sino simplemente un allanamiento. Fuera de su ventana de la madrugada empieza a iluminar el mundo como la cabeza se hunde en el suelo y respira su pasado. Iluminación de última hora a partir de una ventana o puerta de entrada se produce en el momento de la expiración de más de un héroe Kafka. Es un tema de debate crítico si esta luz debe ser tomado como un signo de esperanza escatológica o debe ser tomado con ironía.

    En paralelo con el tema en gran parte autobiográfica de la relación padre-hijo es el tema de perder y recuperar el estado burgués. El restablecimiento de la familia bajo el dominio del padre se confirma irónicamente por el narrador de dar a los padres de nuevo sus títulos burgueses adecuados: tras el cuerpo de Gregor está certificado como sin vida que sus padres vuelvan a ser señor y la señora Samsa en lugar de padre y madre. Poco después, se nota que su hija está bien formada Grete y matrimonio; haber sacrificado Gregor en el altar de la respetabilidad de la clase media que están dispuestos a hacer lo mismo, sólo la mecánica es diferente a Grete. Todo el mundo, incluso Grete, se encuentra en un buen estado de ánimo mientras se embarcan en su salida el domingo. No sólo se ha apartado Gregor, pero su partida permite más amplia auto-autenticación burguesa que los Samsas habían conocido.

    En 1913 y 1914, Kafka realiza en una intensa correspondencia con Felice Bauer. Fue un prolífico escritor de cartas y parecía estar en su elemento en el cortejo por correo, a pesar de que incluye una buena porción de selfdoubt sobre el matrimonio. Dudaba que pudiera combinar los roles de escritor y marido burgués, y la antigua era más importante para él. Visitó Felice tres veces en 1913, ya principios de 1914 se trasladó a Berlín para verla de nuevo. La visita de dos días, sin embargo, dio lugar a una mayor duda y la incomprensión mutua. Sin embargo, sólo cuatro meses después, el 12 de abril, su compromiso fue anunciado oficialmente sólo para romperse, ante la insistencia de Kafka, el 12 de julio. Sus cartas y diarios muestran que, además de la percepción de la incompatibilidad entre la escritura y las exigencias de la vida doméstica de la clase media, que consideraba la escritura como medio de escapar de incompatibilidad que los de una vida tan horrible que lo comparó con un submundo. Incierta relación de Kafka con Felice durante este período de prueba fue mediada por una amiga de Felice, Grete Bloch, quien más tarde afirmó que Kafka era el padre de su hijo.

    En agosto de 1914 los treinta y un años de edad, Kafka, después de haber terminado la novela In der Strafkolonie (1919, traducido como "En la colonia penitenciaria", 1941) y han comenzado a trabajar en la novela DerProzeß (1925, traducido como El Juicio, 1937 ), finalmente se mudó de la casa de sus padres. Se trasladó por segunda vez después de sólo un mes, en ninguna parte, al parecer, podía escapar de la distracción de las posibles molestias.

    Primera Guerra Mundial, que estalló en agosto de 1914, parece haber tenido un efecto muy remoto en Kafka. Debido a su posición con la compañía de seguros semigubernamental fue inicialmente exentos de la movilización. Después de un viaje a la devastada por la guerra Hungría en 1915 trató de alistarse en el ejército pero fue rechazado: en 1914 su incipiente tuberculosis le había diagnosticado bronquitis.

    In der Strafkolonie se encuentra en una localidad marítima y tropical, ya que parece ser tanto como el anteriormente conocido colonia penal francés en la Isla del Diablo, el lector tiende a hacer que la identificación. Kafka, que se celebra en otro lugar la ausencia de la distancia entre el punto de vista de los acontecimientos narrados narrativa, aquí interpone una distancia notable entre el explorador-narrador y los acontecimientos impactantes que él describe. El efecto es de sangre fría, lo que contrasta con eficacia tanto en el calor tropical y el ardor del verdugo y su antiguo superior, el antiguo comandante de juicios sumarios de culpa y de ejecución. Los juicios se llevan a cabo por un oficial que preside una máquina de ejecución horribles, que en virtud de un nuevo comandante ha sufrido de una falta de piezas de repuesto y es apenas utilizable. El célebre explorador extranjero es testigo de primera para una ejecución abortado y luego que él no podía haber esperado. Un simple animal como soldado, ha recibido la orden de despertar cada noche cada hora sobre la hora de saludar a la puerta de su capitán. A las dos, una mañana no pudo levantarse y no tomó amablemente después de ser azotado en la cara, ni le pido perdón al capitán. La sentencia pronunciada contra él es que se mató en la máquina de ejecución. No se le ha permitido conocer la acusación formulada contra ella, para ofrecer una defensa, o incluso de comprender la frase. En cualquier caso, la culpa en la obra de Kafka no está sujeta a duda.
    http://www.nocturnar.com/imagenes/franz-kafka/franz-kafka-KAFKAretorno.jpg
    El oficial a cargo de la ejecución de la máquina, evidentemente, con la esperanza de que un dignatario extranjero bien impresionados podría inducir al nuevo comandante para apoyar la renovación y mantenimiento de la máquina, proporciona una larga explicación tendenciosa, mientras se prepara el equipo para el condenado. No está diseñado para trabajar con rapidez. Sus víctimas entregar el alma en doce horas, tiempo durante el cual su sentencia se inscribe en su carne por el aparato-el soldado rebelde es tener la leyenda "Ehre deine Vorgesetzten" (Honra a tus superiores) cosido a su cuerpo. Antes de la muerte, el oficial cree, las víctimas llegan a una idea de su culpabilidad y su condena-que experimentan una transfiguración.

    En su estado actual, improvisado aparato presenta un contraste decidido su anterior operación eficiente. En los días de su esplendor, bajo el patrocinio agresiva del antiguo comandante, enormes multitudes acudieron a presenciar y ser iluminados por su trabajo. Ahora nadie asiste, incluso el nuevo comandante se aleja. La decrepitud de la máquina es señalada por el fuerte chirrido de una rueda dentada muy desgastado.

    A pesar de la presión ejercida por el oficial, el explorador se niega a prometer su apoyo a este método de ejecución antes de que el nuevo comandante. En ese momento, la ejecución se detiene, el condenado se retira del aparato, y el oficial toma su lugar. Él no puede llegar a la entrada, pero la máquina se inicia en sí e incluso tiene una duración de un tiempo sin el ruido de la rueda dentada desgastada. Pronto, sin embargo, el conjunto de engranajes viene completamente aparte, la frase resumen del oficial en el mismo se lleva a cabo en menos de doce horas. La expresión de su cadáver sugiere ningún indicio de la idea anunciada y la transfiguración.

    La situación aparentemente anacrónica del funcionario, una obviamente unfavored, superviviente incluso en peligro de la administración predecesora, sugiere un tema nietzscheano. Este tema requiere que el lector percibe el viejo comandante-que ahora está muerto, pero cuya lápida profecías de su resurrección y la recuperación de la antigua colonia-de una manera positiva, como el representante de una época dura y justa cuyos valores han sido suplantados por una menor riguroso orden suave con matices de debilidad femenina y la compasión. Señoras del nuevo comandante suministran el prisionero condenado con dulces antes de su cita con la máquina, así como desviar el comandante de ejercer adecuadamente su autoridad. Se ha sugerido que las mujeres incluso han ablandado el oficial a cargo de la ejecución de la máquina, para pañuelos varias damas se ven dentro de la banda para el cuello de su uniforme inadecuadamente no tropical, ayudando a absorber el sudor producido por el desempeño de su oficina. El trabajo de la máquina en la toma de sus víctimas a ver la luz sugiere Nietzsche de valoración del dolor como un maestro, aunque la sugerencia es libre de implicación paródica: la afirmación del funcionario que la expresión final de las víctimas revela transfiguración no puede ser verificado en su caso, .

    La historia puede ser interpretada como un análogo de la crucifixión de Cristo, con la máquina de ejecución permanente de la cruz. Los primeros críticos de Kafka menudo apoyaron esta interpretación, y se ha vuelto a favor a pesar del obstáculo que Kafka no era cristiano. Las afirmaciones de que Kafka, heredero de una tradición asimilacionista pero cada vez más interesada en el judaísmo, coqueteó con convertirse en cristiano son bastante correctos. Por otra parte, el oficial bastante no divino en In der Strafkolonie no muestra signos de resurrección, y sus rasgos no reflejan la transfiguración que atribuyó a las víctimas de la máquina en el transcurso de su tortura-ejecución. Es tentador sugerir que la ejecución del agente es una parodia de la crucifixión, que la interpretación que parece cuestionable, sin embargo, por la misma razón que una interpretación exclusivamente religioso es poco probable: la escasez de suficientes detalles de identificación.

    Prescinde de ficción posteriores de Kafka con la perspectiva narrativa distanciado representados aquí por el explorador visitar. En las últimas obras hay una estrecha relación, incluso una completa identidad entre el punto de vista y el protagonista narrativo. Lo que se sacrifica en la tensión narrativa se sustituye por una psicología sutilmente compleja.

    Pocas semanas después de terminar su compromiso con Felice Bauer en 1914 Kafka había escrito todo pero el último capítulo de Der Proieß, ese capítulo se completó en 1916. Kafka le dio el manuscrito a Brod en 1920. A pesar de la voluntad del autor de que sea destruido, Brod se encargó de tener la novela publicada después de la muerte de Kafka.

    Brod arregló los capítulos numerados de la novela de acuerdo con una secuencia basada en el recuerdo de Kafka de haber leído la novela en voz alta ante un grupo de amigos, sin embargo, la evidencia interna ha sugerido una secuencia diferente a muchos críticos. (Kafka gustaba leer Der Prozess a sus amigos, el primer capítulo dio especial lugar a carcajadas por parte del autor y el público condicionado a la desconcertante y elementos grotescos en la ficción de Kafka y la solemnidad que caracteriza a su recepción Anglo-American, uno. . pueden tener dificultades para tener en cuenta la alegre primera recepción de la novela, pero hay de hecho Humor allí y en otros lugares Kafka No se había enamorado del teatro yiddish de nada:. él sabía la comedia de la situación interna, y era no por encima con una sola línea y parodias de estilo burlesque.)

    La novela es fundamentalmente autobiográfico. El protagonista, Joseph K., comparte muchas características con el autor: él es un hombre de negocios en Praga cuyo apellido empieza widi una K; además, Joseph K. acaba de pasar su cuenca trigésimo cumpleaños como Kafka había observado su trigésima primera. Los acontecimientos de la cubierta de la novela, un año, y Joseph K. es asesinado en la víspera de su trigésimo primer cumpleaños.

    La estructura es episódica, apenas menos que el de Amerika. Personajes con frecuencia desaparecen para no volver a lo sumo para reaparecer fugazmente. Pero Der Prozess no es una historia de detectives con caracteres y líneas que delimitar y bien resuelto. El enfoque de la novela no es la Ley que acosa a Joseph K. a la muerte, sino que él mismo y sus respuestas defectuosas a las maquinaciones de la Ley de Joseph K..

    Una mañana, Joseph K. es detenido sin haber hecho nada malo. Él todavía está en cama en su habitación en casa de huéspedes de la señora Grubach cuando dos guardias, el rango más bajo de los funcionarios de la Corte, irrumpieron a arrestarlo. Los guardias, Franz y Willem, no saben lo que se le imputa, sino que sólo saben que su detención ha sido precedida por una investigación adecuada y que la Ley no se le da a la acusación frívola. Los oficiales de la ley, los funcionarios más altos que los carceleros, no van a la caza de la delincuencia, sino que se sienten atraídos por los culpables. Al dar a uno de los guardianes de su propio nombre, Kafka llama la atención, ya sea irónico o notto la autenticidad comprometido de su héroe "autobiográfica", K.

