Cuidados de las iguanas

Tema en 'Mascotas y Animales' iniciado por Poxyman, 9 Oct 2009.

  1. Poxyman

    Poxyman New Member

    Domesticando a tu Iguana

    Las iguanas verdes, cuando son pequeñas, son muy rebeldes, por lo que pegan coletazos y tiran mordiscos. En todo caso, no hay que temer de sus mordidas ya que no son tan fuertes como parecen y suelen aflojar si uno no le opone resitencia. A las iguanas hay que tomarlas hasta que se acostumbren a uno, primero sacándolas del terrario, tomándolas con la mano cerrada y acariciándoles la cabeza, la espalda y todo el cuerpo. Luego, a los minutos de acariciarla, comienza a cerrar los ojos y poco a poco, abrir la mano siguiendo con las caricias. Seguramente, cuando quieras volver a tomarla saltará y se querrá ir. Hay que ir a buscarla y demostrarle quién es el jefe. Otro ejercicio es el de tomarla y ponerle un collar, de esos que se venden por ahí, para iguanas o dragones, luego la dejas cerca de un lugar donde le puedas dar calor, también debe ver movimiento de la gente (no mucho porque todo esto para ella es estresante).
    Otro ejercicio es el sacarla de su terrario y ponerla en una jaula donde no pueda escaparse y acercarla a donde estés sentado, mirando tv, o estudiando. Que sepa que un humano no le va a hacer nada. Esto también lleva tiempo. Por último, hay que repetir todos los ejercicios hasta que la iguana pueda quedarse a unos metros tuyo, sin estar atada, debajo de una lámpara que le de calor, no te acerques mucho porque se escapará. Con estos ejercicios de no más de una hora, por lo menos de dos a tres veces por semana, en un año y medio, la iguana se hace totalmente maleable a la mano del hombre. No te olvides que los reptiles, en particular las iguanas, no son de tener una memoria lo bastante amplia como para recordar estos estimulos de domesticación, es por eso que la periodicidad de las dos o tres veces por semana debe ser cumplida


    TERRARIO

    CAJA.- Se debe mantener a las iguanas dentro de una caja (queriendo decir con caja un acuario para criar peces - PECERA, una caja de madera, de rejillas, etc.) lo suficientemente grande como para correr, y alta para que puedan escalar. Se sugiere para una iguana pequeña, un terrario de 70 cm. de largo por 70 de alto y unos 30 cm. de fondo. Se debe tener presente que las iguanas no son como los peces que dejan de crecer si el acuario es muy pequeño; las iguanas crecerán, no importando la medida del terrario. A ellas les encanta escalar, para eso hay que colocar dentro de la caja ramas gruesas, en las que puedan apoyar completamente el cuerpo, bien firmes para que no se caigan. Las iguanas saltarán de una rama a otra, y también las utilizarán para refugiarse. También hay que colocar algún objeto en el que se puedan esconder, como piedras, una corteza de árbol, o un cactus seco para meterse dentro. Por último, si cabe dentro de la caja, se puede colocar un pequeño hibisco, por ahí las iguanas treparán y también lo devorarán ya que sus hojas y sus flores les encantan. Es bueno sacar a las iguanas de la caja a veces para que ellas puedan correr libres por la casa, y escalar los muebles.


    También venden unas pequeñas correas que no lastiman el cuero de ellas para pasearlas por todos lados. Lo mejor es no criar iguanas junto a otro tipo de animales, ya sean lagartijas, sapos, etc. Primero, porque se pueden transmitir enfermedades entre ellas; además porque las iguanas son fácilmente estresables y por último, porque habrá competencia por el espacio del terrario.

    Si piensas tenerla en una casita especial (iguanero), ésta deberá estar aireada, tener las mismas luces y calor que requieres con la opción anterior y algunas ramas de árboles (desinfectadas con agua con cloro y dejada secar al sol). Si decides al principio tenerla en una pecera es bueno, pero deberás pensar que la iguana es un reptil que crece rapidamente y que cada vez te exigirá un mayor espacio, por lo que debes de tener en mente la idea de un terrario grande y aireado.