    Como alto funcionario del banco Joseph K. sabe más que un puñado de ley. (En un proyecto descartado que se muestra como un confidente y amigo de los abogados y los jueces. Supresión de este capítulo de Kafka demuestra su inclinación por la economía de la narración.) Sin embargo, su arresto para lo lanza por sorpresa que no utiliza ni siquiera su madre ingenio muy sensiblemente: se ve un poco tonto loco hurgando después de su licencia de bicicleta, con la intención de presentarlo a los guardianes como documentación que debería conducir a la caída de su caso. Los guardias comen su desayuno, y luego ofrecen a conseguir un desayuno para llevar para él desde altiva vista-no muy limpio cafetería un parecer en K. 's lado de la calle.

    La llegada del inspector de pagar K. una audiencia preliminar a la derecha en las instalaciones de Frau Grubach no hace nada para informar a K. de la acusación formulada contra ella. El inspector recomienda que, en lugar de intentar tan duro para averiguar cuál era su delito, que debía estar pensando más en sí mismo. El contexto de la recomendación tiende a reforzar el tema: es el cumpleaños trigésimo K. 's, punto de división de la vida. Como un verdadero adulto, K. debería abandonar sus respuestas argumentativas y la racionalización y participar en la contemplación seria de su auto. Él puede ser un niño prodigio en el negocio bancario, pero en su vida personal que es claramente inmaduro. Sin duda, la Corte omnisciente que ha ordenado el arresto K. 's ya sabe que K. le ha dado poca importancia a sus responsabilidades familiares y que toda su vida emocional se compone de una vez a la semana las citas para tener sexo con Elsa, una camarera cabaret.

    La propia audiencia es una comedia de irregularidad, llevado a cabo en la habitación de otro de los inquilinos de la señora Grubach, señorita Burstner, que está ausente durante el día. Mesilla de noche de la señorita Bürstner está puesto en servicio como un escritorio. Los dos guardias torpes están unidos por tres jóvenes anémicos que están de pie alrededor sin hacer nada, K. considerar seriamente, y mostrar una curiosidad impropia de las fotografías personales de la señorita Burstner. Este grupo heterogéneo se vio desde la ventana de enfrente por una pareja de ancianos curioso y salaz.

    El lector no conozca Fräulein Bürstner bien, aun cuando, mucho más tarde en la novela, ella aparece en persona. K. obviamente está enamorado de ella en la que la amistad galante y el deseo de hablar se mezclan con la lujuria y la envidia de su ser en una fecha posterior a 23:00 Ella es el personaje ficticio de Felice Bauer, con quien Kafka había roto su compromiso. Kafka nunca se da por primera vez el nombre de Bürstner, en la novela publicada que se refiere siempre como Fräulein Bürstner y en el manuscrito por las iniciales FB

    Es una extraña forma de arresto en las que Joseph K. encuentra. No es para ser remolcado lejos, decreta el inspector, que no debe ser impedido de proseguir su vida normal, incluyendo volver a trabajar en el banco tan pronto como termine la audiencia. Para acompañarle allí el inspector ha detenido a los tres jóvenes con anemia, que, de repente cae en la cuenta K., son sus subordinados en el banco. Su fracaso antes de identificarlos por supuesto, puede ser atribuido a la sorpresa de su detención y las circunstancias excepcionales que lo rodean. Algo adicional, sin embargo, se refleja aquí: la separación hermética de sus mundos personales y profesionales, la compartimentación rígida de sus percepciones. La flexibilidad no es una de las ventajas que K. se lleva con él en su contienda con la ley y los tribunales. Por ejemplo, si la disposición K. 's eran de un molde preconcebido menos rígida, podría haber obtenido una guía útil de consejos poco sofisticado, pero lúcido de Frau Grubach. Libremente admitir que ella no entiende arresto K. 's, se va a afirmar que no hay necesidad de entenderlo. K. no puede aceptar una simple sugerencia tal, ya que Frau Grubach es una mujer estúpida. Kafka se invita al lector a reflexionar sobre quién es realmente estúpido, el sencillo Frau Grubach o el sofisticado Joseph K.

    Al recibir una llamada a su primer interrogatorio formal, K. se impulsa a asistir por su deseo de averiguar la identidad de su adversario y la naturaleza de la acusación formulada contra ella. Mientras que el deseo puede parecer al lector como algo perfectamente normal, el punto es que no es el conocimiento de que su oponente, pero el conocimiento de sí mismo que necesita K.. El hecho de que el lugar de su audiencia está en un distrito de vecinos poco probable y que la fecha cae en domingo, sin hora especificada, deben dar K. pausa. Pero él está decidido a luchar, él es fuerte y decidido. Sin embargo, una carga física se exige de él incluso en su primer enfrentamiento con su adversario, y se incrementará durante los encuentros posteriores. La Corte, cuando finalmente la encuentra, se encuentra en el ático de una casa de vecinos, abarrotado de trabajadores en su día libre, sin aire, sucio y caliente. La atmósfera fétida lo debilita.

    K. hace bellos discursos en su defensa ante el Tribunal de vecinos, que habitan en la indecencia, la injusticia de la acusación formulada contra ella, lo que la carga podría ser. Frente al conjunto de sólo un poco más tarde se da cuenta de que todos ellos son, no importa lo viste pobremente, los funcionarios de la Corte-K. hace que su táctica para humillar al juez de instrucción. Denuncia los guardias y toda la organización de su detención. Cuando él comienza a acechar a cabo, el juez le informa que ha arrojado lejos de todas las ventajas que confiere a un interrogatorio de un acusado. Naturalmente comentario alfombra es irónico, pero también tiene algo de verdad en el caso de K., que ha reaccionado de forma exagerada y lo hará cada vez más como su difícil situación empeora y su energía se desvanece.

    Kafka es claramente la intención de establecer un abismo social entre K. y su adversario. En una versión anterior de la novela de la sesión de Corte es una reunión socialista, incluso en la versión final no se permite que el lector se olvide de que la Corte es un tribunal de proletarios en el territorio del proletariado y que K. es un luchador de clase media intruso en ese territorio. Probablemente es difícil para un lector americano para mantener esta distinción de clase severa en foco, pero su importancia temática que ocupa el segundo lugar a la culpa existencial K. 's, y está conectado con el segundo a la misma.

    A pesar de las interpretaciones marxistas, Kafka no estaba preocupado de escribir una novela de protesta social, y mucho revolución solo. Por el contrario, y como casi siempre, su preocupación se centra en el individuo. La constante reiteró abismo social, aun cuando despierta repugnancia y malestar K. 's, también se alimenta de su propia satisfacción y apoyos a su ego selfrighteous, dejándolo ciego a la necesidad de olvidar su inocencia legal y los detractores del mismo y de confesar su existencial culpa.

    Segunda visita espontáneamente K. 's ante la Corte el domingo siguiente reitera el abismo social entre él y sus verdugos, e indica el desgaste de su energía resistente. (El sustantivo alemán Prozess significa proceso como prueba.) Recorriendo las oficinas del segundo piso de la Corte con un ujier, K. se da cuenta de que muchas de las personas acusadas que esperan en el vestíbulo pertenecen a la misma clase social que él. Cuando se consulta un hombre de pelo gris en cuanto a lo que está esperando, él recibe una respuesta confusa que apenas se relaciona con la pregunta. Esta respuesta es una reminiscencia de K. 's propia confusión poco ridículo en el primer ser arrestado, y se anticipa su confusión de un momento a sintiéndose de repente abrumadoramente cansado y débil, queriendo sólo para salir a tomar el aire. Así como de repente, se convierte en pasiva K.; incapaz de hacer o encontrar su camino, tiene que ir acompañada de una salida. En su pasividad K. oye una voz que declara que a pesar de que se le dice cien veces que la salida está justo en frente de él, él sigue sin responder a la información.

    El quinto capítulo, "Der Prugler" (La batidora), aclara la importancia temática de K. 's al no haber podido reconocer a sus subordinados bancarios en el lugar de su detención. Él está preocupado de que la noticia de su caso se filtró en el banco, que su elevada posición como sucesor putativo a la managership se verá amenazada, por lo que se recurre a la subconsciente-la no-identificación-y estratagemas conscientes para mantener sus mundos personales y profesionales aislados unos de otros. El mantenimiento de esta separación se hace especialmente difícil cuando escucha los suspiros convulsivos que salen de un trastero en el banco. Al entrar en la habitación de poco uso se encuentra con un extraño vestido de cuero negro batiendo otros dos hombres en la espalda desnuda con un látigo. Se toma un tiempo antes de que se reconoce a las víctimas como los guardianes torpes, Franz y Willem, que originalmente lo habían puesto bajo arresto. Se había quejado ante el juez que preside sobre su conducta no profesional, razón por la cual, las víctimas gritan, están siendo azotados. K. declara honestamente que no había pedido que fueran castigados. Olvídese de las excusas, responde la batidora, el castigo es apropiado e inevitable. En esa declaración, por supuesto, tiene una poderosa relevancia para el propio caso de K. 's.

    K. no ha comprendido que la relevancia. Él es, en cualquier caso, menos motivado por la consideración humana que por la amenaza a su posición planteada por la escena cruel e indecente que ocurre en las instalaciones del banco. K. 's intento de sobornar a la batidora para dejar de tener no tuvo éxito y gritos de las víctimas de haber vuelto demasiado fuerte para ser ignorado, se apresuró abandona la sala de almacenamiento y asegura a los dos empleados interesados ​​corriendo a la escena que el ruido es un perro aullando en el patio. Al día siguiente se encuentra el retablo desagradable en el almacén sin cambios, excepto que los trabajadores descontentos son ahora completamente desnudo. Distanciarse de las actuaciones, que ordena los empleados para limpiar la habitación, que declara se ahogaron en la inmundicia. Su pedido está reñida con el deseo de ocultar las idas y venidas en el almacén, tal vez es por eso que se adhiere al concepto de realización de la tarea al día siguiente los empleados. Pero una vez más, la campaña de limpieza perentoria K. 's no está tan relacionado con repugnancia hacia la suciedad, aunque él es de hecho meticulosamente sensible a la suciedad para una aplicación de la exclusividad mutua entre el proceso judicial y su profesión. Mientras que K. se deja imaginar que su seguridad sigue siendo unbreached, en realidad la palabra es. Cuando su tío Karl en el país se informa, se apresura a la ayuda de su sobrino, pero K. rechaza la ayuda de una persona se asocia con su infancia. Este último es un compartimiento más amurallada en la psique K. 's.

    A pesar de los signos crecientes, K. es incapaz de comprender la gravedad de su situación es. Se afecta una despreocupación muy en desacuerdo con lo que está sucediendo a su alrededor. Mientras que teme por su posición en el banco suficiente para tomar medidas defensivas, a la vez que subestima la fuerza y ​​el ingenio de sus adversarios.
     
  2. Laura Gonzales

    Laura Gonzales New Member

    Respuesta: Biografia de Franz Kafka completa de su vida y obra

    El tema de la subestimación domina el capítulo 6. K. es de ninguna manera entusiasta en ir con su tío Karl consultar al Huld abogado, quien fue compañero de su tío (su nombre, irónicamente, significa gracia o misericordia en alemán). Huid, mal aunque es, sin embargo, está bien informado sobre el caso K. 's, porque se ha mantenido en contacto con sus colegas y sus chismes profesional. Más que eso, es el momento de recibir la visita del jefe de la secretaría de la Corte que es enemigo K. 's. Tío Karl se une a la discusión, mientras que K. se apaga al estudio y hace el amor con Leni, enfermera y maestra del abogado.

    No sólo es Leni socio-sexual un objeto sexual fantaseado estimulante en la forma de muchos de los jóvenes de ficción de Kafka mujer, pero ella es brillante y está dispuesto a usar su inteligencia en nombre de K. s. Desde la confabulación profesional ha oído que K. está excesivamente inflexible. Ella consecuencia le aconseja a confesar su culpabilidad. K., después de haber dañado casi voluntariamente su caso, al hacer el amor con la amante de su abogado, no cree que la confesión podría hacer que su caso discutible. Pero sí cree que el abogado enfermo puede hacer poco trabajo efectivo para su caso.

    Posición K. 's en el banco se convierte cada día más frágil, peligroso y complicado. En su preocupación cada vez mayor en que se encuentre cada vez más difícil de aclarar su mente para atender las necesidades de los clientes del banco. El asistente del gerente, que también es ambicioso para el managership, secuestra prácticamente clientes K. 's. Uno de estos clientes, sin embargo, más simpática que la mayoría, K. recomienda que se ponga en contacto con un cierto Titorelli. Titorelli no es un abogado, pero un artista, sin embargo, ha trabajado para la Corte y está bien versado en sus operaciones. Este abogado podría ser más útil, incluso K. empieza a ser consciente de su estado de alerta cada vez menor y la vitalidad, y del riesgo que conlleva el mismo. Es ayudado a esta conciencia después casualmente proponer a escribir Titorelli, un paso que, como señala el cliente útiles a él, podría ser fácilmente auto-incriminación.

    Estudio de Titorelli combinado y vivienda, estrecho y sofocante, se encuentran en una casa de vecinos en mal estado. El pintor con simpatía K. familiariza con los detalles del procedimiento de tenis, con el tipo de justicia que los dispensa de tenis, y con los tres tipos de absolución que son teóricamente posibles. Es voluntario para representar los intereses K. s ante el Tribunal. Esperanza que todo esto suena, no avanza verdadero interés K. 's, aunque no admitido, sino que simplemente facilita su investigación sobre la esencia de la Corte, mientras que él debería dirigir sus esfuerzos hacia la auto-indagación. Titorelli es pragmático donde Huld era oscura, donde Huld no fue concluyente, Titorelli propone una defensa activa. Él distingue entre lo que está escrito en la ley y las prácticas que ha descubierto detrás de la fachada. Con buena suerte, conexiones personales y la influencia pueden prevenir un caso de alcanzar estatus formal ante el Tribunal superior. No es susceptible de ser sacudido de su persuasión antes de culpabilidad, un tribunal superior como nunca se ha sabido para emitir un decreto de sobreseimiento definitivo. Un tribunal inferior está facultado para emitir sólo dos decretos: si el acusado y su abogado se involucran en un esfuerzo defensivo concentrada, pueden recibir un decreto de absolución aparente, en cuyo caso los gastos se puede reiniciar en cualquier momento, pero continua-menos concentrada actividad de defensa puede ser respondida por un decreto de la postergación indefinida, con los riesgos inherentes, obviamente, de tal veredicto. ¿Cuánto más fácil sería para K. dar vuelta hacia adentro y confesar su culpabilidad, a pesar de que no conoce ningún delito que ha cometido. Establecimiento de Titorelli resulta ser adyacente al Tribunal oficinas-que, según asegura K., se encuentran en casi todos ático. El aire sofocante en el lugar de Titorelli fue el indicador. Incluso el grupo de prostitutas menores de edad que acosa K. cuando sale es propiedad de la Corte, que de hecho es dueño de todo.
     
  3. Laura Gonzales

    Laura Gonzales New Member

    Respuesta: Biografia de Franz Kafka completa de su vida y obra

    Instrucciones de Titorelli impresiona K. suficiente para que él decida despedir a Huld, y, en el octavo capítulo sin terminar, que visita al abogado para informarle que sus servicios ya no son necesarios. Naturalmente, Leni se encuentra en Huld, y ella asume alegremente que K. se va a pasar la noche con ella. Pero también hay Block cliente de Huld, cuyo caso se ha prolongado ante la Corte por cinco y medio años-K. 'S está en la marca de seis meses. Bloquear se ha reducido a una cifra subhumanos por el desgaste y el desgarro de su caso, como llevada a cabo por Huld y a intervalos, con resultados especialmente tristes, por sí mismo. Él está roto, agotado física y espiritualmente, y humillado por Huld, que lo ha convertido en un animal de adulación. El último se refleja en un espectáculo promulgado en beneficio K. 's de K. ha desestimado el abogado. Esta humillación cruel demuestra qué tipo de tratamiento se reserva para los acusados ​​que tratan de liberarse del enredo del consejo de Huld: son torturados por los rumores, insinuaciones sometido a cruel y burlona, ​​y luego despreciados por su temor servil. Irónicamente, es la conexión paternal despreciado K. 's que lo salva de lamentable destino de Block.

    El capítulo se rompe, seguido por el capítulo de "Im Dom" (en la Catedral), que gira en torno a la parábola "Vor dem Gesetz" (ante la ley). Esta parábola es la clave no sólo para el capítulo que lo contiene, sino a toda la novela. Kafka establece la parábola, que es el único pasaje en Der Prozess que tiene una resonancia específicamente judío, con una habilidad que trasciende la naturaleza episódica de la novela. K. se dragooned a servir como guía y experto cuasi-técnica de un visitante italiano cliente del banco. Posee un modesto dominio del italiano y conocimiento igualmente modesta del laico de las obras de arte exhibidas en la catedral, pero él se niega a cometer su tiempo y energías al proyecto cuando sea necesario para reducir el número de errores que está realizando cada vez más frecuencia en el banco. Sin embargo, su cooperación en servir como acompañante a la que el visitante pueda ayudar a compensar sus errores. Por encima de todo lo demás, tiene un frío intenso y un dolor de cabeza aún más grave. El día es frío, lluvioso y oscuro.

    Hay otros indicios de que K. está perdiendo su agarre. Por medio de la noche anterior había enterrado a sí mismo en la gramática italiana, laboriosamente copiar, recitar y memorizar palabras y frases que se supone que podría ser útil en la gira de la catedral al día siguiente. Pero ahora se ha olvidado de todo, su excelente memoria generalmente le ha abandonado. Para agregar a los problemas K. 's el italiano habla un dialecto del sur que K. puede entender sólo fragmentariamente. Inexplicablemente gerente K. 's lo entiende así, obligando a K. que esforzarse para sintonizar incesante parloteo del italiano mientras se esfuerza por centrarse en resúmenes concisos alemanes de su gerente.

    Justo antes de su salida de su oficina para cumplir con el italiano, K. recibe una llamada telefónica de Leni. Ella está llamando, dice, para desearle un buen día. K. Cuando menciona a su cita en la catedral (que, en base a lo que sigue, ya se puede saber), sostiene que "sie" (ellos) están hostigando K. Él está de acuerdo. Superficialmente, "ellos" podría significar el banco y su manager, tratando de incitar a K. en la mejora de su desempeño profesional. Pero K. reconsidera: Leni trabaja y vive con Huld, que compromete los casos ante la Corte. "Ellos" pueden ser la Corte. Más ambigua, "ellos" podría ser el banco y la Corte, entre los cuales, por K., la línea divisoria es poco para ser disuelto.

    El italiano no logra mantener su cita con K. en la catedral. K. se siente obligado a esperar un poco por si el visitante debe llegar tarde. Está lloviendo tan fuerte que apenas podía salir en cualquier caso, por el otro lado, la necesidad de volver al banco no le da paz. Él podría estar tratando de ponerse al día con su trabajo. Él comienza a examinar el gran púlpito finamente forjado. No es probable que el lector ha imaginado K. ser una persona piadosa, y el estudio de este último de la gran púlpito confirma que su interés por la religión es pequeño, mientras que su interés por el arte es considerable.

    K. se señaliza con un sacristán a un pequeño, púlpito estrecho, por encima del cual la lámpara esté encendida. Cuando un sacerdote sube las escaleras, aparentemente para dar un sermón, aunque sólo un par de personas, además de K. están presentes, K. se prepara para salir. Pero se detuvo en seco cuando el sacerdote llora fuertemente su nombre. Resulta que el sacerdote, que es el capellán de la prisión y por lo tanto un funcionario de la Corte, K. había convocado a la catedral. El mecanismo de la citación no se explica con más detalle. ¿Qué papel-si alguno-hizo la jugada cliente italiano? El lector tiende a seguir falsas preocupaciones K. 's tratando de identificar a su adversario y su modus operandi. Pero ese no es el problema; K. es el problema.

    Cuando el sacerdote transmite la información de que el caso K. 's ante el Tribunal va mal, K. proclama su inocencia, que no es culpable, es un error. ¿Cómo puede alguien ser culpable? Después de todo, no somos más que aquí en este mundo. El sacerdote afirma que así es como hablan los hombres culpables. Él tiene otras quejas: K. tiene demasiado fuera de ayuda en este caso, especialmente de las mujeres. Gritos, el sacerdote pregunta si K. no puede ver un paso delante de él. La implicación es que K. se centra siempre en la distancia, en irrelevantes como lo que el Tribunal es y por qué lo está persiguiendo.

    Validación de la observación del sacerdote que K. es demasiado dependiente, K. se apresura a entender su dependencia del mismo sacerdote, a quien imagina que es más comprensivo que otros esbirros de la Corte. Usted está entreteniendo un engaño sobre la Corte, responde el sacerdote. Para aclarar el engaño que narra la parábola del hombre del campo y el portero. El hombre del campo pide al portero que admitirlo a la ley. El portero afirma que en el momento en que es imposible, se le podrá permitir entrar más tarde, pero no ahora. Los atreve de portería que intentara entrar, advirtiendo que en el interior hay una serie de otros porteros, cada uno más poderoso que el anterior. El hombre decide esperar, el portero proporciona un taburete. El soborno no funciona, el portero acepta los sobornos, pero no se arrepiente. El hombre se hace viejo, senil, finalmente, a la espera. Por fin, el anciano moribundo le pregunta por qué es que en todos los años que nadie había solicitado la admisión. El portero responde que nadie más podía ser admitido por esta puerta porque la puerta estaba destinada al hombre del campo, y ahora va a ser cerrado.

    Una dificultad con esta parábola es que, al igual que prácticamente todas las parábolas de Kafka, no explicar la verdad, sino que simplemente ofrece una metáfora de la verdad. K., como es lógico, tiene que despotrica contra el engaño, como la perpetrada por el portero, el sacerdote considera que es una invitación a penetrar la ilusión. Ninguna de estas lecturas, sin embargo, viene a los apretones con la identidad aparentemente asumido entre el engaño impuesto desde el exterior y la ilusión generada internamente. K. culpa al portero por retener información crucial del hombre. El sacerdote niega cualquier contradicción entre la negativa a principios del portero, para que el hombre pueda ingresar y la información que se revela al final del día del hombre, no habría, por tanto, haber engaño.

    Los litigantes llegaren a un terreno común inestable en la posibilidad de que tanto el portero y el hombre del campo fueron engañados. Pero los objetos sacerdote que no es lícito hacer un juicio sobre el portero, quien, como representante de la ley, es más allá del juicio. El sacerdote concluye diciendo que no se debe buscar la verdad, pero se debe aceptar la necesidad. K. objetos que tal principio sólo concede licencia mentira. K. es ya agotado por el estrés del trabajo, la preparación para la visita del italiano, el hecho de que el invitado a aparecer, y finalmente por el argumento vigoroso con el sacerdote agresivo, pero su deseo de salir de la catedral está sujeto a medidas compensatorias por el deseo de seguir hablando con el sacerdote. Este último, sin embargo, retira su aparente amistad. Eso K. no se ha dado cuenta antes de su superficialidad es una prueba más de su capacidad para el engaño. Necesidad K. 's como guía para salir de la catedral recuerda a su necesidad antes de la asistencia en la evacuación de las oficinas de la Corte. Lo que ha sucedido a lo largo del capítulo "Im Dom" es la disolución de la línea divisoria entre dos ámbitos fundamentalmente opuestas K. 's: el banco, el centro de su mundo profesional, y la Corte, en el centro de su mundo público .

    Después de un poco bruscamente después de "Im Dom" - Kafka podría haber la intención de escribir intervenir capítulos-es "Das Ende", el capítulo final. Es la víspera del trigésimo primer cumpleaños K. 's, por lo que un año, menos de unas horas, ha transcurrido desde K. fue abordado por los guardias en su cama en Frau Grubach de. Al igual que con su detención, K. no tiene la menor idea de su ejecución. Es cierto que se viste de negro, pero eso es porque está en espera de otros visitantes-los visitantes que llegarán a encontrar que se había ido, marchó por sus asesinos a una cantera en el borde de la ciudad. Grotesco y torpe, gordo y pálido, vestido con sombrero de copa, sus verdugos huelga K. como parecido a los actores décimo de tasa de un teatro provincial. Pero tienen un cuchillo de carnicero. En el paseo que llega a su fin en la cantera, K. parece distinguir la figura de la señorita Bürstner acercarse a la cercana plaza. K. tiene mantener la compostura y para demostrar que ha aprendido algo de su juicio. Si él realmente vio a la señorita Bürstner no es el punto, si ha experimentado una epifanía o experimentado un cambio gradual a lo largo del año es de importancia temática.