    La medida mínima para una iguana adulta (de tres años o cuatro en adelante más o menos) es de 1.80 metros de largo (de cabeza a cola) El tamaño de la casita es de vital importancia para la salud mental de tu iguana y para un buen desarrollo o crecimiento.


    *Los materiales que pueden ser utilizados para su construcción son casi todos los que puedas imaginar como vidrio, plexi-glass, madera, plástico, ladrillo, cemento, metales inoxidables (acero inox, aluminio, etc) *En cuanto al sustrato, o sea lo que le pones en el piso de su casita, hay muchas posibilidades. A saber: piedritas, que son algo peligrosas porque la iguana se las puede comer (recuerda que son animales acostumbrados a estar en las ramas de los árboles y que la tierra propiamente dicha le es algo ajena) y si no son canto rodado y tienen vertices cortantes se pueden lastimar (más que nada al principio de la relación, cuando la iguana se asusta con cualquier cosa); arena, esta es todavía peor, la iguana la prueba, metiéndose la arena en su aparato digestivo, además es algo sucia, absorbe la humedad y cada vez que limpies la pecera te será muy molesta; (con las piedras y la arena también existe la posibilidad de que al defecar se atore o inserte por la cloaca de la iguana); tierra, también tiene sus contras, puede que contenga, al igual que la arena otras formas de vida perjudiciales para tu iguana y además es molesta a la hora de la limpieza; la otra son los trocitos de corteza que se usan para algunos arácnidos entre otros, pero yo no los recomiendo para las iguanas por ser algo molestos a la hora de lavar el terrario, es importante que sean trozos grandes ya que la iguana podría querer ingerirlos; y el famoso diario, que si bien es limpio y cómodo y las tintas actuales, dicen, no son perjudiciales, lucen horribles en la pecera. Se recomienda pasto artificial especial para reptiles, se deben de tener dos o más pedazos iguales para lavar cuando se te de la gana. Es muy importante la limpieza también a la hora de diseñar el iguanero. Nunca hay que dejar de tenerla en cuenta. *Lo ideal para ellas sería que les proporcionaras calor y luz en el mismo lugar porque tu iguana se sentirá mucho más a gusto y al natural de esa forma. Ésto lo puedes hacer con una tabla de madera que en la parte de abajo tenga atornillados un bulbo que le proporicione calor y un tubo fluorescente que provea rayos UVB a la piel de tu iguana.. Estos dos elementos son sumamente necesarios. Es MUY IMPORTANTE aislar los generadores de calor y luz de las iguanas con una red, malla metálica o algo similar pues las iguanas intentarán acercarse lo mayor posible a ellos y en ocasiones pueden no llegar a darse cuenta que se están quemando hasta que ya es demasiado tarde, además corren peligro de electrocutarse. También es importante que no las aisles con vidrio o plástico (u otros derivados) pues son materiales que absorben los rayos ultravioleta que tu iguana tanto necesita para vivir saludablemente. Si decides que tomen baños de sol, no las saques en la pecera, pues esta funcionará como un horno de microondas y se morirán en poco tiempo, pues alcanza temperaturas sumamente elevadas.