    El motivo de la oscuridad y de vez en breve y limitada luz, que prevalece en la catedral, se replica en K. 's la muerte a pie de la cantera-el lector nunca sabe si la cantera era un destino preestablecido o si los verdugos se cansaron sólo en ese punto . La noche es oscura, la calle es oscura, las ventanas del otro lado de la calle son de color oscuro. Los asesinos discuten cortésmente con los demás que se hundir el cuchillo en el pecho K. 's. K. Se supone que hacerlo por sí mismo como un acto redentor de autonomía. Pero la redención no suele concederse un héroe de Kafka. Por último, un asesino le atraganta mientras que la otra empuña el cuchillo. Justo antes de la cuchillada K. discierne un destello de luz en una casa cercana. Es como si una luz se estaba encendido en el momento de las persianas se abrió y una figura humana que se extiende hacia adelante. Cualquiera que sea la importancia de la figura y la humanidad? socorro "- no hay luz que realmente ocurre, más bien, como el destello de una luz, las persianas se abrieron de golpe.

    K. ha cambiado sólo en que su vitalidad se desgasta. Por eso puede ser perdonado por su negativa a dar el paso bravura con el cuchillo que sus verdugos siguen girando de un lado a otro. El sentimiento predominante que se derivan de esta escena no es que se requiere más heroísmo no ser un héroe-si es que el heroísmo puede invocar en absoluto en relación con de uno propio suicidio, pero obligatoria en lugar de que se está jugando una comedia macabra de un hombre de la vida. El efecto es, pues, uno de ironía. Afán K. 's para hacer valer a sí mismo que ha aprendido algo es simplemente lamentable, y se hace más por su deseo de que las personas se quedan con la idea correcta de su cambio. En otras palabras, es como se refiere a la imagen como con la sustancia. No es una sorpresa que K., que no ha consultado previamente a Dios, debe hacerlo en su momento final. Pero él invoca a Dios sólo para poner en la puerta de la responsabilidad de su propio fracaso final de actuar: Dios no había podido dejarlo resistencia suficiente para la acción. K. entrega el espíritu con las manos en alto, los dedos separados, en lo que podría o no podría ser de súplica.

    Alas Der Prozess con paradojas, pero la más básica es que K., agobiado por la culpa existencial, es a la vez culpables e inocentes. De este modo, tanto recibe y se le niega la justicia. El final de la historia se cierra: es asesinado. Sin embargo, es abierto si se quiere pensar lo redimió. El uso de categorías religiosas se siente alentado por el final, por otro lado, la proliferación tardía de actitudes devocionales sugiere ironía. La Corte es indiscutiblemente adversario K. 's. Sin embargo, al mismo tiempo, K. y la Corte son los miembros de una relación simbiótica en la que el Tribunal refleja lo que está sucediendo en la mente K. 's, pero carece de la voluntad o el poder de traer K. mirar dentro de sí mismo.

    Mudanza, agarre, paradójica, buen humor, y trágica, Der Prozess no es una novela muy forjado. Sin embargo, a pesar de que Kafka no lo preparó para su publicación, está más estrechamente estructurado de Amerika. El penúltimo capítulo, que se anticipa a lo persuasivo final puede ser penúltimo sólo por casualidad, pero el capítulo final es, obviamente, en buen equilibrio con el primer capítulo. El más prominente detalle de este equilibrio se encuentra en los dos pares de ineptos funcionarios de la Corte, un par de iniciar la relación equivocada K. 's con la Corte, la otra darlo por terminado.

    Kafka y Felice Bauer acordaron en julio de 1917 para casarse después de la guerra había terminado y vivir en Berlín, pero incipiente tuberculosis de Kafka fue diagnosticado como tal en septiembre. Recurriendo a una explicación psicosomática, vio a su enfermedad como el triunfo del mal en la batalla de cinco años y en contra Felice. Después de cinco meses, el segundo acoplamiento se tiró de la primera. Para entonces Kafka estaba de baja médica con goce de sueldo de su cargo los seguros y que vive con su hermana más joven y favorito, Ottla, y su marido en su granja de Ziirau, un pueblo en el noroeste de Bohemia. Allí, mientras el bloqueo de su tercera novela, Das Schloß (1926, traducido como El Castillo, 1930), escribió una profusión de historias y parábolas, como "Ein Landarzt" (traducido como "El médico rural"), "Beim Bau der chinesischen Mauer "(traducido como" La Gran Muralla de China ")," Ein Bericht piel eine Akademie "(traducido como" Un Informe para una Academia ") y" Der jager Graco "(1936, traducido como" El cazador Graco, " 1960). Una colección de catorce cuentos y dibujos fue publicado por Wolff en 1919 bajo el título Ein Landarzt: Kleine Erzählungen (traducido como El médico rural: Una colección de catorce cuentos, 1945). Aun así, Kafka era de ninguna manera sin su habitual preocupación de que su trabajo no alcanzó sus expectativas.

    En una noche blizzardy el médico rural en "Ein Landarzt" recibe una llamada urgente de hacer una llamada de casa diez millas de distancia. Como se lamenta la falta de transporte, el duro invierno ha cobrado sus espléndidos caballos horsetwo y emerge un novio desconocido de un chiquero supuestamente deshabitada. El doctor se marcha para cumplir con su deber, mientras que el novio zafio, la intención de violar a la sirvienta Rosa, insiste en quedarse atrás. Acelerado por la compresión del tiempo, como en un sueño, el médico es inmediato a la cabecera de su paciente, un niño que susurra que él desea morir. El médico primero acusa al muchacho de la simulación, entonces ve que tiene una horrible herida de rosa de color rosa en su cadera, cuajado de gusanos retorciéndose fuera hacia la luz. El médico asegura falsamente el muchacho que su herida no es tan malo, de hecho, es incurable. Caballos sobrenaturales del médico se asoman por las ventanas, relinchando para recordarle que tenía que regresar a casa. Tomando curt dejar la familia y amigos del joven paciente, se escapa de su trineo. Pero el viaje de regreso es infinitamente trabajosa y lenta. Teme que nunca puede llegar a su casa, donde ha dejado pobres Rosa que soportar el asalto del novio. La campana de la noche a la que había respondido era una falsa alarma, declara en su desesperación-falso, ya que lo convocó a un caso más allá de sus poderes: una era falsa, después de haber renunciado a sus sacerdotes, espera que sus médicos para guardarlo. Inspirado por el tío favorito de Kafka, Siegfried Lowy, que en realidad era un médico rural, el médico es un perplejo Buen Samaritano. El dilema en el que se encuentra es: ¿Salvará a Rosa de la novia o se le ministra a un paciente sabe que se está muriendo? El novio, indispensable en el aprovechamiento de los caballos sobrenaturales, conoce su poder, y el médico no puede neutralizarlo. Ahora está preparado, a regañadientes, a sacrificar Rosa. Si sólo se lamenta, que había sido tan indiferentes con los años que lo han encontrado útil y bonita muchacha había vivido en su casa. Apenas la había visto, y ahora. . . . La crisis ha estimulado al médico para una conciencia humana que había sido víctima de las obligaciones profesionales amontonados sobre él por sus contemporáneos ingratos. Los cuernos del dilema del médico se unen en la palabra rosa (rosa). Es a la vez el nombre de la niña y el color de la herida del paciente. La palabra alemana, al igual que su equivalente en Inglés, también sugiere la flor, y, por supuesto, la herida del niño es color de rosa en forma y color de rosa. Insinuaciones sexuales, hasta ahora confinados a los diseños del novio de Rosa, son evidentes cuando, en la casa del niño, la familia del niño y los ancianos del pueblo tira al médico desnudo y lo metieron en la cama con el paciente, al lado de la herida. No puede curar la herida, sino que es, por así decirlo, impotente.

    "Ein Landarzt" ha suscitado muchas interpretaciones freudianas, la mayoría de los cuales señalan que el médico, después de haber ignorado Rosa desde hace años, es para todos los efectos prácticos impotente con ella también. En cualquier caso, el lector es consciente de que el médico se ve acosado por el fracaso en todos los frentes, como consecuencia de verse obligado a ser un chamán y un médico. La contribución más sugerente de la interpretación freudiana es al postular el novio como Identificación largo suprimida del médico. El ambiente sueño, de los cuales los elementos más llamativos son la compresión de tiempo y último vuelo desnuda del médico, obviamente también se presta al tratamiento freudiana. Pero Kafka no escribía historias en "Ein Landarzt" o en otra parte; explicación freudiana exhaustiva tiende a convertirse en mero reduccionismo. Del flowerlike herida mortal del joven recuerda a algunos críticos de la herida del rey Amfortas en la leyenda de Parsifal, como tal, sería una señal de la condición humana que está más allá del poder del médico para remediar. Interpretación en términos cristianos por lo general toma como punto de partida de la herida, lo que puede sugerir que las heridas de Cristo, pero la redención es ausente de la historia. El médico, que está perplejo al principio de la historia, se siente traicionado hacia el final. Él ha sido traicionada por el novio, tal vez por su propia identificación, por las falsas convocatorias de la campana por la noche, pero sobre todo por su incapacidad para hacer frente a las nuevas demandas que exceden su limitada-por lo tanto humancompetence.

    "Beim Bau der Mauer chinesischen" aparece al principio de tener como tema el beneficio social de las grandes obras públicas. Una incursión temido de los nómadas del norte ofrece amplias razones para levantar la pared. El alto mando, sin embargo, haciendo caso omiso de un principio fundamental de la defensa militar, ha ordenado que el muro se construirá no de forma continua, sino en segmentos mil yardas dispersos. Debido a que cada segmento requiere de cinco años para que la terminación, la pared ofrece una defensa muy porosa. A pesar de que la terminación total es proclamado, palabra que persiste todavía sigue habiendo desigualdades. El erudito chino sutil que es el narrador advierte contra el exceso de diligencia en tratar de comprender el decreese del alto mando, que tiene, después de todo, existe desde la eternidad, al igual que la decisión de construir el muro. El narrador continúa con una discusión de la inmensidad. ¿Qué es la defensa de la lejana Pekín a la gente del sureste de China? ¿Por qué tienen que dejar su tierra natal para entrenar en Pekín insondable distancia? Las personas en la remota provincia casi no conocen el nombre de la dinastía reinante, por no hablar de la del emperador. El imperio en sí es una institución vaga, sino que en realidad no puede concebirlo. Además, las personas, sus raíces en el pasado y sus glorias, han permitido a sí mismos al margen de la historia. El enfoque temático, que comenzó como uno de inmensidad espacial se ha convertido en uno de tiempo, y es similar a uno de los temas principales de In der Strqfkolonie: el pasado es más incontrolable y más vigoroso que, y por lo tanto superior a, la presente.

    La historia final de la colección Landant Ein es "Ein Bericht piel eine Akademie". El informe, elaborado por un simio llamado Pedro Rojas, narra su exitosa aspiración de convertirse en un ser humano. Su transformación comienza después de su captura, el de África Gold Coast. En una jaula a bordo de buques que percibe que su interés no se sirve al escapar y saltar por la borda, pero al aprender a imitar a los seres humanos a su alrededor. Debido a que son los marineros, aprender a beber, aunque repugnantes para él, es una prioridad en su lista. Él tiene la sabiduría para optar por el teatro de variedades en lugar de una jaula más cómodo en un zoológico. Mientras que de ser capturado, Red Pedro recibió dos heridas, una en la mejilla, la otra a sus partes íntimas. En días posteriores, para mostrar a los visitantes en el tiro entró, él tiene el hábito de tomar con calma bajó los pantalones, sabiendo como él hace que lo que él llama "Windhunde" (windbag comentaristas) se declare tal comportamiento como evidencia de su todavía mono salvaje naturaleza. En realidad, la costumbre es menos de un lapso de una provocación. A partir de la afirmación infeliz de Red Peter que el ojo de su novia mono revela una desconcertada mirada demencial, se puede concluir que ella también ha hecho algunos progresos en el camino de convertirse en humano.