    TEMPERATURA


    Las iguanas necesitan el calor para poder desarrollarse, ya que estas no producen, regulan ni mantienen su propio calor para su metabolismo, sino que lo reciben del medio. También lo necesitan para digerir la comida apropiadamente y para luchar contra las enfermedades. El calor activa a las bacterias que las iguanas tienen en el estómago e intestino ya que estas comienzan a consumir la parte fibrosa de los vegetales, lo que ayuda a la iguana a digerir estos nutrientes pre-masticados. La iguana debe tener un terrario que mantenga una temperatura de aprox-superior a los 30 grados C (28o-32oC), pero también debe tener una área mas fresca donde ella pueda refrescarse, ya que ellas autorregulan su temperatura moviéndose entre sectores con altas y bajas temperaturas según lo necesiten. La caja de las iguanas debe permanecer caliente, esto puede ser por un calor radiante desde encima de ellas (se puede usar una bombilla común de 60 Watts. La luz debe estar separada de las iguanas por una rejilla (para evitar que la iguana se queme), con la bombilla a varios centímetros de la rejilla. La iguana intentará permanecer lo más cerca de la ampolleta que pueda, así que si es posible, dentro de la caja se debe colocar ramas y palos para que esta suba por ellos y llegar cerca del calor. Esta no debe ser confundida con el tubo de luz fluorescente de luz ultra violeta utilizado para activar la vitamina D, como es explicado más adelante. El calor también se puede lograr colocando una placa calefactora bajo una pequeña pila de papel de diario (papel periódico), para que este aisle a la iguana del extremo calor y evite que esta muera o sufra daños producto de las quemaduras. Esto es lo que sucede con las llamadas Hot Rocks, que tienen contacto directo con las iguanas y adquieren muy altas temperaturas para las iguanas y los reptiles en general (por lo que no se recomiendan): Se recomienda usar preferentemente la placa calefactora que puede aislarse y es más económica; para quienes ya han adquirido una piedra calefactora Hot rock, se recomienda cubrirlas con géneroso o papel de diario si es posible y no encenderlas por más de 7 horas al día. Además, estas Piedras Calientes, podrían electrocutar a tu iguana si ella defeca sobre la piedra eléctrica. Para medir el calor dentro del terrario es necesario adquirir un termómetro, y las temperaturas deben oscilar entre los 28 y 32 grados C. En verano es muy fácil alcanzar estas temperaturas, así que prácticamente no es necesario colocar la placa calefactora ni siquiera en la noche.


    HUMEDAD


    HUMEDAD


    Las iguanas también necesitan agua en el ambiente, como humedad para mantener fresca su piel. El pequeño plato con agua, con el calor dentro de la caja, puede mantener una alta humedad al evaporarse el agua, o si no, se les puede echar agua dentro de la caja con un rociador. Una buena humedad está entre 70 y 95% dentro de la caja. A algunas iguanas les gusta tener una gran fuente con agua para nadar, y esto también aumenta la humedad dentro de la caja. Una buena idea para mantener la temperatura elevada junto con la humedad, es colocar una probeta con agua (de las que se usan en laboratorios) y adentro un calefactor de los usados para calentar el agua de las peceras. El calor aumenta la temperatura ambiental y hace que se evapore el agua aumentando la humedad.



    ILUMINACIÓN ​


    Las iguanas necesitan luz solar directa, queriendo decir, luz solar que no traspase el vidrio del terrario, ni los vidrios de la ventana del dormitorio ni tampoco un plástico. Necesitarán al menos, 30 ó 45 minutos al día de luz solar, especialmente en verano. Además, durante el día, dentro del terrario necesitará una luz ultravioleta UVB. Ninguna bombilla común puede darles luz UVb, ni siquiera las conocidas como amplio espectro, así que se necesita tener un tubo fluorescente que este diseñado para luz UVb. o especiales para reptiles. El foco de 60 W recomendada es para la generación de calor dentro del terrario. Esta luz UV debe separarse de las iguanas por una rejilla NI PLÁSTICA NI DE VIDRIO ya que estos bloquean la mayoría de la luz UVB. En el mercado estas luces son conocidas como Vitalite. Este tubo de luz UVB no debe ser reemplazado por las ampolletas con neodymium, ya que estos sólo pueden ser usados para aumentar el calor pero no para producir luz UV. Esta luz UVB, ya sea directa del sol o del tubo fluorescente UV, es necesaria para todos los organismos debido a que se utiliza a nivel intestinal para activar vitamina D (la que ingerimos en forma de precursores de vitamina), la que es necesaria para absorver el calcio de la dieta. Recuerda que la vitamina D es muy difícil de suministrar en forma externa directa, ya que una sobre-suplementación de esta vitamina es desastrosa para la salud de la iguana, pero cuando la vitamina D es sintetizada a partir de precursores activados por los rayos UVB del sol o provenientes de los tubos fluorescentes especializados para esto, no sufren daño alguno ya que esta producción de vitamina D es utilizada para su completo beneficio. En todo caso, las iguanas aunque tengan el tubo de luz ultravioleta, necesitan luz solar directa, especialmente en verano, cuando la luz solar es mayor. Pero además de la luz, las iguanas necesitan de la oscuridad también. Para esto, hay que tapar la caja de las iguanas para que puedan tener como mínimo unas 8 a 10 horas de oscuridad cada noche.

    LAS IGUANAS EN EL REPTIL MAS POPULAR COMERCIALIZADO, DEBIDO A SU PRECIO BAJO, SU FACIL DOMESTICACIÓN Y ADAPTACIÓN AL MEDIO AMBIENTE, SOCIALIBILIZACIÓN Y QUE PUEDE DOMESTICARSE, SIENDO CONSIDERADA COMO MASCOTA.


    NO POR ESTOS PUNTOS SIGNIFICA QUE SEA FÁCIL TENERLA Y QUE SEA UNA MASCOTA PARA NIÑOS, TANTO POR SUS RASGUÑOS QUE PUEDEN SER MUY DOLOROSOS, QUE EN ALGUNOS CASOS PUEDE MORDER Y SU COLA ES USADA COMO UN ARMA QUE PUEDE SER BASTANTE DOLOROSA Y ES USADA COMO LÁTIGO POR LA IGUANA.

    SIEMPRE ES RECOMENDABLE LA SUPERVISIÓN DE UN ADULTO Y LAS PRECAUCIONES DEBIDAS AL MANIPULAR LA IGUANA, ADEMÁS DE QUE SE DEBEN DE LAVAR LAS MANOS DESPUÉS DE SU MANIPULACIÓN.


    AUNQUE NO ES TAN GRAVE COMO SE HA DICHO QUE LOS REPTILES SON TRANSMISORES DE SALMONELOSIS SI EXISTE UN FACTOR DE RIESGO, ES POR ESTO QUE SUGERIMOS LA HIGIENE, PRINCIPALEMENTE LADE LOS NIÑOS.



    ALIMENTACIÓN​

    El inicio va a ser invertido diciendo primero lo que NO se les debe dar a las iguanas. Nunca debe dárseles productos de origen animal, ya sea insectos (por pequeños que sean), comidas para perros o para gatos, carne, huevos, etc.. Las iguanas son completamente herbívoras, así que no deben recibir comidas de origen animal. En algunos se menciona que debe dárseles pequeños animales como lombrices de tierra y grillos regularmente como fuente de proteínas, pero las iguanas al ser herbívoras, no pueden metabolizar estos alimentos proteicos de origen animal y podrían desarrollar importantes enfermedades al hígado o a los riñones. Existen también algunos vegetales que no pueden comer; los ácidos como la naranja y el limón les harían mal en altas cantidades; la lechuga sólo llenará a la iguana, esta dejará de tener hambre pero no se alimentará, es como las papas fritas, llenan pero no alimentan; nunca se debe dar espinaca a las iguanas, a veces sí se puede, pero en muy pequeñas cantidades, la espinaca produce serios problemas en las iguanas, mejor no arriesgarse y no darles. La espinaca produce ácido oxálico, que no produce daño porque no es tóxico, pero se une al calcio de la dieta y forma complejos fuertemente unidos que son imposibles de separar, así el preciado calcio de la dieta queda ligado e inutilizable. Otros alimentos con alto ácido oxálico son los ruibarbos, la remolacha y el apio. Otros alimentos que podrían producir daño en las iguanas son los que causan deficiencia en la glándula tiroides. Estos son brócoli, bruselas, repollo, coliflor y nabos. Estos se los puedes dar es pequeñas cantidades y no muy seguido. Otros alimentos potencialmente peligrosos son los que tienen un alto contenido de tanina, estos son espinaca, zanahoria, plátano, uva, lechuga, ruibarbos y cebolla, aunque también se les puede dar esporádicamente.