    No es una pieza de la colección Landant Ein es lo fragmentario "Der Jager Graco." Es más directamente autobiográfico que las otras historias de la época y por lo tanto más reflexiva del estado de ánimo de Kafka. El nombre del cazador que parece ser una latinización del Gracchio italiano, que, como el Kavka Checa, significa corneja. Graco, un cazador alemán muerto en un accidente de caza en el Bosque Negro en el siglo IV, fue puesto en un sudario y lo puso en su bote de muerte para el transporte al lugar de los muertos. Pero el barco fue la muerte de su curso y ha navegado las aguas terrenales con su pasajero muerto, pero locuaz durante quince siglos. Informados por una paloma adelantado, el alcalde de Riva ha ido al puerto para charlar con Graco. (Riva, junto al lago de Garda, en el norte de Italia, era un centro turístico frecuentado por Kafka,. Tuvo una breve relación amorosa allí en 1913 con un joven de dieciocho años de edad, niña suiza sin nombre) Todo lo que sabe, Graco dice el alcalde, es que está siempre en el camino a otro mundo, pero nunca lo logra. Él es un vínculo entre el hombre del presente y sus antepasados-un vínculo ineficaz, porque nadie en el mundo de los vivos está interesado lo suficiente en la conexión a tomar tiempo para aprender acerca de él. Y Graco es incapaz de comprender el mundo de los vivos. La inconmensurabilidad fundamental funciona en ambos sentidos.

    En 1918 Kafka contrajo la gripe, una epidemia de la que entonces hacía estragos en todo el mundo. Después de tres semanas de confinamiento a la cama obtuvo permiso médico más exhaustivo de su trabajo, en el que convalecía en Schelesen, en el campo al norte de Praga.

    En Schelesen Kafka conoció y se comprometió con Wohryzek Julie, la hija agudo de ingenio de un zapatero y el jefe de la sinagoga en Praga. El padre de Kafka estaba indignado de que su único hijo debería proponer una alianza matrimonial con una familia social y económicamente inferior. La boda, prevista para noviembre de 1919, no se produjo, por la razón de conocer el miedo de Kafka que el matrimonio tendría un efecto adverso en su habilidad para escribir. Neverdieless, Kafka siguió viendo Julie bien entrado el período inflamatorio de su próximo romance.

    "Brief an den Vater" (1952, traducido como Carta al padre, 1953), que el padre de Kafka nunca recibió (ya sea Kafka nunca se envió, o que fue interceptado antes de que llegara su padre-cuentas varían), data de esa atribulada noviembre de 1919, cuando la boda con Julie Wohryzek no ocurrió. Esto no ocurrió porque, Kafka dice en la carta, de un matrimonio burgués de tener éxito que el hombre debe ser fuerte, irreflexiva, saludable y bien informado, todo lo cual no es así. Son más bien las cualidades de su padre, mientras que el hijo es tímido, tranquilo, aficionado a los libros, un poco fuera de lugar en el medio burgués. Kafka reconoce su miedo sensible del ruido, dominante, forma ridiculización de su padre, lo que provocó la pérdida de cualquier filial confianza en sí mismo que puede haber habido. En su lugar sólo tiene un sentimiento de culpa. Ha sido una lucha desigual: por un lado el hijo indefenso, en el otro una alimaña chupasangre. A pesar de la metáfora apasionada, la carta es un análisis más agudo de lo que salió mal entre padre e hijo, con el temor del hijo reconocido fácilmente como un ingrediente principal en el amargo brebaje. "Breve un Vater den" parece certificar el deterioro definitivo de contacto personal.

    Después de una relación un tanto paternal con el mucho más joven Minze Eisner, al lado del amor de Kafka asunto-normalmente iniciado por carta estaba con Milena Jesensa Polakova. Ella había sido la traductora de Der Heizer al checo y Kafka fue impresionado con la calidad de su trabajo. Cuando por fin se reunieron cayó locamente enamorado de ella. Rendezvous era tormentosa y apasionada. Aunque el marido de Milena abusó físicamente de ella, ella no lo dejaría. Kafka finalmente tuvo que ver que, a pesar de la facilidad desacostumbrada de su relación con Milena, era un amor que no tenía adónde ir. Tal vez floreció como lo hizo porque estaba exenta de la amenaza del matrimonio y su efecto nocivo temido en su escritura.

    En 1920 Kafka era casi continua de baja por enfermedad. Hacia el final de ese año, después de un periodo creativo que produjo varios cuentos cortos y parábolas, fue enviado a un sanatorio en Matliary en las montañas de Eslovaquia. Lanzado en septiembre de 1921, volvió a su trabajo. En octubre se puso en una baja laboral de tres meses. Consciente del deterioro de su salud, ya había advertido Brod que quería toda su obra inédita destruidos después de su muerte. En enero de 1922, casi al mismo tiempo su licencia por enfermedad vencida y comenzó su renovación, comenzó a escribir Das Schloss.

    Uno inevitablemente compara su protatonist, K., con los protagonistas de Amerika y Der Prozess, Karl Rossmann y Joseph K. El K. Das Schloß es más contundente, más agresivo, más consistente tenaz en su búsqueda de los otros dos. El objeto de su búsqueda es el castillo. Sin duda, él no viene espontáneamente: el castillo le ha pedido que venga en calidad de agrimensor. O lo tiene? Los signos son abundantes, pero lejos de ser claro-que puede ser un impostor. De todos modos, insiste en el castillo de hacer bien en su supuesta oferta para él, y él es perseguido, si al mismo tiempo dentro incierto-en su búsqueda de su objetivo temible por el laberinto de su burocracia protector.

    Las circunstancias de su llegada K. 's cerca del castillo no son propicias. Es tarde, está nevando, no tiene equipos de topografía, y está acompañado por una ayudante, como es esencial para la topografía de la tierra, por lo que su compromiso con la topografía no es abrumadoramente convincente. Ni para que la materia es su autenticidad misma: la denotación de su profesión, Landvermesser, contiene no sólo la sugerencia de mensajero (para medir), sino también la sugerencia de vermessen (de huelga supone un presuntuoso).

    A diferencia de las novelas anteriores, Das Schloß no introduce temas que nunca se itera o desarrollarse más. Por lo tanto, la fatiga K. 's en su primera noche en el pueblo, donde espera el permiso para proceder al castillo, se suele repetirse, a continuación, llegar a ser menos importante por un tiempo, para volver a aparecer hacia el final con toda su fuerza: K. se ser demasiado desgastado para tomar ventaja de una oportunidad para finalmente efectuar una conexión útil con el castillo.

    De la segunda frase lacónica de la novela, el lector se entera de que el pueblo está hundido en la nieve, mientras que el castillo en sí es casi totalmente libre de nieve. Ese contraste persiste: el pueblo parece coherente medio enterrado en la nieve. Siempre ha nevado o simplemente está nevando-K. temprano se siente el poder de la nieve por imprudencia enredarse en ella. La adaptación al casi un año de nieve de verano es efímera-define la existencia física en el pueblo. La vida allí es opresivo, mientras que el castillo prácticamente libre de nieve ofrece la promesa de una vida mejor.

    No es que el castillo es un espléndido edificio en particular: se trata de un montón de senderismo, aparentemente compuesto por varios edificios pequeños. No es nuevo, pero no es viejo, tampoco. Si se quiere simbolizar a Dios, como algunos críticos han sostenido, es una estructura singularmente poco atractivo para servir a ese propósito. No tiene más que una torre, sobre el que vuelan bandadas de cuervos. Podría ser también un símbolo de la muerte, que se ha sugerido la crítica, también-como de la divinidad. Los días son cortos, la oscuridad omnipresente.

    Dos becarios nombrados Artur y Jeremías, el uso de los uniformes del castillo (que K. aún no reconoce), se presentan como sus ayudantes. K. pone una pregunta extraña: ¿son sus antiguos ayudantes? Seguramente él sabría si lo fueran. Le aseguro que lo son, y él parece creer en ellas. Ellos dicen que han recorrido un largo camino, de hecho, han llegado desde el castillo-que, por K., no resultan ser un terriblemente largo camino. A pesar de las apariencias tentadora de cooperación, tales como el envío de los asistentes, el castillo se caracteriza básicamente por la impenetrabilidad. Después de escuchar algo así como el zumbido de las voces de los niños en el teléfono, K. no tiene ninguna dificultad en discernir los "Niemals" (nunca) pronunciadas por un funcionario castillo con un ligero defecto en el habla. Aparece el castillo, sin embargo, para evidenciar un cooperativismo más en el envío de Bernabé como un mensajero para su uso K. 's. Bernabé trae K. una carta, firmada por un jefe de departamento llamado Klamm, reconociendo cita K. 's como agrimensor. El problema es que el reconocimiento es ambigua: K. se queda con las opciones de convertirse en un trabajador de pueblo con una conexión meramente aparente con el castillo, o un trabajador rural ostensible cuya verdadera ocupación será determinado por el castillo y transmitida a él por Bernabé .

    Él se enamora de Frieda, la camarera en el Herrenhof-la posada favorecido por los señores del castillo cuando el negocio en el pueblo. Frieda es también la amante de Klamm. Frieda es gregario y coqueta, ella parece un partido extraño para el reservado, reservado, Klamm imperiosa. De hecho, cuando Klamm la llama de su habitación cerca del bar que es difícil determinar si él desea la cerveza o el sexo. Esa superficialidad-en ambos lados-puede ayudar a hacer que se prestan a una aventura con K. motivación de este último, además de la de la atracción amorosa, es clara: Frieda puede influir Klamm para interceder en nombre de K. s en el castillo.

    Frieda, como K., es inteligente, ambicioso y lleno de energía, habiendo comenzado como un estable-girl, fue ascendida rápidamente a camarera y se muestra prometedor como gerente futuro. Instante en sintonía con los demás, inflamado por un único deseo, se hunden en un abrazo entre los charcos de cerveza derramada en el suelo detrás de la barra y permanecen así durante horas. Debido a su amor de Kafka ha impresionado a algunos críticos como una descripción lírica del amor desinteresado y unificador único en su obra. Lo más probable, sin embargo, es una sátira de la clase de historia europea amor obsoletos debido a una novela de la modernidad como el propio Das Schloss. Junto con los clichés, la localización de este cuadro vivo sugiere que no sea amor idealizado. Durante el maratón Klamm llama a Frieda. K., cuyo interés principal se convierte rápidamente no erótica, repite la convocatoria en el oído de Frieda como él amablemente refastens la blusa. Cuando Frieda grita a Klamm que ella está con el agrimensor K. naturalmente piensa que su papel como amante de Klamm, el papel en el que puede ser de mayor valor para K., llegará a su fin.

    K, es más humano, aunque no necesariamente en el sentido más admirable de lo que los héroes de otras novelas de Kafka. Por encima de todo, K. es más dispuestos a explotar a sus semejantes. Karl Rossmann en Amerika es llevado a una caída tras otra por la seducción femenina, pero no es en absoluto el explotador, sino todo lo contrario. Joseph K. en Der Prozess está dispuesto a abandonar su propio beneficio, dudosa, ya que puede ser, en la conferencia jurídica en el Huld abogado es por el placer de hacer el amor con la ansiosa Leni, pero de nuevo, no se aprovecha de ella. K. hace explotar. Se puede amar a Frieda, pero él la ama más porque es un conducto para Klamm. Por otro lado, se casará con ella, incluso sin la oportunidad de tener una charla con Klamm primero.