    Las iguanas tienen dientes pero no para masticar la comida, sino que para desgarrar los alimentos, por lo tanto, la comida de las iguanas debe ofrecéersele picada o rallada para que no se les atore en alguna parte de su delgado esófago y laringe. Las iguanas deben siempre tener alimento en su pocillo para éste, nunca hay que dejar que el pocillo se acabe, ya que las iguanas no comen siempre a una misma hora, y pueden ir a comer y no encontrar nada. Siempre que acaben el plato, se debe volver a llenarlo. El pocillo con la comida debe ser sacado y lavado junto con los restos de comida todos los días, ya que se forman hongos con la humedad y el calor sobre los restos; si la iguana ingiriera estos hongos, quizás podría causarle problemas digestivos. Si uno tuviera más de una iguana en la misma caja, es recomendable darles la comida en más de un pocillo, para evitar posibles disputas y peleas por el alimento. Además es conveniente que los comederos estén separados unos de otros. Estos pocillos deben ser planos, para que la iguana pueda entrar a éste a comer, y colocar las patas encima de su alimento. La mejor hora para alimentar a las iguanas es en la mañana, ya que digieren los vegetales con bacterias en sus intestinos y estas necesitan calor para poder metabolizar los alimentos. Se debe alimentar a las iguanas DIARIAMENTE con comida en lo posible fresca o descongelada.
    La dieta de las iguanas debe incluir vitamina D, calcio y fósforo, para así evitar una enfermedad por mala nutrición conocida como enfermedad metabólica de los huesos (MBD). Los signos de esta enfermedad son característicos y son hinchazón, músculos de los muslos rígidos, parálisis repentina y cojera en una o más patas.
    La dieta de la iguana DEBE estar molida o picada en pequeños trocitos que la iguana sea capaz de tragar.

    Una buena dieta es pellets (que son alimentos deshidratados y forman unas pequeñas bolitas o rollitos con ellos, como la comida de las mascotas y llamados pienso en algunos países) de alfalfa remojados en agua, debido a que son muy duros y así las iguanas los pueden ingerir, aunque quedan mucho más apetecibles por las iguanas si son remojados en jugo de uva (los pellets se encuentran en las mascoterías, y son para los conejos). Estos pellets deberían ser remojados también en una bebida isotónica como Gatorade para recuperar las sales perdidas debido al proceso de pelletizado. También se les podría dar alfalfa fresca y picada en pequeños trozos; hojas y flores de hibisco, flores de rosa, brotes de plantas no tóxicas como mora, etc.; frutas como melón calameño, manzanas, peras, uvas (sin semillas), tomates, etc., sólo pequeños trozos de naranja por su acidez, y pequeños trozos de plátano por poseer bajo contenido de calcio y fósforo; verduras como zapallo (calabaza), zanahoria (no mucha), zapallo italiano (calabacín), porotos verdes (judías verdes), etc.. Recuerda que con una dieta variada, la iguana no debería presentar deficiencias nutricionales. Recuerda, es mejor NUNCA alimentar a las iguanas con ESPINACA. Las flores que le des a tu iguana NO deben tener pesticidas ya que estos pueden ocasionar toxicidad en tu iguana.


    Se recomienda hacerle una dieta a la iguana para unos dos o tres días, y si se congela, esta no debe estar más de 45 días congelada. Ojo que hay que darles la comida a las iguanas tibia y nunca helada, no es bueno darle a ningún animal la comida helada, ya que destruye los cilios del intestino que son pequeños pelitos que se encuentran en la superficie de éste. A las iguanas no les gusta comer todos los días lo mismo.


    También se les puede dar sólo pellets durante un par de días. Lo importante es que la dieta sea variada y no coman lo mismo durante toda la semana. Los vegetales y las frutas que le des a tu iguana deben estar crudos y no cocidos, a menos que explique lo contrario.