    Tenue posición K. 's como forastero ignorante pero tolerada se ve amenazada no tanto por su matrimonio con Frieda que por su socialización con la familia marginada de Bernabé. Mismo Bernabé, es cierto, es un mensajero del castillo, pero ha insinuado a sí mismo en el trabajo, y su familia no es lo que alivia el papel de parias pueblo. El Sortini oficial castillo una vez envió una carta a la hermana de Bernabé, Amalia, por quién, sin ella hacer nada, de repente se había herido en el picnic bomberos. La carta contenía una propuesta obscena, que Amalia ignorado. Por despreciar el castillo que condenó a su familia a la ruina, y no por un acto dramático, abierta, hostil, sino por el efecto gradual de ostracismo y la privación de la vida. Ahora está claro por qué el castillo Bernabé asignados como el mensajero entre el mismo y K.: la asignación de la seguridad de que K. le socializar con la familia paria contaminando de esta forma ante los ojos del pueblo. Que la contaminación apenas facilitar su búsqueda para penetrar en el castillo.

    K. pide al alcalde, su superior nominal, la iluminación en cuanto a su status. Su estado, el alcalde le dice, es el más insignificante de todos los asuntos de poca monta. Además, desde el punto de vista oficial, su preciada carta de derecho de Klamm no tiene sentido, como si quisiera subrayar que el análisis desalentador esposa del alcalde dobla la carta en un barco de papel. Voluminosos archivos del alcalde tampoco contienen ningún ingreso en absoluto bajo el Landvermesser partida. Lejos de lograr el acceso a los niveles más altos de la burocracia castillo, K. será la suerte de conseguir un trabajo a tiempo parcial del rango más bajo. Y no puede salir, porque ha venido de tal manera larga apagado, y él se va a casar con una chica local.

    Momus, secretario del pueblo de Klamm, desengaña K. de motivos que quedan para la esperanza. Pero luego viene una segunda carta de Klamm, alabando topografía y alentar la continuación de la obra de K. s. Desde K. ha realizado ninguna prospección en absoluto, sus preocupaciones son poco aliviados. La burocracia no ofrecen K. y Frieda un trabajo de clase: en salarios de hambre que se firmaron como custodios de la escuela, donde se les da alojamiento en una de las dos aulas. Este lugar poco probable para hacer el amor, con clases que estallan sobre ellos antes de que estén fuera de la cama, es la forma que el castillo de trivializar el sexo como un arma en contra de K. La escena es una farsa, acercándose burlesque, y fue quizás inspirada por los recuerdos del teatro yiddish de Kafka .

    Si tan sólo, Frieda se lamenta, que habíamos ido a alguna parte de la primera noche, entonces podríamos estar juntos siempre. Su único sueño ha sido tener compañía K. 's, pero que ha demostrado ser un sueño imposible. K. Para salir con Frieda, y así estar siempre en su compañía sin la intromisión de los escolares y maestros, es precisamente lo que K. no puede hacer. Lo único que puede quedarse y tratar de lograr su misión autoimpuesta. Habiendo reiteró su amor por K. y fuertemente implicada la razón por la que no podía ser, Frieda le deja por Jeremias, una información privilegiada como ella.

    En este punto, en el capítulo 18, el texto de la primera edición de Das Schloß termina. El resto del capítulo 18 y otros dos capítulos, añadió en la cuarta edición, proporcionar, si no un final, al menos, un sentido más redondeado de la integración. Por ejemplo, el cansancio temático de K., perdió de vista en los capítulos intermedios, se reintroduce con algún efecto. Fatiga abrumadora K. 's es responsable del fracaso de su más prometedor intento de establecer una conexión con el castillo. A través de Bernabé, K. se entera de que Erlanger, uno de los principales secretarios de Klamm, K. quiere que informe a él en la habitación quince del Herrenhof. Excepto por la cita, todos los Herrenhof pero el bar está fuera del alcance de K. y los aldeanos. K. está tan cansado que no puede asistir a la cita. Aun así, el destino hace posible una segunda oportunidad. Su fatiga intensificado por lo avanzado de la hora-Erlanger tiene horas de oficina en la noche-K. es pasear por la Herrenhof a las cuatro de la mañana en busca de una cama vacía. Blundering en la habitación de un secretario nombrado Burgel insomne, se invita a K. quedarme a charlar. Burgel no es uno de los secretarios de Klamm, por lo que puede ayudar a K. en modo directo, pero K. informa que el personal del castillo comienzan levantarse a las cinco de la tarde, lo que podría ser un buen momento para él de hacer contacto tardía con Erlanger.
     
  4. Laura Gonzales

    Laura Gonzales New Member

    Respuesta: Biografia de Franz Kafka completa de su vida y obra

    Mientras tanto, Burgel está dispuesto a hablar cordialmente a su insomnio, con K. como público taciturno. Desconocimiento admitido de Burgel de K. 's caso no le impide grandilocuente como voluntario para hacer algo que se traducirá en K.' s en realidad se está empleando como topógrafo. A veces, Burgel le asegura después de un discurso burocrático tedioso, a pesar de que un milagro no puede suceder a veces ocurre. Pero K. está demasiado dormido para seguirlo.

    En la habitación de al Erlanger, mantuvo despierto por el ruido del discurso implacable de Burgel, da rienda suelta a una fuerte renovación de la citación a K. Adormilado asombrosa a la habitación contigua, K. sufre reproche de Erlanger por su tardanza. Erlanger le hace tomar conciencia de la inutilidad de sus esfuerzos para llevar a cabo una relación con el castillo. Klamm, dice, puede ser perturbado por la presencia de una nueva camarera, Pepi, quien fue contratado para ocupar el lugar de Frieda cuando éste abandonó para unirse a K. Ese potencial perturbación podría ser suficiente para acabar con la esperanza K. 's siempre. Sin embargo, la cooperación K. 's todavía puede ser útil a su aspiración.

    Despedidos secamente por Erlanger, y por lo tanto supuestamente obligado a desalojar inmediatamente las instalaciones de la Herrenhof, K. se demora, no obstante en el pasillo. Un servidor está distribuyendo archivos de un carro a los secretarios del castillo en las distintas salas. Pero el siervo está enojado, apenas algunas puertas abiertas, se cometen errores, una secretaria está gritando, un timbre sonó y todo porque todo el mundo excepto K., en su ignorancia y la fatiga, sabe que un intruso está dando vueltas en el pasillo. Tanta es su culpa en general dado por sentado que nadie podía imaginar que él estaba allí por error, en perfecta buena fe.

    Después de la distribución es al parecer llegó a la conclusión, un pequeño trozo de papel queda en el archivo de la compra. K. no puede escapar a la sospecha de que se trata de su expediente. El funcionario señala su asistente a guardar silencio acerca de la inminente violación del protocolo burocrático, rasga el papel restante en pedazos, y pone las piezas en el bolsillo.

    El vigésimo y último capítulo se dedica principalmente a la historia retrospectiva de Pepi, el reemplazo de Frieda como camarera durante su idilio de cuatro días con K. Pepi atribuye correctamente su instalación como camarera a la influencia K. 's de Frieda. Por la misma razón, ella lo sostiene el responsable de su degradación, porque su amor no era suficiente para mantener a Frieda regresar al puesto. En sus celos, maldad, y vituperios, Pepi ofrece al lector una visión diferente de Frieda, hasta ahora visto sólo desde el punto de vista de K. Si uno está enamorado de crédito Pepi, Frieda hay una gran belleza, ni es libre de defectos de carácter. Frieda era un gran favorito de los clientes, sin embargo, siempre había que preocuparse por la posibilidad de que ellos y Klamm, se cansaría de ella. Para fortalecer su posición como camarera y dueña, Pepi concluye, Frieda tenía que ofrecer un espectáculo de algún tipo, por lo que decidió tener una aventura. K., al extranjero, demostró que el demandado ideal. En otras palabras, Frieda estaba usando K. tanto como K. estaba usando Frieda.

    Ha alcanzado muchos críticos que la falta de K. s con Frieda presagia su fracaso con el castillo. Del mismo modo, si Frieda es poco atractivo, tanto físicamente como en cuanto a carácter, entonces el castillo puede ser lo mismo. Ni Frieda ni el castillo son lo que pretenden ser, y no vale la pena aspirar a; K. debe desistir. Tal vez eso es lo que K. tiene en mente cuando da a entender que él se unirá a Pepi y las otras camareras, Emilie y Henriette, en su pequeña habitación acogedora en el Herrenhof, donde será su ayudante y protector. Sin embargo, K., preguntándose en voz alta si la primavera se interpondrá, parece poco probable que simplemente renunciar a la búsqueda y adoptar el estilo de vida de los campesinos de la aldea siempre cubierto de nieve en la sombra del castillo de menos nieve.

    Hay una necesidad crítica recurrente a equiparar el castillo con Dios, a pesar de la ausencia casi total de indicadores textuales. Uno se pregunta si es el negocio de Dios que la concesión de derechos a los trabajos de topografía, especialmente a un peticionario como impenitente como K. Él no sería un Dios muy estimable, tampoco, a juzgar por la indiferencia del castillo, la mezquindad, la crueldad, la lujuria, y falibilidad.

    Desde el castillo no representa a Dios, la búsqueda K. 's apenas puede simbolizar una peregrinación religiosa. Lejos de contrición o de auto-conocimiento, por no hablar de la admisión de culpabilidad-en contraste con los protagonistas guildaden de Amerika y Der Prozess-K. viene a exigir sus derechos, por no abjurar de ellas. Es un quester, que de ninguna manera es lo mismo que un peregrino. En contraste con el enfoque de un peregrino, K. es exactamente tan lejos de su meta conmigo final de la novela como al principio. Además, el escenario está listo para otra aventura sexual en la casa, esta vez con Pepi. Acogedora habitación de las damas parece un lugar curioso para una peregrinación religiosa a fin.

    Todo es muy fácil de aplicar categorías freudianas para Das Schloß-por ejemplo, K. como vengador de Edipo contra el castillo paterno. Tales esfuerzos pueden ser esclarecedor o sugestivas, cualquier intento, sin embargo-y ha habido unos pocos, para imponer un sistema freudiano en la novela dejará más que un estudio de caso de evisceración, un pobre remanente de una novela magnífica y ambiguo. El lector debe ser capaz de disfrutar y saborear esas ambigüedades alusivos sin sentirse obligado a forzar en el lecho de Procusto de una única categoría de crítica reductora.

    Mientras escribía Das Schloss, Kafka continuó escribiendo parábolas, incluyendo sus quizás los más conocidos, "Gibs auf!" (1936, traducido como "Give It Up" 1960) y "Von den Gleichnissen" (1936, traducido como "Sobre Parábolas", 1960). El significado de la primera se resume en el título. El narrador, perdido, apela a un policía para las direcciones y se burlaban de respuesta. Esto es lo que viene de la fe y la confianza que reposa en otra, por lo que la amonestación titular a renunciar a la búsqueda. "Von den Gleichnissen" es última parábola de Kafka. Su esencia es que las parábolas sólo tienen la intención de decir que lo incomprensible es incomprensible, que ya sabemos. Esta incomprensibilidad o inexplicable es un sello distintivo de la parábola kafkiana, a diferencia de la parábola del Nuevo Testamento, que por lo general termina con una aclaración para asegurarse de que el oyente consigue el punto. La familiaridad con el último tipo probablemente explica la tendencia de explicators celosos forzar parábolas de Kafka en el más familiar, pero ajena, el moho.

    Después de junio 1922 no había más renovaciones de las bajas por enfermedad de Kafka de la compañía de seguros, y en julio se retiró de la pensión. Salió de Praga a vivir con su hermana Ottla en el sur de Bohemia durante varios meses y los hombres volvieron a Praga. Junto con el trabajo de Das Schloß en 1922 se dedicó a una historia llamada "Ein Hungerkunstler" (traducido como "El artista del hambre", 1938). En el verano de 1923, veraneaban en la costa báltica con su hermana Elli y su familia. Allí conoció a Dora Diamant, una joven de raíces jasídicos. Su entorno familiar y su competencia en hebreo apelaron a Kafka por igual con su atractivo personal. Vivió con ella en Berlín hasta la primavera de 1924, cuando ella lo acompañó a Austria. Allí entró sanatorio Kierling cerca de Klosterneuburg. En 1923 y 1924, cuando se pueda, Kafka trabajó en tres historias que fueron publicadas después de su muerte: "Eine kleine Frau" (1924, traducida como "A Little Woman", 1943), "Der Bau" (1936, traducido como "La Madriguera, "I960), y" Josefine, die Sängerin, oder das Volk der Mause "(1924, traducido como" Josefina, la cantora, o, La Nación Ratones ". 1942) Después de sufrimiento horrible, murió el 03 de junio 1924 de la tuberculosis de la laringe.

    El epónimo "artista del hambre" es un artista de dudosa autenticidad, cuyo arte es matar de hambre a sí mismo. Al final de morir inadvertido en un montón de paja sucia. Su muerte en respuesta a la pregunta de por qué él persiguió su inusual, pero en Europa del siglo XIX no uniqueprofession es que no podía encontrar la comida que le gustaba, y si lo hubiera hecho, habría tenido ningún problema, pero habría comido como cualquier otra persona . Él no da a conocer qué tipo de alimentos se habría apelado a él, una omisión que ha dado lugar a la sugerencia fundamental que es forraje espiritual que él está hablando. Añádase a esto la especulación el hecho de que sus ayunos soportar durante cuarenta días, recordando así la tentación de Cristo en el desierto-y la noción de que crece la historia es una alegoría cristiana. El problema con esta interpretación es que el artista del hambre, a diferencia de un ermitaño en una cueva o Cristo en el desierto, no se resiste a la tentación del todo, ni mucho menos privarse de lo que quería, que era, por sus luces, dando rienda suelta a sus deseos en una forma impensable para un auténtico santo. Después de su triste final, sus restos son arrastrados con la paja y es sustituido en la jaula por un leopardo elegante y con hambre, lo que atrae a multitudes enormes y entusiasta. El leopardo se celebra la alegría de la vida como el artista del hambre nunca tuvo y que ahora atrae a las multitudes. Por lo tanto el tema, como en In der Strafkolonie y "Ein Landarzt," tiene que ver con el contraste entre la antigüedad y el presente, y en "Ein Hungerkunstler", sin embargo, el esquema se puso en la cabeza, ya que es la época actual que es la más resistente y más vigoroso. El leopardo es, con mucho, el acto saludable.

    "Eine kleine Frau" es un monólogo en el que un narrador discute largamente algo tedioso una mujer muy crítico y el tormento le deben a sus críticas gratuitas. No parece haber ninguna manera para él para silenciar sus críticas, que ha estado sucediendo durante años. Su incompatibilidad es total. Al final se resuelve no hacer caso a la mujercita lo mejor que puede y en silencio dirigir su propia vida. Esta pequeña mujer de ficción es probablemente una proyección de implacable autocrítica de Kafka, en cualquier caso, sólo hay ocasiones alegres pasajes narrativos en el monólogo, que se quedó fuera más largo que su pequeña premisa puede soportar cómodamente. Cabe la posibilidad de que el agotamiento físico de Kafka estaba tomando un peaje artística.

    Por otro lado, "Der Bau," el siguiente a la última historia de Kafka escribió y un monólogo de mucha mayor longitud, no se hunda. Las especies del excavador de ficción Kafka retiene, el excavador sin duda sinónimo de autor. Ahora pasado su mejor momento, el excavador en sus años de vigor construido para su protección una madriguera elaborado. Él no se limita a ella, sino que hace la mayor parte de su caza sobre el suelo. Se siente tentado a pasar el resto de su vida en la superficie, contemplando la entrada de su madriguera. Ser aérea conlleva un riesgo de confrontación, pero estar bajo tierra no elimina por completo el peligro. Para él construyó sus obras subterráneas antes adecuadamente comprendido los principios de defensa. Efectivamente, el excavador regresa a su palacio subterráneo y percibe un silbido apenas audible a través de las paredes de tierra. Al principio se descarta como algo sin importancia, pero el ruido no desaparece. Los vacila burrower entre ignorarlo y agitadamente pesaje métodos de enfrentarla; como Kafka, se le da a la reflexión neurótico. Como los cambios de ruido en el volumen y la calidad, se llega a la conclusión de que debe ser un gran bestia de excavación hacia él. El final de la historia se ha perdido. La amenaza, si uno busca la relación autobiográfica, sería el planteado por la enfermedad fatal de Kafka. Los críticos también se han detectado en "Der Bau", una metáfora sexual-no menos sugerente que el de "Ein Landarzt", lo cual es mucho más evidente en el alemán original que en la traducción. Idioma lado, madriguera es claramente susceptible a la interpretación como la penetración sexual, especialmente con tanta atención narrativa se centró en la entrada de la madriguera. En conjunción con la esterilidad de la burrower burrowthe no tiene compañero, ningún descendiente-la metáfora sexual debe ser tomado irónicamente.

    'Josefine, die Sängerin, oder das Volk der Mause "es la última historia de Kafka, escrita sólo tres meses antes de su muerte. Me gusta" Eine kleine Frau, "es más una discusión que una narración. El narrador, al parecer un tipo de ratón de Josefine , es cualquier cosa menos pulido: el informe está lleno de calificaciones y contradicciones internas, por lo que es difícil para el lector para obtener una percepción exacta de Josefine, el artista musical idiosincrásico y espuria, y su relación con la comunidad del ratón Josefine, por. todo el brillo de sus actuaciones de canto, en realidad sólo hace que el sonido silbante que todos los ratones hacen, muchos de ellos sin siquiera saberlo, y la comunidad de ratón para el que se realiza carece de un sentido de la música, por sus vidas son demasiado cargada de preocupación, peligro, y el terror para permitir que el placer o la reflexividad necesaria para el arte. Los ratones se dice que veneran Josefine y su forma de cantar, pero a veces tienen que ser detenidos y obligados a asistir a sus conciertos, algunos dada cuando el estado de ánimo huelgas ella, los demás programado de antemano, como el que uno o dos días atrás en la que no se presentó. En ocasiones anteriores ha tenido que ser persuadidos de realizar, pero ahora ha desaparecido sin dejar rastro. Su hábito ha sido insistir y . alimentarse de la apreciación de sus compañeros de los ratones, incluso cuando ella desdeña que Ella se da aires de prima donna, y sin embargo la pregunta es constantemente planteada por el narrador: Josefine es un artista en todo "

    Brod fue el responsable de la idea de que la nación ratón era la metáfora de Kafka para el pueblo judío. Esta interpretación probablemente refleja los intereses sionistas de Brod más de la intención artística de Kafka, de Kafka hace su narrador negar reiteradamente cualquier memoria histórica de los pueblos del ratón, mientras que Judios son singularmente rica en la memoria histórica. Marxistas puntos de interpretación señala que la masa, la comunidad, perdura eternamente, mientras que el individuo, representado por Josefine, se desvanece. Esta formulación ignora el último párrafo, que habita en la redención de Josefine. Ese reembolso se llevará a cabo en el inconsciente colectivo de la gente del ratón, que se olvida, sin embargo, habrá contribuido a ese inconsciente colectivo.

    Tal vez la línea interpretativa sugerida por otros relatos finales de Kafka es el más probable: la autenticidad problemática de la artista en un ambiente no propicio para el arte. Esta interpretación hace Josefine un colega del artista del hambre, del narrador de "Eine kleine Frau", y del excavador, todos ellos personajes de los moribundos y no muy esperanzador, pero con humor irónico Kafka. No serviría de nada que sugiera que estas historias definitivas, concebidas y escritas en las circunstancias personales más terribles, son los mejores de Kafka. Pero al igual que el mejor, que señalan el comienzo de la era de la modernidad literaria, que se alistan al lector directamente, sin mediación, en el trabajo. Se abrazan deformación, ya sea físico o espiritual, como un incentivo para la duda o la ambigüedad, sino que se centran en una persona que es un personaje de ficción de la autora, que es, a su vez, no Everyman, y lo hacen todo con la ambigüedad y ironía que invitan, pero rara vez se valida, una sola interpretación.

    Bibliografías:
    Rudolf Hemmerle, Franz Kafka: Eine bibliográfica (Munich: Lerche, 1958), Angel Flores, A Kafka Bibliografía (New York: gordiano Press, 1976), Maria Luise Caputo-Mayr y Julius M. Herz, Franz Kafka Werke: Eine Bibliographie der Primarliteratur (1908-1980) (Berna y Munich: Francke, 1982), Ludwig Dietz, Franz Kafka: Die Veröffentlichungen zu seinen Lebzeiten (1908-1924): Eine textkritische und kommentierte Bibliographie (Heidelberg: Stiehm, 1982), Malcolm Pasley, Catálogo del Centenario Exposición Kafka 1983 (Oxford, Bodleian Library, 1983).

    Biografías:

    Max Brod, Kafka: A Biography, traducido por G. Humphreys-Roberts (Nueva York: Schocken, 1947, revisado, traducido por Humphreys-Roberts y Richard Winston, 1960);

    Klaus Wagenbach, Franz-Kafka: Eine Biographie cerquero Jugend, 1883-1912 (Bern: Francke, 1958);

    Daryl Sharp, The Raven Secret: Conflicto y transformación en la vida de Franz Kafka (Toronto: Inner City Books, 1980);

    Ronald Hayman, Kafka: A Biography (Nueva York: Oxford University Press, 1982);

    Joachim Unseld, Franz Kafka: Ein Schriftstellerleben (Munich y Viena: Hanser, 1982);

    Rotraut Hackermüller, Das Leben, das mich Stort: ​​Eine Dokumentation zu Kafkas letzten Jahren 1917-1924 (Viena Sc Berlín: Medusa, 1984);

    Ernest Pawel, la pesadilla de la razón: una vida de Franz Kafka (New York: Farrar, Straus & Giroux, 1984);

    Klaus Wagenbach, Franz Kafka: Imágenes de una vida, traducido por Arthur S. Wensinger (New York: Pantheon, 1984).

    Referencias:

    Jurg Johannes Amann, Das Symbol Kafka: Eine Studie uber den Kunstler (Berna y Munich: Francke, 1974);

    Gunther Anders, Franz Kafka, traducido por A. Steer y AK Thorlby (Londres: Bowes y Bowes, 1960);

    Evelyn W. Asher, Urteil ohne Richter: Psychische Integración oder Charakterentfaltung im Werke Franz Kafka (New York: Lang, 1984);

    Evelyn Torton Beck, Kafka y el Teatro Yiddish: su impacto en su trabajo (Madison, Milwaukee y London: University of Wisconsin Press, 1971);

    Peter U. Beicken, Franz Kafka: Eine kritische Einführung in die Forschung (Frankfurt am Main: Adienaion, 1974);

    Beicken, Franz Kafka. Leben und Werk (Stuttgart: Klett, 1986);

    Friedrich Beiner, Der Erzahler Franz Kafka (Stuttgart: Kohlhammer, 1961);

    Charles Bernheimer, Flaubert y Kafka: Estudios de la Estructura Psychopoetic (New Haven y Londres: Yale University Press, 1982);

    Chris Bezzel, Kafka-Chronik (Munich y Viena:. Hanser, 1975);

    Hartmut Binder, Kafka: Der Schaffensproze (Frankfurt am Main: Suhrkamp, ​​1983);

    Binder, Kafka-Handbuch, 2 volúmenes (Stuttgart: Kroner, 1979);

    Binder, Kafka en neuer Sicht (Stuttgart: Metzler, 1976);

    Binder, Kqfka-Kommentar zu den Romanen, Rezensionen, Aphorismen und zum Breve un den Vater (Munich: Winkler, 1976);

    Binder, Kafka-Kommentar zu samtlichen Erzählungen (Munich: Winkler, 1975);

    Binder, Motiv und Gestaltung bei Franz Kafka (Bonn: Bouvier, 1966);

    Jurgen Born, Franz Kafka: Kritik und Rezeption 1924-1938 (Frankfurt am Main: Fischer, 1983);

    Nacido y otros, eds, Franz Kafka: Kritik und Rezeption zu seinen Lebzeiten (Frankfurt am Main: Fischer, 1979).;

    Patrick Bridgwater, Kafka y Nietzsche (Bonn: Bouvier, 1974);