    ALIMENTOS SUGERIDOS PARA IGUANAS​
    * FLOR DE CALABAZA * CALABACITAS * ESCAROLA * HOJAS DE​
    ZANAHORIA * REMOLACHA * ACHICORIA * PEREJIL * ACELGA * CILANTRO * BERRO * APIO * HOJAS DE MOSTAZA * DIENTE DE LEÓN ​
    * ALFALFA MADURA * NABO * RABANOS * ESPARRAGOS *​
    PEPINOS * PAPAYA * MANGO * FRAMBUESA * SANDÍA * MELÓN ​
    * KIWI * PERA * CIRUELA * FRESA * PLÁTANO * HOJAS DE​
    FICUS * ROSAS * CLAVELES​

    ADEMÁS DE LOS SUPLEMENTOS EN POLVO QUE HAY EN EL MERCADO, DE CALCIO Y VITAMINAS, EL CUAL SE DEBE DE ESPOLVOREAR EN EL ALIMENTO, QUE DEBE DE SER CAMBIADO DIARIAMENTE. ​
    Mi iguana no come​

    Una iguana en estado de inanición (o sea debilitada por la falta de alimentación) no puede cumplir eficientemente con los requerimientos y funciones vitales. La circulación de la sangre, la respiración, digestión, desplazamiento, y absolutamente todo se hace sumamente complicado de digerir los alimentos) se pierde a medida que la iguana se va debilitando o cuando consume cosas nocivas para esta. Una iguana puede llegar a ese estado por diversas situaciones:

    * Ambiente frío o no tan frío pero inadecuado para la iguana ​
    * Ambiente demasiado caliente y seco mala alimentación ​
    * Alimentación insuficiente ​
    * Parásitos intestinales ​
    * Obstrucciones intestinales por ingesta de elementos no digeribles y que no ha podido liberar (piedras, arena, algodón, tornillos, etc) ​
    * EMO o MBD avanzada (enfermedades metabólicas en los huesos)​
    * Etapa de apareamiento ​
    * Hembra con huevos en la panza ​
    * Stress ​
    * Cambio de rutina ​
    * Está por mudar de piel​


    En estos casos, lo primero que hay que hacer es que la iguana consiga una termperatura corporal adecuada. Si la iguana estaba hipotérmica (muy fría) tendremos que alcanzar la temperatura deseada muy de a poco pues un cambio brusco podría ser fatal. Ponerlas directamente en agua caliente sería terrible. Lo ideal es ir calentando paulatinamente el ambiente donde están con estufas (no prenderlas a 2000 ni muy cerca de la iguana), O bien con calentadores ambientales, focos o lamparitas. El paso posterior es el de la rehidratación. Hay que recuperar los fluidos perdidos y a esto también hay que ir haciéndolo también de a poco para que el reptil pueda ir incorporándola. Se le irán dando muy pocas cantidades de agua tibia (29o o 30o) lo que a la vez será útil para aumentar la temperatura corporal. Este proceso de hidratación exclusivamente durará aproximadamente un día. Y el tercer paso es el de reconstruir la flora intestinal. Para esto utilizaremos yogurt que también administraremos en pequeñas cantidades (1 cc una vez al día durante dos días, si la iguana es grande duplicar la dosis a 2 cc). Para administrarlo se puede usar una jeringa. Una hora después de haberle dado el yogurt se le puede dar plátano aplastado o licuado diluido preferiblemente en gatorade o algún producto rehidratante. Todo esto en pequeñas cantidades y por unos días. Después a esta mezcla líquida podemos ir agregándole pellets o comida para iguana con suplementos vitamínicos y de calcio, etc. Si la iguana está muy débil para comérsela o tomársela por motus propio habrá que usar la jeringa teniendo mucho cuidado de no ahogar a la iguana con grandes cantidades de alimento porque podrías matarla. Otra vez aconsejo que todo se haga con la asistencia de un veterinario. Cuando la iguana ya esté bien y pueda comer por sí sola le darás buena comida y en un lugarcito caliente.
    CONDUCTA EN LAS IGUANAS

    La iguana se puede acostumbrar a tí, pero requerirá de tiempo y esfuerzo. Una regla de oro es que nunca dejes que se te escape de las manos, que sienta quien tiene el poder 8sin lastimarla). Acercate a la iguana lentamente, sin movimientos bruscos e ir ganando poco a poco su confianza, de tal forma que vea que no le harás daño. Si se escapa búscala, si la dejas sabrá que que podrá hacerlo cuando quiera o pueda.