    Max Brod, Uber Franz Kafka (Frankfurt am Main: Fischer, 1966);

    Brod, Verzweiflung Erlb'sung im Werk und Franz Kafka (Frankfurt am Main: Fischer, 1959);

    Elias Canetti, de Kafka otro ensayo: Las Cartas a Felice, traducido por Christopher Middleton (Nueva York: Schocken, 1974);

    Michel Carrouges, Kafka frente Kafka, traducido por Emmett Parker (Universidad: University of Alabama Press, 1968);

    Peter Cersowsky, "juegos Souvenirs Leben ist auf Literatur gerichtet": Franz Kafka im Kontext der literarischen Dekadenz (Würzburg: Königshausen + Neumann, 1983);

    Jules Chaix-Ruy, Kafka, lapeur de l'absurde (Paris: Centurion, 1968);

    Stanley Corngold, Desesperación del Comentarista: La interpretación de "La metamorfosis" de Kafka (Port Washington, Nueva York y Londres: Kennikat Press, 1973);

    Claude David, ed, Franz Kafka: Themen und Problemen (Göttingen: Vandenhoeck y Ruprecht, 1978).;

    Gilles Deleuze y Félix Guattari, Kafka: Hacia una literatura menor, traducido por Dana Polan (Minneapolis: University of Minnesota Press, 1986);

    Ludwig Dietz, Franz Kafka (Stuttgart: Metzler, 1975);

    Pavel Eisner, Franz Kafka y Praga, traducido por Lowry Nelson y René Wellek (New York: Arte, 1950);

    Wilhelm Emrich, Franz Kafka: un estudio crítico de sus escritos, traducido por Sheema Z. Buehne (New York: Ungar, 1968);

    Rose-Marie Ferenczi, Kafka, subjectivité, histoire et estructuras (Paris: Klincksieck, 1975);

    Kurt J. Fickert, Dobles de Kafka (Berna, Frankfurt am Main y Las Vegas: Lang, 1975);

    Karl-Heinz Fingerhut, Die Funktion der Tierfiguren im Werke Franz Kafka (Bonn: Bouvier, 1969);

    Brigitte Flach, Kafkas Erzählungen: Strukturanalyse Interpretación und (Bonn: Bouvier, 1967);

    . Angel Flores, ed, que me explique algunas historias de Kafka: Textos completos con explicaciones (Nueva York: gordiano Press, 1983);

    Flores, ed, El Debate Kafka: nuevas perspectivas para nuestra época (New York: gordiano Press, 1977).;

    Flores, ed, El problema de Kafka (New York: Octagon Books, 1963).;

    Flores, ed, el problema de "El Juicio Final" (New York: gordiano Press, 1977).;

    Flores y Homero Swander, eds, Franz Kafka Hoy (Madison: University of Wisconsin Press, 1964).;

    AP Foulkes, el pesimista Reluctant: Un estudio de Franz Kafka (La Haya y Paris: Mouton, 1967);

    N. Nahum Glatzer, los amores de Franz Kafka (New York: Schocken, 1986);

    Eduard Goldstucker, ed, Franz Kafka Sicht aus Prager (Berlin: Voltaire, 1965).;

    Maja Goth, Franz Kafka et les lettres francaises (Paris: Corti, 1956);

    Ronald Gray, Franz Kafka (Cambridge: Cambridge University Press, 1973);

    Gray, el Castillo de Kafka (Cambridge: Cambridge University Press, 1956);

    Martin Greenberg, The Terror of Art: Kafka y Literatura Moderna (New York & London: Basic Books, 1968);

    Karl Erich Grozinger, Stephane Moisés y Hans Dieter Zimmermann, eds, Kafka und das Judentum (Frankfurt am Main: Judischer Verlag bei Athenaum, 1987).;

    Jiri Grusa, Franz Kafka de Praga, traducido por Eric Mosbacher (Londres: Buscador & Warburg, 1983);

    Calvin S. Hall y Richard E. Lind, los sueños, la vida y la literatura: un estudio de Franz Kafka (Chapel Hill: University of North Carolina Press, 1970);

    Leo Hamalian, comp, Franz Kafka: A Collection of Criticism (New York: McGraw-Hill, 1974).;

    Gunter Heintz, Franz Kafka: Sprachreflexion ah dichterische Einbildungskraft (Würzburg: Königshausen + Neumann, 1983);

    Erich Heller, introducción a El Kafka Basic (New York: Pocket Books, 1979);

    Heller, Franz Kafka (New York: Viking, 1975);

    Peter Heller, Dialéctica y Nihilismo: Ensayos sobre Lessing, Nietzsche, Mann y Kafka (Amherst: University of Massachusetts Press, 1966);

    Klaus Hermsdorf, Kafka: Weltbild und Roman (Berlín: Rutten y Loening, 1961);

    John Hibberd, Kafka en su contexto (London: Studio Vista, 1975);

    Hans Helmut Hiebel, Die Zeichen des Gesetzes: Recht und Macht bei Franz Kafka (Munich: Fink, 1983);

    Heinz Hillmann, Franz Kafka: Dichtungstheorie und Dichtungsgestalt (Bonn: Bouvier, 1964);

    Kenneth Hughes, ed. Franz Kafka: una antología de la crítica marxista, traducido por Hughes (Hanover y Londres: Prensa de la Universidad de Nueva Zelanda, 1981);

    Adrian Jaffe, el proceso de "prueba" de Kafka (Lansing: Michigan State University Press, 1967);

    Wolfgang Jahn, Kafkas Roman "Der Verschollene" ("Amerika") (Stuttgart: Metzler, 1965);

    Gustav Janouch, Conversaciones con Kafka, traducido por Goronwy Rees (New York: New Directions, 1969);

    Harry Jarv, Die Kafka Literatur: Eine Bibliographie (Malmö y Lund: Bo Cavefors, 1961);

    Jean Jofen, el místico judío en Kafka (Nueva York, Berna y Frankfurt am Main: Lang, 1987);

    Norbert Kassel, Das Groteske bei Franz Kafka (Munich: Fink, 1969);

    Lida Kirchberger, uso de Franz Kafka de Derecho en la ficción (Nueva York, Berna y Frankfurt am Main: Lang, 1986);

    Jorgen Kobs, Kafka: Untersuchungen zu Bewutsein und Sprache cerquero Gestalten, editado por Ursula Brech (Bad Homburg: Athenaum, 1970);

    Herbert Kraft, Mondheimat-Kafka (Pfullingen: Neske, 1983);

    Franz Kuna, Franz Kafka: La literatura como castigo correctivo (Bloomington y Londres: Indiana University Press, 1974, London: Elek, 1974);

    Kuna, ed, en Kafka: Perspectivas Semi-Centenario (New York: Barnes & Noble, 1976).;

    Richard H. Lawson, Franz Kafka (Nueva York: Ungar, 1987);

    Mijal Levi, Kafka y el anarquismo (Nueva York: Prensa revisionista, 1972);

    Rene Marill (Alberes RM) y Pierre de Boisdeffre, Kafka: The Torment of Man, traducido por Wade Baskin (New York: Philosophical Library, 1968);

    Eric Marson, "prueba" de Kafka: el caso contra JosefK. (St. Lucia: University of Queensland Press, 1975);

    Ramón G. Mendoza, la Humanidad Exterior: Un estudio de la ficción de Kafka (Lanham, Md.: University Press of America, 1986);

    Weiyan Meng, Kafka und China (Munich: iudicium, 1986);

    Literatura Moderna austriaco, número especial Kafka, 11, no. 3/4 (1978);

    Mosaico, tema Kafka especial, 3, no. 4 (1970);

    Bert Nagel, Kafka und die Weltliteratur (Munich: Winkler, 1983);

    Ralf R. Nicolai, Ende oder Anfang: Zur Einheit der Gegensdtze en Kqfkas "Schloss" (Munich: Fink, 1977);

    Nicolai, Kafka Amerika-Roman "Der Verschollene" (Würzburg: Königshausen + Neumann, 1981);

    Margot Norris, las bestias de la imaginación moderna: Darwin, Nietzsche, Kafka, Ernst y Lawrence (Baltimore: Johns Hopkins University Press, 1985);

    Charles Osborne, Kafka (New York: Barnes & Noble, 1967);

    Roy Pascal, Narradores de Kafka: un estudio de sus historias y Sketches (Cambridge: Cambridge University Press, 1982);

    Heinz Politzer, Franz Kafka: Parábola y Paradox (Ithaca y Londres: Cornell University Press, 1966);

    Elizabeth M. Rajec, Namen und ihre Bedeutungen im Werke Franz Kafka (Berna, Frankfurt am Main y Las Vegas: Lang, 1977);

    Phillip H. Rhein, las ganas de vivir: un estudio comparativo de "Der Prozess" de Franz Kafka y Albert Camus "El extranjero" (Chapel Hill: University of North Carolina Press, 1964);

    Helmut Richter, Franz Kafka: Werk und Entwurf (Berlin: Rutten y Loening, 1962);

    Marthe Robert, Soledad de Franz Kafka, traducido por Ralph Manheim (London: Faber & Faber, 1982), reeditado como tan solo como Franz Kafka (New York & London: Harcourt BraceJovanovich, 1982);

    Ritchie Robertson, Kafka: Judaísmo, Política y Literatura (Oxford: Clarendon Press, 1985);

    James Rolleston, Narrativa Teatro de Kafka (University Park y Londres: Pennsylvania State University Press, 1974);

    Rolleston, ed, Interpretaciones del siglo XX de "The Trial" (Englewood Cliffs, NJ: Prentice-Hall, 1976).;

    Richard Sheppard, El "Castillo" de Kafka: un estudio (New York: Barnes & Noble, 1973);

    Walter H. Sokel, Franz Kafka (New York: Columbia University Press, 1966);

    Meno Spann, Franz Kafka (Boston: Twayne, 1976);

    Marcos Spilka, Dickens y Kafka: una interpretación Mutual (Bloomington: Indiana University Press, 1963);

    JP Stern, ed, El mundo de Franz Kafka (New York: Holt, Rinehart & Winston, 1980).;

    Estructurales Romano y JC Yardley, eds, Franz Kafka (1883 - 1983): su arte y pensamiento (Waterloo, Ontario: Wilfrid Laurier University Press, 1986.).;

    Jorg Thalmann, Wege zu Kafka: Eine Interpretación des Amerikaromans (Frauenfeld y Stuttgart: Huber, 1966);

    Anthony Thorlby, Kafka: un estudio (London: Heinemann, 1972);

    Ruth Tiefenbrun, Momento de Tormento: una interpretación de los cuentos de Franz Kafka (Carbondale y de Edwardsville: Southern Illinois University Press, 1973);

    Alan Udoff, ed, Kafka y el rendimiento crítico contemporáneo (Bloomington: Indiana University Press, 1987).;

    Johannes Urzidil, There Goes Kafka, traducido por Harold A. Basilio (Detroit: Wayne State University Press, 1968);

    Martin Walser, Versuch über Franz Kafka (Munich: Hanser, 1961);

    Kurt Weinberg, Kafkas Dichtungen (Berna y Munich: Francke, 1963);

    Melvin Wilk, la presencia judía en TS Eliot y Franz Kafka (Atlanta: Scholars Press, 1986).

    Papeles:

    La mayoría de los materiales manuscritos de Franz Kafka se encuentran en la Biblioteca Bodleian de Oxford. Dos páginas de "Der Verschollene" (Amerika) están en el Osterreichische Nationalbibliothek de Viena. La mayoría de los "Dorfschullehrer" (Village Schoolmaster-una historia incompleta probablemente data de después de la Primera Guerra Mundial) los papeles están en el Deutsches Literaturarchiv en Marbach, junto con algunas de las cartas de Kafka. Las cartas a Felice Bauer y Milena Jesenska están en la posesión de Schocken Books, New York. El manuscrito de Der Prozess fue comprado en una subasta en Sotheby en Londres por $ 1.980.000 el 17 de noviembre 1988 por un librero alemán West informa que actúe en nombre del gobierno alemán. Dijo que el manuscrito se mostrará en el Deutsches Literaturarchiv.
     

Compartir esta página