    Las iguanas pequeñas no muerden fuerte, pero se deberá acostumbrar al humano antes de que tenga unos dos años, ya que su mordida a esa edad puede ser muy dolorosa, antes que nada en animal deberá acoplarse a su nuevo hogar y manipularla por pequeños períodos, no deberás impacientarte o ella lo hará y ganara las batallas, por lo que terminarás regalandola o soltandola en cualquier lugar.


    La iguana se deberá acostumbrar en primera instancia a tu presencia, solo quedate observándola, pero con movimientos suaves, nunca la aceches pues se estresará y estará a la defensiva y con ganas de atacar.


    Es preferible que al tomarla lo hagas que te vea y no por arriba, creerá que es un depredador, una vez que pudiste tomarla, es recomendable que la pongas en tu vientre y se apoye en tu brazo, que se sienta cómoda, procura que no ande caminando por tu cuerpo, ni se suba a tu hombro, ya que si se asusta, podrá darte un coletazo o morder tu oreja o cara.


    Con este ejercicio rutinario, la iguana aprenderá a saber que no hay riesgo alguno, hazle cariños en la nariz, verás que cierra los ojos, sinónimo de que esta tranquila y relajada.
    En principio este ejercicio durará unos minutos ampliandose con el tiempo por períodos mas largos.


    CAMBIOS DE COLOR:


    Las iguanas verdes jóvenes son obviamente, verdes. De pequeñas son muy indefensas y es éste color el que les sirve para pasar desapercibidas y mantenerse a salvo en la aparente soledad de los árboles. La intensidad del verde se irá perdiendo a medida que vayan creciendo, fortaleciéndose y alcanzando la madurez sexual. Pero la iguana también cambia de color momentáneamente ya sea por factores internos como externos. Dentro de los externos tenemos a la temperatura y las malas compañías. Los colores oscuros absorben mejor el calor y la luz que los claros Es por eso que cuando la iguana está en un lugar frío para ella (que no es lo mismo que un lugar frío para nosotros) se oscurecerá buscando captar más calor; también es probable que lo hagan cuando estén tomando sol para aprovechar mejor los rayos, elevar su temperatura corporal y mejorar la metabolización del calcio. Y claro, cuando están muy calientes presentarán colores más pálidos evitando el sobrecalentamiento y hasta abriendo la boca para liberar más calor. También se ha visto que las iguanas se oscurecen cuando no están a gusto con alguna persona, generalmente extraña. Lo que se llama cuestión de piel. También en presencia de otros animales en general o iguanas en particular.


    Dentro de lo que son los factores internos están los cambios de piel y la época reproductiva. Debido a la temporada de apareamiento (que varía según las zonas en donde esté la iguana) las iguanas se tornan anaranjadas perdiendo un poco o mucho del verde o marrón de fondo, o según los tipos presentan colores anaranjados (así como óxido) en la papada u otras partes del cuerpo. Este fenómeno se produce tanto en machos como en hembras maduros y puede que se conserve aunque ya haya terminado la época de apareamiento o manifestarse aún antes de que esta comience según las necesidades.
    También se producen ciertos cambios cuando la iguana muda de piel, pasando por ponerse un poco más oscuras para luego, cuando la piel ya está a horas de despegarse, tornarse a colores pálidos, amarillentos, grisáseos o blancuzcos.


    Nótese que algunas enfermedades también pueden generar cambios en los colores de la piel del reptil. Ya sea por la misma naturaleza de la enfermedad como por los efectos psicológicos ella que produce en éstos.
     

Compartir esta página